El proceso de juicio político contra Trump entra en fases decisivas - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 16 Dic 2019

Los demócratas estadounidenses prometieron este lunes dar pelea por testigos y un debido proceso en el juicio político contra el presidente Donald Trump en el Senado de mayoría republicana, dos días antes de la histórica votación en la Cámara de Representantes de los cargos formales contra el mandatario por abuso de poder y obstrucción al Congreso.

El líder de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que espera que el juicio propiamente dicho comience el 6 de enero y que en el proceso se haga "justicia, pero justicia rápida" con Trump, luego de que senadores republicanos admitieran que les interesa más proteger al presidente que ser jueces imparciales. La semana en curso es crucial para el histórico impeachment.

La Comisión de Asuntos Judiciales de la Cámara de Representantes, la que elaboró y aprobó los cargos contra el mandatario, difundió hoy un informe de 658 páginas con los argumentos legales del proceso y el detalle de las acusaciones contra Trump, entre las que destaca presionar a Ucrania para investigar a rivales demócratas.

Trump, complicado 

Publicado por el presidente de la comisión, Jerry Nadler, el documento habla de conductas "criminales" del presidente, incluyendo soborno, lo que refuta la afirmación de los republicanos de que no se ha identificado ninguna actividad específicamente criminal por parte de Trump.

"El abuso de poder del presidente Trump abarcó tanto el delito constitucional de 'soborno' y múltiples crímenes federales", dijo el informe, que agregó que la conducta de Trump fue "como ninguna que haya visto alguna vez esta nación".

El documento fue enviado a la Comisión de Reglas de la Cámara, que se reunirá mañana para determinar los parámetros del debate y la votación del miércoles en el pleno del recinto.

Se da por descontado que Trump será hallado culpable en la Cámara de Representantes, donde los demócratas son mayoría, y que se convertirá en apenas el tercer mandatario de la historia de Estados Unidos de ser enviado a juicio político.

Sin embargo, se espera que sea absuelto en el Senado, que está controlado por los republicanos y donde se necesita una mayoría especial de dos tercios para la destitución de un presidente o de cualquier otro funcionario susceptible de juicio político.

Pero Schumer dijo hoy a la cadena CNN que exigirá un debido proceso, y que escribió una carta al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, para exigir el testimonio de cuatro testigos clave, entre ellos el jefe de gabinete Mick Mulvaney, un funcionario de la Casa Blanca y ex asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton.

Schumer dijo que también pidió en la carta poner límites a la duración del interrogatorio de los testigos, y que la estructura general del proceso dé a los estadounidenses lo que describió como "confianza en el proceso".

"Sólo los hechos. No necesitamos búsqueda de información incriminatoria sin ton ni son. Trataremos de tener el tipo de justicia por el cual se conoce a Estados Unidos, que es justicia, pero justicia rápida", señaló. 

Las reglas para juicio político se aprueban por mayoría simple en el Senado.

Aunque Schumer quiere algún tipo de acuerdo con McConnell por las reglas, será la voluntad de la mayoría la que se imponga.

Los demócratas se han alarmado por la reciente promesa de McConnell de una "coordinación total" con la Casa Blanca, así como de la aparente desdén del senador Lindsey Graham por ser un juez imparcial en el proceso.

"No voy a fingir que sea un juez imparcial en esto", dijo Graham ayer, calificando los cargos contra Trump de "sinsentido partidario".

El cargo de abuso de poder se refiere a la acusación de que Trump condicionó asistencia militar y una cumbre con el presidente de Ucrania a cambio de que éste anunciara investigaciones contra el ex vicerpesidente Joe Biden, potencial rival electoral del mandatario en 2020.

El otro cargo es obstruir al Congreso por negarse a cooperar con la investigación y ordenar a funcionarios que no comparecieran a dar testimonio antes las comisiones investigadoras, algo que según los demócratas no tiene precedentes en la historia del país.

El presidente ha criticado infinidad de veces el proceso y a los demócratas que lo impulsan.

"La Farsa del Impeachment Hoax es el mayor engaño de la historia política de Estados Unidos", escribió hoy en Twitter.

Esta nota habla de: