La salida del boliche es tierra de nadie - Mendoza Post
Viernes 24 Ene 2020
porAna Paula Negri
Periodista

El homicidio de Fernando Báez Sosa encendió las alarmas sobre la violencia que se genera a la salida de los boliches, pero esta no es una situación propia de las zonas balnearias, ni del verano, ni de rugbiers, sino que se reproduce en muchos locales bailables incluso en nuestra provincia.

Al respecto, el Post pudo confirmar con dueños de boliches y encargados de seguridad de locales del Gran Mendoza que las peleas a la salida son moneda corriente: "es raro que una noche termine tranquila. En mi cuadra hay tres locales y siempre alguno tiene quilombo", dijo la dueña de un boliche en la Alameda.

Ante esto, afirmó que siempre tiene al menos dos personas de seguridad en su local, un hombre y una mujer, para contener las posibles situaciones violentas que puedan suceder y afirmó: "Generalmente empiezan a partir de las 4 de la madrugada con exceso de alcohol. Casi siempre empiezan por un roce o una estupidez. Un malentendido".

Los vecinos de Villa Gesell pidieron justicia en Le Brique.

Cuando comienza una pelea dentro del local intervienen los "patovicas": "Lo primero que se hace es detectar quien empezó, aunque la mayoría de las veces es muy difícil, y sacarlo afuera para que no siga el problema. El tema es que una vez que lo sacaste, los amigos se vienen para afuera y muchas veces no podes contenerlos a todos adentro", comentó Daniel, que trabaja hace siete años como seguridad de boliches.

En cuanto a su actuación durante las trifulcas aseguró: "Intento dialogar, disuadirlos para evitar problemas, no para crearlos. Siempre les pregunto sus nombres para que se den cuenta que no busco golpearlos ni agredirlos sino solucionar el problema. Es todo muy rápido". Además, Daniel agregó que las peleas son entre grupos que tengan diferencias marcadas, especialmente en cuanto a las condiciones económicas. 

Los dueños de los locales están obligados a contratar empresas de seguridad que deben garantizar que el personal especializado con carnet habilitante se presente en los boliches. Esto es lo que controla el Ministerio de Seguridad cuando se acerca a la puerta del lugar y de haber alguna irregularidad, la multa es para la empresa que presta el servicio. El personal está capacitado para actuar con técnicas de defensa personal en pocos segundos y los aspectos legales que los atañen.

Tal como exige la legislación mendocina, el personal de seguridad es responsable por mantener la armonía puertas adentro del local. Una vez en la vereda debería intervenir la policía. sin embargo, las fuentes consultadas  afirmaron que, muchas veces, la presencia policial no es la suficiente.

"Cuando hay algún problema en el día aparecen 5 o 6 móviles, en la noche no", precisó Daniel. Y explicó que: "los policías hacen el cambio de turno a la madrugada. Como mucho vienen al lugar, pero no se llevan a nadie detenido porque después tienen que hacer los papeles en la comisaría y no salen a horario".

El Post intentó sin éxito conseguir información sobre cómo es el accionar policial en estos casos, pero desde el Ministerio de Seguridad no dieron respuesta. 

Esta nota habla de: