Trump, el tercer enjuiciado en 230 años - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 19 Dic 2019Jueves, 19/12/19 atrás

Donald Trump se convirtió anoche, luego de la votación del pleno de los Representantes, en el tercer presidente de Estados Unidos en afrontar un juicio político. 

El primer "impeachment" a un presidente sucedió en 1868. El presidente demócrata Andrew Johnson fue acusado por dictaminar leyes racistas y "códigos negros", luego de la  Guerra Civil para conciliar los intereses del norte y del sur. Por entonces, se enfrentó a los republicanos que querían acelerar el proceso de reconstrucción y otorgar derechos a los esclavos libres. 

Tras varias semanas de debate, Johnson fue absuelto por un voto. 

Andrew Johnson fue absuelto por un voto

El segundo fue a Bill Clinton en 1998, bajo los cargos de "perjurio ante el Gran jurado y Obstrucción a la Justicia", en relación a que negó haber mantenido una relación amorosa con Mónica Lewinsky.

 Al llegar al Senado, los demócratas se mantuvieron unidos frente a los republicanos y la votación quedó lejos de los dos tercios para su condena.

Así, Donald Trump será el tercer presidente sometido a "impeachment" en 230 años de Constitución de Estados Unidos. 

La acusación sobre Trump por "abuso de poder y obstrucción al Congreso"  pasará al Senado adonde se hará el proceso. Sin embargo,  los números del Senado son favorables para que Trump sea también el tercer presidente que enfrenta ese proceso sin ser destituido.

Cómo empezó todo:

La primera denuncia partió de un informante anónimo que denunció una llamada que el presidente Trump tuvo con su par ucraniano Volodymyr Zelensky el pasado 25 de julio. A partir de esa alarma, se comenzó en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes una investigación de 'impeachment'.

Trump con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky

Luego, la pesquisa encontró que el presidente Trump hizo abuso de poder cuando retuvo a Zelensky en una reunión en la Casa Blancacon ayuda militar y junto a su abogado Rudolph Giuliani, mientras presionaba para que Ucrania anunciara una investigación sobre su rival político, el demócrata Joe Biden. La teoría era que Ucrania y no Rusia, había interferido en las elecciones de EEUU en 2016, pero fue desmontada.

Cuando las agencias de inteligencia confirmaron que fue Rusia quien intervino en la campaña electoral de 2016 se encendieron las alarmas de los opositores a Donald Trump, porque sospecharon que en esta intervención pudo haber una coordinación entre la campaña de Trump y los rusos. El tema fue investigado por el fiscal especial Robert Mueller, quien concluyó que, aunque pudo haber obstrucción a la justicia, no hubo colusión entre Trump y los rusos.

La acusación también dice que Trump obstruyó al Congreso negando la entrega de documentos y ordenado a testigos que no cumplan con las citaciones, arrebatando así el poder de supervisión que tiene el Congreso sobre la Casa Blanca. Al final, había sido Putin

¿Qué sucede ahora?

Ahora que se aprobó el impeachment, la resolución va al Senado. Según adelantó el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Mitch McConnell, se enviará en enero.

Ya en el Senado, comienza un juicio que es supervisado por el juez principal de la Corte Suprema, John Roberts, el presidente tiene abogados defensores y los senadores ofician de jurado. 

Para declarar culpable al presidente debe haber al menos dos tercios de los 100 senadores que voten a favor de que sea destituido.

Los líderes republicanos y demócratas deben acordar las reglas para el juicio en el Senado. Es poco probable que al final Trump sea destituido, por un lado porque el Senado tiene mayoría republicana y el partido luce plenamente alineado con el presidente. De hecho, algunos importantes senadores ya han dejado claro que no consideran que haya méritos para el 'impeachment' y que absolverán a Trump en el juicio.