Efecto 7722: por qué quieren que en Mendoza se use la "lluvia sólida" - Mendoza Post
Lunes 3 Feb 2020
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

La pala se mueve de un lado a otro, hacia el centro del hueco formado para mezclar. Allí se coloca el sólido blanco en granos y la pala hace el pase mágico. Como si la tierra se comiera el hidrogel que contiene agua en esos cristales. La mezcla se hace y los cristales ya no se ven sin embargo están. Esa poción es el relleno del pozo donde se planta un nuevo vegetal, es decir envuelve la raíz y allí comienza el milagro tecnológico. La nueva planta tiene un reservorio de agua para ella sola y la radícula se encargará de "chupar" (por ósmosis) el líquido necesario guardado en esos cristales.

El cristal, dicho en término químico, es un compuesto de polímeros de potasio granulados, "que pueden absorber agua mediante adhesión eléctrica hasta 500 veces su peso, la cual liberan poco a poco al sistema radicular de la planta". Así se presenta el poliacrilato de potasio.

Esa es la llamada "lluvia sólida" que el diputado Eduardo Martínez del Partido Intransigente (PI) presentó desde su banca para que sea utilizado en la tierra de la ley 7722 que cada vez siente más la sequedad por el cambio climático.

"Ayuda a disminuir el hambre, la pobreza y la emigración. Permite ahorro de agua, ahorro en costos asociados al riego y aumento de la productividad. Se ha comprobado que en el 95 por ciento del trabajo donde se ha llevado a cabo la aplicación de lluvia sólida en forestación, y prevención de incendios los resultados obtenidos son exitosos. (Ecuador, Argentina, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Israel, Perú, Rusia)" dicen los fundamentos del proyecto de la resolución legislativa para declarar al producto de interés provincial.

La iniciativa aprobada el miércoles (29 de enero) por la Cámara de Diputados. Es un pedido al gobernador Rodolfo Suarez que declare de interés provincial el uso de lluvia sólida. La innovadora tecnología fue lograda por un ingeniero mexicano, Sergio Rico Velazco, quien inventó el poliacrilato de potasio. 

Es sabido que la sequía no es el único problema agrícola en Mendoza. Los productores se quejan de la presión impositiva y el depreciado valor de sus cultivos. La crisis hídrica acentúa este problema porque para extraer agua de riego de los pozos se consume energía eléctrica lo que encarece el costo de la actividad. En este aspecto sería de gran ayuda la implementación de la lluvia sólida que requiere de una inversión inicial para obtenerla.  

Los fundamentos no escritos

Martínez fue uno de los que votó por la reforma de la ley que restringe la actividad minera en Mendoza y luego votó a favor de su derogación, el hecho legislativo que concluyó el 28 de diciembre.

"La verdad que presenté este proyecto por la piña que recibimos con la ley 9209 (la que reformó a la 7722 y luego fue abolida)", advirtió al Post.

El legislador se sinceró con el Post y contó cómo nació su idea de impulsar la "lluvia sólida".

- ¿O sea, este proyecto es es un efecto del fenómeno de la ley 7722?

-Lo que pasa es que vi un montón de actores que defendían la ley 7722 y porque largaron las fake news que decían que nosotros queríamos contaminar el agua con cianuro. Me sentí dolido porque soy de un partido que tiene autoridad intelectual sobre esto. Siempre defendimos el desarrollo de la minería y terminamos siendo los malos de la película que queríamos contaminar el agua.

-Entonces fue por la inversa, que es la defensa del agua...

-Es que todo el mundo habla del agua y veo cómo se derrocha. Entonces en vez de putear, ¿qué tiene que hacer un legislador? Hay que tomar el humor social, ser una especie de "sensor" de ese ánimo social y entonces se me ocurrió hacer algo para cuidar el agua y desde el 3 de enero me puse a investigar y presenté este proyecto del acrilato de potasio.

-Fue un cambio importante en usted.

-A mi me golpeó mucho lo que pasó lo que pasó el día 14 (de diciembre cuando los manifestantes que defendían a la ley 7722 bloquearon las salidas de la Legislatura). Ese día hasta me gritaron que era un genocida y la verdad que yo no soy un "saltimbanqui". El caso es que hasta compañeros de militancia política me insultaron y entonces me dije: "o me caigo o me levanto". Yo no quiero matar a la gente, quiero que haya más producción y que no haya "trapitos" en la calle y que se termine el trabajo informal y creo en la política. No especulo con nada de esto porque ya logré lo que quería que es hacer política desde un espacio institucional y nada más.

Martínez también avala el proyecto de la peronista Marisa Garnica que pretende gravar más a las empresas embotelladoras de agua mineral y también apoya otro proyecto para que se impulse la instalación de medidores volumétricos domiciliarios de agua potable.

Esta experiencia del parlamentario del PI es casi como un ejemplo práctico de la conclusión del experimentado legislador radical Juan Carlos Jaliff quien el 28 de diciembre dijo: "Ya sabemos que Mendoza no quiere la minería ahora también nos dimos cuenta que hay que cuidar el agua".

También leé: Votemos para decidir

Como ya lo hemos dicho queda por mejorar los mecanismos democráticos para que las expresiones y las voluntades ciudadanas sean canalizadas institucionalmente a través de instrumentos como el plebiscito.

El poliacrialato de potasio es el reservorio de agua que produce el ahorro del recurso en los sembradíos.

La escasez hídrica, el cambio climático, las transformaciones sociales también inciden en las actitudes de los actores políticos como es el caso de Martínez. Si le preguntan al diputado intransigente dirá formalmente que este proyecto busca "la protección del agua y regular el actual derroche en el riego por manto". Pero por lo visto representa mucho más para él. Quizá sea su reivindicación íntima, personal, a lo que ocurrió el día de los Inocentes del año pasado. 

Esta nota habla de: