A Fernando Báez Sosa le pegaron durante 60 segundos hasta matarlo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 25 Ene 2020Sábado, 25/01/20 atrás

Así se desprende la grabación de la cámara de seguridad de la Municipalidad de Villa Gesell, instalada frente al boliche Le Brique, donde se dio la agresión contra el joven estudiante de Derecho Fernando Báez Sosa, la cual comenzó a las 4:44 y terminó a las 4:45, cuando la patota de diez atacantes se fue caminando por la calle 3. 

Aunque la agresión que terminó con el homicidio de Fernando comenzó en ese momento, a partir de la reconstrucción realizada por los investigadores se determinó que la tragedia comenzó una hora y cuarto antes, dentro del boliche, resalta La Nación

Hasta las 3.30, según los testigos, la víctima junto a un grupo de quince amigos y su novia estuvieron en el sector VIP del boliche. A esa hora, se presentó el músico de trap Neo Pistea. Entonces, un amigo de Fernando a quien se identificara como F.C, le sugirió al joven estudiante de Derecho que bajaran a la pista para hacer pogo.

A las 3.45, el músico impulsó que todos hicieran pogo y, en ese momento, Fernando y tres de sus amigos se cruzaron con los integrantes de la patota. 

Para los investigadores, no quedó claro si fue un pisotón, un empujón o la salpicadura de bebida en la ropa de uno de los agresores la razón por la que los integrantes del grupo de jóvenes de Zárate comenzó a pegarles a Fernando y a sus amigos.

Entonces Fernando se interpuso, levantó su pulgar hacia arriba y exclamó: "Si nos peleamos nos van a echar". En ese momento se separaron. Fernando y tres de sus amigos salieron por un lado y el grupo de Zárate, que no se quedó conforme y preparó una venganza, siguió con sus agresiones a otros jóvenes dentro del boliche. A las 4.30, el personal de seguridad expulsó a los diez integrantes de la patota. 

Según fuentes de la investigación, el domo de videovigilancia grabó la agresión contra Fernando y su amigo, quien pudo haber sido otra víctima mortal de la patota. Este joven, a quien se identificará cómo T.D, fue golpeado mientras estaba en el piso y salvó su vida de milagro. Vio cómo los agresores mataron a Fernando.

Otro amigo de Fernando, JMP también fue agredido pero logró escaparse. Comenzó a correr por la calle 3 hacia 203 y alcanzó a mandar un mensaje al grupo de WhatsApp: "Chicos, nos están pegando".

Cuando advirtió que no lo perseguían, JMP volvió hacia el boliche y encontró a Fernando en el momento en que le hacían maniobras de reanimación cardiorrespiratoria (RCP).

Entonces, al ver a sus dos amigos heridos, JMP envió un mensaje de audio: "Le pegaron a Fernando. Está tirado en el piso". Dentro de Le Brique, otro amigo de Fernando, a quien se identificará como FC, recibió ambos mensajes. Debido al ruido no podía escuchar el correo de voz. Pero decidió salir, alarmado por el primer mensaje de texto.

Al llegar a la vereda de enfrente del local bailable, FC alcanzó ver a sus dos amigos. Según relató el amigo de la víctima: " Fernando tenía la camisa rota y le hacían maniobras de RCP. No se movía. En cambio, T.D tenía la cara golpeada y estaba llorando".

T.D, el amigo de Fernando, contó ante la policía que ambos se había retirado del boliche porque tuvieron un incidente con un grupo de jóvenes. Cuando estaban en la vereda frente al local bailable escuchó que gritaron: " Así que te gusta andar empujando a la gente. Ahora vas a saber lo que es que te peguen. Luego comenzaron a golpearnos. Me pegaron de atrás y me siguieron golpeando cuando estaba en el piso".

Junto a ellos, JMP también fue víctima de la agresión. "Estaba hablando con Fernando y T. D cuando sentí que me pegaron un cachetazo en la oreja que me dejó aturdido y perdí de vista a Fernando y a T.D. Comencé a correr. Eran muchos y más grandes que nosotros. Nos iban a matar".

Los relatos de T.D y J.M.P coinciden con las imágenes grabadas por el domo de la Secretaría de Seguridad local. Esa cámara está conectada al Centro de Monitoreo Municipal.

A partir de la reconstrucción del sangriento episodio, realizada por los investigadores al confrontar declaraciones testimoniales y las imágenes de las cámaras de seguridad, se determinó que, después de pegarle durante 60 segundos a Fernando, hasta matarlo, los agresores tomaron por la avenida 3 hasta la calle 202.