Quincho: Las horas anti mineras más difíciles de Mendoza - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 29 Dic 2019

Julián apreciaba las volutas suaves del humo del asado, mientras escuchaba pasar a los bomberos rumbo al siniestro que había generado un apagón de proporciones. Le invadían sensaciones contradictorias. Estaba más tranquilo que horas atrás, porque la paz social se había conseguido, aunque a un costo aún desconocido para la política. El tiempo y las próximas decisiones determinarían la profundidad del daño. Y por otro, Mendoza se encamina mansamente a ser una provincia pobre, como las más postergadas, con más del 40 % de pobreza, y un 45 % o más de su fuerza laboral, como empleados de un Estado abúlico y grosero en su tamaño. Porque la famosa "matriz productiva", no da para más. Con el correr de los años, la gente irá tomando cada vez menos vino. Eso, es una realidad.

El gordo pensaba en las contradicciones de esta Mendoza por momentos incomprensible, que había decidido marchar al matadero, mientras repasaba en su cabeza cada imagen de días que serían históricos, por muchas razones. Desde los troskos intentando forzar las vallas de la Legislatura aquel martes de comisiones, cuando quedaron 300 personas privadas de su libertad incluyendo legisladores, (ese día ocurrió un alerta general que pocos tomaron en cuenta), hasta las familias enteras de gente común, con sus niños cantando una consigna muy poderosa: "El agua de Mendoza, no se negocia...", y la postal preocupante de la política exponiendo sus fisuras, contradicciones, y falta de convicción más o menos general para encontrar una salida a la crisis. El Ruso, que miraba cifras de las exportaciones chilenas de cobre, le adivinó los pensamientos sombríos.

- No te preocupes... siempre que llovió... paró...- le dijo a su amigo.

- No sé... yo creo que estamos inundados... y no nos hemos dado cuenta...- dijo el dueño de casa, mientras seguía asando su costillar favorito para la última cena de este 2019, en el que pasó de todo. Julián no era fanático de la minería y había pasado por momentos de dudas. Pero entendía que el mecanismo de controles que se había diseñado, más la zonificación departamental y el cuidado del agua, eran más que suficientes. Aunque estaba convencido de que no habría en el futuro posibilidad de demostrarlo. La minería metalífera estaba decididamente enterrada. Sólo un cambio de época muy importante, y veinte años de educación permanente podrían despejar el camino. Ambos amigos hicieron silencio, mientras la magia del fuego y el hierro hacían el resto. En el caldero del quincho, se freían unas papas "escalopes" doradas y crujientes. Julián las "marcaba" con un hervor, luego las pasaba por harina, sal y pimienta, finalmente por huevo, y las ponía en el aceite caliente. Riquísimas. Minutos más tarde, el costillar estuvo a punto y listo para servir.

El costillar, listo para servir.

Ya estaba todo en orden para la última cena de los amigos antes de las vacaciones.

...

Un aplauso cerrado y con cierto toque de solemnidad recibió el ingreso del costillar a la mesa. Julián ya había destapado unos Malbec de Doña Paula Estate. Inevitable, la charla se armó rapidito alrededor de los acontecimientos de la última semana.

...

- El daño es irremediable... Mendoza no tiene forma de darles una salida a casi un 40 % de pobres en los próximos años, que no sea a través de la asistencia social de municipios, provincia... Nación... me da mucha tristeza el tono general del debate, y cómo se resolvió...- dijo el Ruso, el hombre de los negocios del grupete. Ludovico no dijo palabra. Estaba feliz. Había ido con su familia a las marchas, sin decirles palabra a sus amigos. El gordo lo miró al Omar, para que se hiciera cargo de la situación, mientras iba cortando las primeras costillas.

- Bueno... vayamos por partes... Les voy a ir contando lo que sé... Para empezar, hubo un error de cálculo de la política mayoritaria, especialmente en oficialismo y peronismo. Nadie la vio venir. Cuando lo hicieron, la ley ya estaba muerta. El "hora a hora" del conflicto fue penoso, porque sometieron al gobernador de Mendoza a un desgaste mayúsculo en sus primeras semanas de gestión... Pero repasemos lo que no se sabe. A Rodolfo lo dejaron prácticamente solo en la discusión pública. Hubo ministros que no abrieron la boca e hicieron un silencio muy ruidoso en los cuatro días clave que transcurrieron entre el día de la sanción de la ley minera, hasta la noche del lunes después de las movilizaciones y de los incidentes graves que hubo en la Casa de Gobierno. Se borraron los intendentes propios, el peronismo que olió la situación social empezó a retroceder aunque habían votado la ley, comenzaron a vaciar la Vendimia y a pedir la derogación... Hasta los empresarios en su mayoría, que bancan la minería, hicieron silencio. Hay muchas razones para ello, pero hubo además un actor silencioso. Las familias de funcionarios, legisladores, políticos... los círculos afectivos... los vecinos...

- A una hija del Rody la echaron de pésimos modos de una fiesta en Palmares el día de Nochebuena. La tuvieron que ir a buscar para rescatarla... y eso no es nada. Circularon panfletos ofensivos, amenazantes, espantosos contra la familia del gobernador... Hubo muchísima mala leche en el accionar público...- contó el Ruso. Julián no dijo palabra y esperó que sus amigos siguieran el relato, mientras servía el asado.

- Es cierto... todos los actores políticos la pasaron mal, en el ámbito de sus vidas privadas, y en las redes sociales, donde la campaña de hostigamiento contra quienes apoyaron el desarrollo minero fue de una escala atómica. Pero bueno, hubo empresarios que contaron que no podían salir a hablar, que tenían problemas con sus esposas e hijos que estaban en contra... fue muy pesado... A Suarez no le quedó otra que la derogación... ¿Qué iba a hacer? ¿Sacrificar su gobierno? ¿Generar un caos? Miren... Hay que analizar la información. Si esto seguía, en cuatro o cinco días más éramos Chile, o en el mejor de los casos, Francia con los chalecos amarillos. Había informes pesados. Iban a bloquear la ruta 40, la salida del Aeropuerto, la destilería, la Ruta 7, y Gendarmería no iba a mover un pelo para despejar... el ministerio de Seguridad de la Nación ya había avisado. En un momento en el gobierno sacaron esta cuenta. Hay menos de 5.000 policías en actividad. No hay forma de controlar una marcha que podría haber sido de 30.000 personas si la ley seguía adelante.

Suarez y Abed con los intendentes, el viernes.

- ¿Cuándo se dio cuenta el Rody que había que parar todo? - quiso saber el Ruso, mientras daba un sorbo a la copa de Malbec.

- Cuando vio que en las marchas había gente común, que no estaba enrolada en la política. Igual, hubo intentos hasta última momento para salvar la ley, incluso en la reunión con los intendentes el viernes a última hora...- dijo el Omar. El gordo asintió.

- Es cierto...- dijo el dueño de casa. - Hubo una propuesta del propio Rodolfo... bancada por algunos ministros, para sumar al cianuro como sustancia prohibida, tal como hicieron con el mercurio, y dejar la posibilidad de usar ácido sulfúrico que se usa en muchas industrias. En la propia destilería lo usan, y nadie anda marchando por eso. También hubo la idea de dejar la ley vigente sólo en Malargüe excepto las cuencas del Atuel y del Salado, para salvar a la parte de la población de Mendoza que sí quiere minería. Pero no hubo forma. Los intendentes del peronismo no querían saber nada, porque tenían sus pueblos revueltos. Tampoco algunos oficialistas querían. Fijate el posteo y las declaraciones posteriores de Daniel Orozco. Tomó distancia totalmente de la ley.

- Se enojaron en el gobierno por eso...-

- Y bueno... es lógico que queden grietas internas en el oficialismo. Pero desde 2015 que Orozco habla a favor de la 7722... ¿Qué esperaban? - dijo Julián. Y siguió. - Bueno, el asunto es que no hubo forma de salvar la ley ni en retazos... así es que no quedó otro remedio que la derogación. Que será bajo presión además. Los antimineros convocaron a una marcha a la Legislatura 8:30 este lunes. A esa hora el Senado tiene la sesión especial por José Thomas, para nombrarlo en la DGE, luego trata el proyecto de derogación, y finalmente, a las 11:00 pasa a diputados. Están buscando que el tratamiento sea recontra exprés. En las reuniones de Labor Parlamentaria van a intentar reducir cantidad de oradores. Es más, en Diputados está la idea de que hable sólo el Jorge Difonso, y listo... Ya está... es capítulo cerrado. Ahora hay que dar vuelta la página, porque lo que viene va a ser muy duro en especial para el gobierno.

Tensión alrededor de las vallas, el día de marcha.

- ¿Por qué? - preguntó el Ruso, tan metido con los diez tipos de cambio de la Argentina, que se perdía en los detalles políticos.

- La relación entre peronistas y radicales quedó lesionada. Alfredo Cornejo ha hecho silencio en estos días, porque respeta la autoridad del gobernador. No quiere interferir. Solo le ha aconsejado. Pero una de las cosas que le dijo a Rody es que no se puede confiar en un peronismo que sigue dividido y que se gobierna por "asambleas" de dirigentes. Fijate lo que pasó. Aprobaron la ley minera y se corrieron. Ahora viene el presupuesto. En el gobierno confían en que el PJ va a aprobar el endeudamiento para obras. No sé... lo veo verde... y después viene la discusión de la cláusula gatillo. Los gremios tomaron nota de lo que pasó... Que con movilizaciones y escándalo, se puede conseguir algo... Van a ir por la cláusula gatillo y por la derogación del ítem aula- dijo Julián, mientras servía otra vuelta de papas.

- ¿Ya le preguntaron a la Comisión de Reinas si se puede tomar crédito para inversión? - preguntó el Omar, con un dejo de amargura. Las reinas fueron clave contra le ley minera. Ludovico le revoleó una pieza de pan francés:

- ¡Machirulo!

- ¡Jajajajaaaaaaaaaaaaaaaaa...! Los amigos rieron con ganas.

- Bueno... no sé... acá hay antecedentes de que se pueden descontar los días... hay que ver quién banca los descuentos... pero es verdad... Ahora, les dijo algo. Si la cláusula gatillo sigue, en tres o cuatro meses esta provincia no paga los sueldos. Venimos con siete meses consecutivos de recaudación en baja por la crisis económica, y los gastos en alza por la cláusula gatillo... No hay ahorro que aguante. Si en el Estado sigue ese mecanismo de actualización salarial va a pasar lo mismo que en Chubut. En pocos meses se pudre todo...- dijo el Omar, que tenía bien finitos los números. Los muchachos hicieron unos segundos de reflexión de esta semana difícil, y el gordo preguntó.

- ¿Nadie va a renunciar? Alguien tiene que pagar los platos rotos... hubo errores de estrategia política... el costo es demasiado alto... ¿Nadie renuncia? - insistió. El Omar tenía datos.

- El Rodolfo asumió el costo él solo. Respecto de renuncias, el secretario de Energía Emilio Guiñazú Fader presentó la renuncia a su ministro, Enrique Vaquié. Emilio viene de la gestión de Alfredo, y renunció en términos muy duros, señalando la falta de apoyo aún en su gobierno, a la ley. Le hizo recriminaciones a Vaquié, que no le aceptó la dimisión. Rodolfo no quiere sangrías ahora... pero sí, quedaron fisuras...- dijo. El gordo dio su reflexión.

Una marcha pro minera en Malargüe.

- Miren amigos... acá se subestimó el poder de las redes sociales para convocar, movilizar, y también para mentir. Es obvio que muchos de los audios que circularon sobre la minería son inexactos, y que otros fueron mentiras malintencionadas, pero muy efectivas, efectistas, y muy fáciles de creer por la población. Es imposible explicar que el agua no se tocaba, que eran ciclos cerrados, que sería sólo en Malargüe... Es decir... en medio de la gritería que exigía quemar a las brujas... Y lo de las redes, azuzado de modo conveniente, fue muy efectivo. Es verdad que hubo aprovechamiento político, que hubo una campaña de hostigamiento feroz... hubo momentos en que los pro mineros quedaron agotados de recibir "goma..." Es así. Pero, los grandes partidos subestimaron el cuidado y el temor de la gente por el agua y por la minería, y el resultado es lo que quedó. Una sociedad satisfecha con la derogación, la política tradicional y los medios cuestionados, y el empoderamiento de grupos muy pequeños, muy violentos, capaces de cualquier cosa, que supieron usar muy bien el miedo de la gente. Tomo lo que dijo Omar... estuvimos a "nada" de que haya un brote como en Chile...

- Se vivieron escenas surrealistas... a ver... ¿Vieron a la gente de San Carlos que fue a la Casa de Gobierno a leerle un panfleto al gobernador, se pararon y se fueron, sin dialogar?  Muy humildes, pero con una dignidad y una fuerza imparables... Es imposible dialogar con la gente que no quiere la minería...- contó el Omar. El Ruso hizo una distinción importante:

- Una cosa es ser "ambientalista", que es un valor positivo, y una diferente es ser "anti minero". Hay quienes se dicen "ambientalistas". Pero cuando les preguntás si quieren la minería, te dicen cerradamente que no. Esas personas son antimineras. Aunque no la quieran porque no confían en los controles... Lo aclaro, porque no es lo mismo...- dijo el hombre de negocios del grupete.

- ¿Y esto cómo se resuelve? ¿Por dónde sale la política? - preguntó Ludovico, mientras hacía honor a las últimas costillas.

- Rodolfo va a salir bien. Es un gobernador que escuchó. Que cambió de idea, que fue abierto para aceptar lo que estaba pasando, tanto como las opiniones que le iban llegando. Fue democrático y prudente. Va a salir de esta gobernando, y siendo firme en lo que viene, sobre todo en presupuesto y cláusula gatillo. Para el peronismo es más difícil. Van a pagar parte de los costos. En las legislativas de 2021 todo el mundo les va a tratar de pasar la factura a peronistas y radicales, porque "...el agua... y ña ña ña ña ña ña..." aunque nadie aporte una puta idea para sacar a Mendoza adelante. No alcanza. La economía ya no nos es suficiente...- dijo el dueño de casa.

- No te burles, porque el agua es un valor fundamental... es nuestro bien principal y escaso...- dijo Ludovico, serio. Julián le miró unos segundos antes de responder.

- Tenés razón. Pero te voy a decir algo. La ley 7722 no es una "ley que protege el agua". Es apenas una ley antiminera. En doce años de vigencia de la ley, la distribución, el uso, el aprovechamiento del agua de Mendoza no mejoró ni una gota. Por el contrario, el agro desperdicia la mitad del 81 % del agua de los mendocinos que usa, el consumo domiciliario desperdicia otra mitad de su 11 %, y no hay cultura. ¿Sabés cuánto "ambientalista" anti minero riega los jardines a deshora, llena la pileta, lava el auto afuera, o deja las goteras en su casa? No me jodan. La 7722 no cuida el agua. Para eso habrá que hacer otras leyes, y ver cómo hacemos para que el campo deje de rifar la mitad del agua con riego "a manto..." dijo Julián.

La cena fue llegando a su fin. La última antes de las vacaciones de verano. Los amigos se volverían a encontrar el 18 de enero. Salvo el Ruso que se iba a La Serena, los demás partían con destinos nacionales. El gordo a la cordillera patagónica, el Omar a la costa bonaerense, y Ludovico al Noroeste, a las fiestas tradicionales, con su familia.

Después del café bien fuerte, y los postres, los amigos partieron rumbo a los autos.

...

- ¿Cómo lo ves?

- Difícil para Mendoza... el mensaje de que hay que "ampliar la matriz productiva" solo lo acepta una elite... Hay muchos pobladores que se conformarían con un laburo en el Estado... mirá... hace unos días, alguien que trabaja en la OSEP y que tenía conectado "al inflador" a un diputado, pidiéndole laburo para un pariente recién recibido, se comió un "planazo" de realidad. Había estado militando fuerte contra la ley minera... y el diputado le terminó diciendo que su pariente vaya a buscar laburo a Chile, que la matriz productiva de Mendoza y el Estado no dan para más... Así de dura es la discusión, pero me parece apropiada para el futuro. Pienso en los cientos de pibes que egresan de cada universidad mendocina todos los años... ¿de qué van a vivir?

- ¿Alguien irá a capitalizar esta protesta?

- No. Nadie. Fue una protesta muy anti política, y anti sistema. El que la quiera aprovechar para su bolsillo, va muerto.

- Pero participó muchísima gente común...

- Sí, claro. Pero mirá las redes sociales. El valor es el agua, y siguen enojados.

- ¿Es cierto que estuvieron por armar una marcha de desocupados anti mineros?

- Sí... un contrasentido maravilloso... pero sí...

- ¿Supiste de la encuesta que le encargaron a Elbio Rodríguez?

- Sí, una coincidental. El 77 % no quería la minería. Y el 66 % pensaba que la actividad no le iba a dejar, personalmente, ni un peso en el bolsillo.

- ¿Irán contra el fracking ahora?

- Y... esperá cualquier cosa... ese expediente está en la Corte. Y... capaz que si los antimineros se esmeran, consiguen que tampoco se explote el petróleo de Vaca Muerta... Qué se yo... hay mucha hipocresía de la clase media también...

- ¿Por?

- Defendieron el agua volteando la ley minera, pero después acá hay un 50 % de derroche, de economía en negro, de evasión y elusión de impuestos... las hacemos todas...

- ¿Y las redes?

- Un espanto. Hubo caza de brujas. Y persecución muy parecida a los métodos del nazismo y el fascismo de mitad del siglo XX. Como alguien escribió, el miedo es la más antigua e intensa emoción de los seres humanos.

- Bueno... pero los que promovían la minería, en algo se equivocaron...

- Sí... obvio... el tema es que se perdieron otros 20 años... Pero yo ya estoy trabajando en la próxima matriz productiva.

- ¿En serio? ¿Abrís un negocio nuevo, o algo?

- No... me compré unas tarjetitas de Quini y Loto para esta semana

- ¡Jajajajaaaaaaaaaaaa!

...

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desparecieron en el sentido estricto de la palabra. Hasta el año que viene.

...

Esta nota habla de: