Cuatro cercanos a CFK ocupan direcciones claves de la AFIP - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 17 Ene 2020Viernes, 17/01/20 atrás

Tras la llegada de la extitular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), comenzó el desembarco de nuevos funcionarios cercanos al kirchnerismo.

Según indica La Nación, se trata de dos familiares políticos y dos hombres de su confianza desembarcaron en puestos claves del organismo que conduce otra de las figuras más reconocidas de la gestión de CFK.

La especial atención a los nombramientos se debe a que llegan a un organismo clave por los fondos que maneja, por la información que guarda y por su protagonismo en investigaciones judiciales.

Virginia García, excuñada de Máximo Kirchner, quedó al frente de la Dirección General Impositiva ( DGI). La Dirección  General de Recursos de Seguridad Social quedó a cargo del exdiputado Carlos Castagneto.

Sólo con esos dos nombramientos se asegura que dos de las direcciones que están inmediatamente abajo de Marcó del Pont quedan en manos de militantes kirchneristas.

Los otros dos casos son los de Mariano Abbruzzese, hijo de la exinterventora en el Indec Beatriz Paglieri y cercana a Guillermo Moreno, quien estará a cargo de la subdirección de Operaciones de Grandes Contribuyentes. Finalmente la exdiputada Patricia Vaca Narvaja, tía de Camilo Vaca Narvaja y exembajadora de CFK, será subdirectora de Servicios al Contribuyente.

El caso de Abruzzese es el que más atención se pone, porque desde esa dirección fue desde donde se impulsaron las investigaciones que culminaron en denuncias judiciales por supuestas irregularidades cometidas por empresas de Ángelo Calcaterra, Oil Combustibles y OCA.

Todos los nombramientos generan suspicacias porque la AFIP es acusadora en otros expedientes políticamente sensibles, como el juicio contra Cristina Kirchner por el desvío de dinero de la obra pública santacruceña para favorecer a empresas de Lázaro Báez. 

García, que ahora estará al al interior del organismo como flamante titular de la DGI, fue denunciada por el extitular de la AFIP Alberto Abad al considerar que había realizado inspecciones "virtualmente nulas" sobre los activos de Lázaro Báez y sus empresas cuando se desempeñaba como directora regional de la AFIP en Río Gallegos en 2010. 

Además, dentro de su órbita quedó ahora buena parte del equipo que se dedicaba a colaborar con la investigación judicial conocida como los cuadernos de las coimas.