¿Emergencia o delegación de poderes? - Mendoza Post
Miércoles 18 Dic 2019
porJosé Luis Ramón

Desde su conformación, el bloque Unidad Federal para el Desarrollo ha sido claro y lo aseguramos en la sesión por la que designamos al nuevo presidente de la Cámara, Sergio Massa, cuando le pedimos explícitamente que abra el Congreso.

Nuestro bloque ha llegado para no claudicar en convicciones y en trabajo. Queremos un Congreso abierto que escuche a todos los bloques y que compendien las problemáticas del pueblo de nuestras provincias. El país no termina en la General Paz, y las decisiones no pueden tomarse en Casa Rosada únicamente: hay que escuchar al pueblo de nuestras provincias.

El federalismo es elemental, para que las decisiones tengan en cuenta la diversidad de nuestro país y el aporte esencial que las provincias ponemos, así como para ser parte central de cualquier decisión que implique distribuir las cargas y recursos de la Nación.

No somos necios, pero tampoco pecaremos de ilusos.

Sostenemos el republicanismo por sobre todo, por lo que no aceptamos a ojos cerrados las medidas que otorgan ni poderes extraordinarios a cualquier poder, y en cualquier escalafón, sin mediar tiempos. La temporalidad debe ser precisa, justa y necesaria, porque no hay República si delegamos funciones.

Pero tampoco podemos hacer la vista gorda a las necesidades. En Argentina hoy hay un 40% de familias bajo la línea de pobreza, y lo que es peor, más de un 50% de los niños y niñas del país están por debajo de esa línea, lo que nos obliga a pensar en medidas extremas y fuertes, pero con tiempos bien estipulados, porque la emergencia es ahora.

Desde el Interbloque Unidad Federal Para el Desarrollo, no vamos a acompañar la toma de decisiones que impliquen una falta de respeto para las provincias, o las delegaciones de poderes que no tengan frenos y rompan el equilibrio de poderes de nuestra república.