Para Suarez la reforma de la 7722 representa la emergencia del empleo - Mendoza Post
Jueves 12 Dic 2019Jueves, 12/12/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

A las 9 de hoy jueves, se cumplirán dos días de la presentación del proyecto de Rodolfo Suarez para reformar la ley 7722 en la Legislatura de Mendoza.

A esta altura de los acontecimientos, ¿qué significa esta determinación del nuevo gobernador concretada cuando apenas llevaba 13 horas efectivas de haber tomado el comando del Ejecutivo Provincial?

Algunos gestos evidentes de Suarez lo muestran transparente y con un alto grado de autenticidad. Se puede estar o no de acuerdo con sus posturas, pero esa característica resulta una ventaja para los administrados para saber cómo actúa el nuevo gobernante.

Haciendo este recorrido sobre la personalidad del mandatario, me remito a un registro reciente.  El 9 de octubre publicamos las declaraciones de Suarez, quien pensando en el futuro inmediato pensó y dijo: "Me preocupa que generemos empleo y mucha vivienda en Mendoza que es lo que he percibido en mis recorridas"

En octubre, después de ser electo, Suarez mostró sus prioridades. 

Esto es lo que hay que anotar para entender la premura de Suarez y su decisión de mandar su primer proyecto de ley que busca permitir destrabar la entrada de inversiones mineras a gran escala.

El mandatario busca dar una señal que sea coherente con su campaña electoral, basada en la proclama de la necesidad de generar empleo privado por un lado y, por el otro, impulsando el desarrollo minero. 

Ambos aspectos están vinculados: aunque la minería no sea de inmediato impacto en la economía, la reforma de la 7722 ahora resulta su símbolo de la emergencia del empleo en Mendoza. Y, aunque el gobernador no lo haya mencionado, su insistencia y la remisión del proyecto dejan inferir este concepto. 

En los despachos

Por lo expresado, el proyecto "reformador" es el eje de los cabildeos legislativos en estos primeros días de la nueva gestión.

En ese contexto, no hubo sorpresa para los legisladores peronistas sencillamente porque esperaban la remisión de la iniciativa oficial. Lo que sorprendió fue la velocidad con la que el recién estrenado gobernador lo mandó al Congreso local.

Está claro que Suarez puso en juego parte de su capital político pero, a la vez, apuró el paso para condicionar a los legisladores que deben definir el destino del primer proyecto de ley del gobernador.

No parece un escenario propicio para darle la espalda al gobernador, quien ganó la elección pregonando el desarrollo minero, como consecuencia la reforma de la norma que lo condiciona.

Por eso, los senadores peronistas ya decidieron que esperarán que se constituya la comisión de Ambiente para comenzar a tratar el contenido del proyecto suarista.

En el mismo plano legislativo, el jefe de los senadores oficialistas Alejandro Diumenjo advirtió que no habrá consultas externas y sólo los parlamentarios de las comisiones de Legislación y Asuntos Constitucionales y Ambiente darán sus opiniones para llegar a una conclusión y despacho.

En tanto, se prevé que si la Cámara alta lo aprueba entonces en Diputados será analizado por la comisión de Economía.

La "ecoencíclica" y el temor peronista  

Un escozor se sintió entre los senadores y senadoras peronistas cuando el martes escucharon al presidente Alberto Fernández hablar del cuidado del Ambiente de acuerdo a la encíclica papal Laudato.

Más teniendo en cuenta que ese documento ecleciástico fue uno de los argumentos utilizados por la Corte local para reconocer la constitucionalidad de la actual ley 7722.

Los más preocupados fueron aquellos que integran el cuarteto de senadores del Sur, quienes son los más proclives a convalidar la reforma.

De todos modos recordaron que el recién asumido presidente también se ha expresado a favor del desarrollo minero y, en especial, de la explotación de litio concentrado en el noroeste del país.  

En la vereda ambientalista

Desde los sectores que resisten la reformulación de la norma y defienden a la actual  regla como un emblema del cuidado del agua, preparan una contraofensiva pública y judicial contra la reforma.

En estos días, por caso, las asambleas por el agua y otros adherentes  preparan una acción de inconstitucionalidad ante la Corte local.

No obstante, estiman que esta contienda pública la tienen perdida porque el clima político y social es a favor de la minería metalífera.

Los 9 datos de la ley Suarez

Estas son las características que incluye la creación de un "super ente" de control ambiental señada por el mismo Suarez ante diputados y senadores.

1- Se establecen instancias de control.

2- Se crea la Policía Ambiental con especialidad en control minero.

3- Habrá audiencia internacional de la ONU.

4- Se crea la Comisión Bicameral de seguimiento minero.

5- Todavía se discute si habrá control ciudadano.

La extracción de cobre es uno de los planes más esperados por las mineras.

6- Se elimina la ratificación legislativa.

7- Sólo se prohíbe el uso de mercurio.

8- Se admite el uso de mezclas o soluciones para el tratamiento de extracciones de minerales metalíferos como el oro. En estas soluciones se pueden incluir sustancias como ácido sulfúrico o cianuro que hasta ahora están prohibidas por la norma vigente.

9- Se impone una alícuota de 1,5 por ciento de lo producido para destinarla específicamente a obras de canalización.

La minería emergente

Dado este panorama, insisto que la generación de empleo es la prioridad de Suarez y la reforma de esta ley le significa comenzar a dar respuesta a esta urgencia. 

Por eso, si para Fernández es importante la emergencia económica y la sanitaria de Argentina (ambos proyectos los presentó ayer ante el Parlamento argentino),  reformular el marco legal para el desarrollo minero en Mendoza tiene el mismo tenor de urgencia para Suarez.

"Mi obsesión es tener resultados sobre lo que pensamos y planificamos. Tengo en cuenta que hay variables que un gobernador no domina y que depende de la macroeconomía", me dijo hace dos meses como anticipando su ansiedad gobernante.