El consejo del Papa y la hora de la mesa de los intendentes - Mendoza Post
Domingo 5 Ene 2020
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

 "Cambiar no es ceder" (frase del papa Francisco al emérito Benedicto en la película Los dos Papas).

La definición dicha por el pontífice católico a su predecesor es uno de los momentos de inflexión en la película de Netflix. Jorge Bergoglio, encarnado magistralmente por Jonathan Price, y Joseph Ratzinger interpretado por Anthony Hopkins, tienen un diálogo picante y profundo sobre los cambios que experimentamos las personas en base a las circunstancias que marcan nuestro camino. Fue un ejemplo para analizar, y para entender, cómo y por qué el gobernador Rodolfo Suarez resolvió la crisis en las últimas semanas de 2019, originada en una decisión propia.

Este tiempo que atravesó la provincia dejó como enseñanza para la dirigencia política y empresarial que la paz social es un valor incalculable. Buena parte de la población sintió que se ponía en riesgo la pureza del agua de deshielo y por eso resistió al intento del mandatario de instalar la minería a cielo abierto con la que buscaría ampliar la posibilidad de trabajo privado. 

El lunes 30 fue el día de la derogación del 9209 y la calma social.

"Estuvimos a punto de ser un pequeño Chile", coincidieron en los grupos de chats privados muchos de los espantados por las manifestaciones en la calle y por la presión en las redes sociales, ambos fenómenos incontrolables para la política partidaria tradicional erosionada por el vendaval social.

Arrojo + prudencia: humildad

"Se puede ser valiente y prudente en dos tiempos y a tiempo ser humilde para aceptar que hay que buscar caminos con más aceptación general y no perder el objetivo", repiten en los círculos más cercanos del gobernante como una receta de resiliencia política. Los dicen por el golpe de timón que Suarez dio al anunciar, el viernes 30 de diciembre de 2019, su determinación pedir la derogación de la ley 9209 que él mismo, veinte días antes, había enviado a la Legislatura.

Suarez estaba convencido de que había que ampliar la matriz productiva de Mendoza. Y lo sigue estando, garantizan sus allegados, "porque en el fondo tiene pensado en cumplir con reducción de la pobreza", uno de los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU) para 2030.

Suarez habla con el peronista Emir Félix en la mesa del gobernador con los intendentes.

Es cierto que Suarez sostuvo esta postura desde la noche del 17 de diciembre de 2018 cuando Alfredo Cornejo lo mencionó junto a Martín Kerchner como uno de los dos con posibilidades de sucederlo. Fue en San Martín en medio del carril Montecaseros después de inaugurar las luminarias de ese camino agrario.

Pasado un año de ese momento, el actual gobernador dijo: "Nadie podrá decir dentro de veinte años que no hice lo posible por generar empleo". Eso recuerdan los testigos de las reuniones reservadas de Suarez que el jueves 9 cumplirá un mes de gestión.

De una cosa están seguros los referentes políticos y coinciden en afirmar: "Si no derogaba ahora no podríamos salir a la calle". Luego de los días de manifestaciones de miles de mendocinos y mendocinas por las calles de la provincia, y en particular en la Ciudad de Mendoza tan querida por los Suarez (Rodolfo y Ulpiano), quedó en la zaranda que el agua aquí es un emblema, aunque en la práctica no la cuidemos, y que la megaminería tiene una férrea resistencia en los pueblos y ciudades de Mendoza, excepto Malargüe.

¿Por dónde se sale?

Hacia el interior del gobierno quedó una borra al fondo del vaso del trago amargo. Habiendo padecido la crisis de representatividad, la pregunta cayó como fruto maduro: ¿cómo se sale de la inercia que produjo semejante remezón social?

Suarez, Ulpiano (Yayo, para los conocidos e íntimos), recuerda una charla con Cornejo y su tío Rodolfo donde ambos le confesaron al unísono que lo más satisfactorio, como decisor político, era ser intendente. Y aquí está una clave para entender por dónde seguirá Rodolfo Suarez y su gobierno.

Gobernador e intendente. Rodolfo y Ulpiano Suarez protagonistas de este tiempo de debate social y político.

Veamos lo coyuntural que nos llevará a la estructura del plan de Suarez.

Estamos en un momento del año que cualquier gobernante necesita contar con su presupuesto. En el caso del mandatario provincial será su primer plan de gobierno y tiene como antecedente la resistencia peronista del año pasado con Cornejo al que no se autorizó el roll-over, el mecanismo de refinanciamiento de la deuda pública mendocina.

Las objeciones del peronismo se vislumbraron en las primeras sesiones de las comisiones conjuntas de Hacienda de senadores y diputados y fueron las mismas que los referentes del PJ han esgrimido desde la época de la campaña electoral. Los argumentos del peronismo son: la falta de un presupuesto nacional, la dimensión de la deuda mendocina y la capacidad del Estado para tomar más empréstitos y enfrentar las obligaciones que se aproximan. Los legisladores opositores se pusieron rígidos y exigieron en sus declaraciones públicas que el gobernador "sincerara" el estado de las finanzas provinciales.

Nieri, el encargado de defender el proyecto del primer presupuesto de Suarez.

Sus pares oficialistas interpretaron esta postura como un apriete para obligar a Suarez a que "desolle a Cornejo públicamente" por eso se trabaron las negociaciones en la Legislatura.

Aquí lo estructural. Este escenario pone nuevamente a prueba del plan y método de Suarez que lo ha esbozado desde que fue electo gobernador. Él tiene contacto directo con los intendentes propios y ajenos, y a eso apuesta. Eso se evidenció cuando anunció la derogación de la ley minera. Se rodeó de todos los jefes territoriales y ante ellos asumió el costo político de la decisión adoptada y acordada entre todos. Fue una prueba de su fidelidad a lo expresado en esa mesa del Cuarto Piso del Palacio de Gobierno.

Las rondas de consultas de los ministros continuará esta semana que inicia y esperan apurar los pasos para llegar al tratamiento en el recinto del presupuesto 2020. Hubo señales más flexibles de parte de los jefes peronistas en el congreso local y se volvieron a abrir los canales de comunicación. A la vez, Suarez habilitó la"reconducción" de las partidas prespuestarias de 2019 hasta que tenga a la mano la pauta para este año.

Hay que tener en cuenta que tampoco es cómoda la situación del peronismo local, que terminó con algunos moretones por la crisis de la 7722 ya que apoyó la reforma de la ley y luego retrocedió apresuradamente con riesgo de perder credibilidad entre su electorado de base.

Peronistas: Blandini argumenta mientras Ilardo escucha.

Por eso no le será fácil revertir esa imagen dual a PJ, excluyendo a algunas "honrosas excepciones" según la mirada de los asambleístas que motorizaron la protesta social. Los peronistas que quedaron a salvo de cualquier crítica ambientalista son: Bartolomé Robles, Andrea Blandini del Senado, y Laura Soto, Cristina Pérez, Gustavo Majstruk, Laura Chazarreta y Edgardo González de Diputados.

Apuntalen al gobernador

Estos movimientos denotan un recorrido marcado por el jefe del Ejecutivo provincial apoyado en los intendentes oficialistas quienes dispusieron una red de contención política para impulsar la gestión provincial.

Así trascendió con los planes de desarrollo en los departamentos que los jefes distritales piensan desplegar en la misma sintonía de generar empleo privado genuino.

Serán importantes los enlaces y convenios entre los municipios para ampliar las ofertas de servicios. Por ejemplo; la Capital podrá aportar información turística para propender al turismo que llega a lugares con gran atractivo natural como lo es Malargüe. O habrá mucha fuerza estatal para avanzar los planes para crecimiento de proyectos de la industria del conocimiento en la misma Ciudad y en Godoy Cruz (con Tadeo García Zalazar) que ya han progresado en estos planes con infraestructura disponible.

Juan Manuel Ojeda, el intendente de Malargüe, el "patagónico" relegado.

Precisamente, luego de la abolición de la reforma de la ley 7722 hay una intención concreta de acuñar la gestión de intendente malargüino Juan Manuel Ojeda, el más perjudicado de esta puja. El departamento patagónico (morfológicamente tiene la característica de esa región) cuenta con consenso social para el desarrollo de la minería y el petróleo. Y en señal de protesta el municipio no participará de los festejos vendimiales de este año.  

En la otra punta está el lasherino Daniel Orozco quien siempre apostó a que la reforma de la 7722 no prosperara porque tiene su propio proyecto de desarrollo municipal apuntado al turismo en un territorio muy extenso con mucha potencialidad económica. Las Heras tiene una tradición minera de segunda categoría con grandes canteras de caliza y producción de cemento portland y tiene en la alta montaña un filón de oro que quedará postergado dada esta realidad.

Orozco siempre bregó por atender al distrito cordillerano de Uspallata para aventar ánimos separatistas y la resistencia a la megaminería era una amenaza para ese propósito. Ahora tiene el camino despejado para realizar su plan de un polo turístico montañés con la villa uspallatina como eje de ese desarrollo.

Orozco saluda a Suarez y aplaude Cornejo, fue el día de la reasunción del lasherino.  

En síntesis, cada iniciativa municipal de avance y despliegue económico será protagonizada por el gobernador por lo menos en los territorios propios donde ya acordaron acolchonarlo con acciones en ese sentido.

Solidaridad sí, pero con criterio federal

A la par, el Gobierno tiene que atravesar este periodo de seis meses de austeridad en la recaudación de los servicios. Ya definió el congelamiento de la tarifa eléctrica y el boleto de ómnibus. Y eso traerá aparejado un reclamo a la Nación para que asista a la provincia para aplicar el criterio federal al sentido "solidario" del presidente Alberto Fernández.

El secretario de Servicios Públicos entre la tarifa eléctrica y el boleto.

Lo expuso Natalio Mema al Post esta semana y lo reiterará mañana lunes en la Legislatura local cuando pida líneas de subsidios para el transporte público y la distribución eléctrica. Hará público un pedido para los legisladores nacionales que empujen este financiamiento nacional. Mema tiene en ciernes todavía la definición del precio de la provisión de agua y saneamiento. Además tenía previsto llevar el pasaje de colectivo a 30 pesos, en la misma línea que otros conglomerados similares al Gran Mendoza.

Dato papal final

A propósito del papa, el jefe de la Iglesia Católica a través de algunos manuscritos como es su costumbre hizo llegar su alegría a sus delegados en Mendoza por la recuperación de la vigencia de la ley 7722 y la atribuyó al accionar sobre todo de los jóvenes en los reclamos ambientales que alienta el pontífice.

Imagen de "Los dos papas".

Por eso sobre aquella frase de Francisco rescatada en el cine, "cambiar no es ceder", es el mejor aliciente para Suarez. La determinación de congelar los sueldos de los funcionarios por seis meses junto con las tarifas fue un gesto de conciliación del gobernador y es una adecuación al consejo papal.

Esta nota habla de: