Rugbiers asesinos: Berni le echó la culpa al consumo de alcohol en jóvenes - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 20 Ene 2020 28 días atrás

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se refirió al asesinato de Fernando Báez Sosa, el joven que murió tras ser golpeado por una patota de rugbiers, y aseguró que se trata de "la punta del iceberg" de un problema mucho mayor que es el aumento de la violencia y el consumo de alcohol entre los más jóvenes.

"Cuando uno habla con los padres, ve que están angustiados por las noches, la previa, el alcohol. Hasta ahora, lo que se ha hecho es tapar todo con parches. Hemos observado que la violencia ha sido el agravante generalizado en la tipificación en los delitos comunes", explicó Berni.

El funcionario hizo hincapié en "la violencia que genera en el grupo etario de los jóvenes el consumo de alcohol y, sobre todo, en aquellos que en situaciones aisladas tienen un comportamiento inofensivo pero cuando se comportan en grupo exacerban esa violencia".

10 de los 11 detenidos.

"Tenemos que asumir la responsabilidad para generar esas políticas públicas pero también generar una sensibilización desde la educación, desde el seno familiar, para atacar un problema que también es angustiante para los padres", remarcó en declaraciones a La Red.

Asimismo, sostuvo que el aumento del consumo de alcohol no es algo que sucede "solamente en la costa": "En muchos casos, el significado de juntarse parece ser solamente tomar". "Los jóvenes han tomado por costumbre alcoholizarse antes de salir a bailar", agregó. 

El 18 de enero, Fernando Báez Sosa, de 19 años, falleció tras ser golpeado por una patota de jugadores de rugby a la salida de un boliche de Villa Gesell.

Los policías le practicaron maniobras de RCP al joven brutalmente golpeado y luego una ambulancia lo trasladó al Hospital Arturo Illia en donde ingresó con múltiples traumatismos y pérdida de conocimiento, pero finalmente falleció, mientras que por el caso hay once jóvenes jugadores de rugby de un club de Zárate detenidos.

Leer también: Alcohol a full: todo lo que tomaron los rugbiers antes del crimen