Quién es el amigo por el que lloró Rodolfo Suárez en su asunción - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 10 Dic 2019Martes, 10/12/19 atrás

Este lunes, Rodolfo Suarez sorprendió a propios y ajenos al romper en llanto al momento de asumir como gobernador de Mendoza. Lo hizo al recordar a un amigo, al que no identificó, al dedicarle su triunfo.

Muchos entonces se preguntaron de quién se trataría. Es algo que reveló el propio mandatario mendocino en una entrevista que le hizo Ricardo Montacuto hace unos meses.

Al hablar de sus amigos, dijo que hizo su "primera vida de estudiantes" junto a estos: "Al principio anduve boyando por pensiones... hasta que entre cuatro o cinco amigos alquilamos un departamento, famoso, en la calle Colón".

Suarez ayer al asumir

Acto seguido, reveló: "Los domingos o los lunes a la mañana viajábamos, teníamos un amigo que traía un paquete de salchichas, uno de arroz y una docena de huevos y decía que había que vivir toda la semana. Otro llevaba una cajita de alimentos... mi madre me preparaba algo de comida también... hacíamos un pool. Estábamos cerca de Colón y Belgrano con lo que de vez en cuando Don Claudio era la salvación... y luego... las disputas típicas por quién cocinaba... quién no... esas cosas...".

Y allí aparece el nombre en cuestión, Alejandro, con quien Suarez compartía el departamento de amigos. Fue a quien le dedicó su asunción como gobernador ayer: "(Compartía el departamento) con dos mellizos de Tunuyán, los hermanos Coniberti, el Chango Ortiz que estudiaba ingeniería electromecánica y ahora tiene un restaurante, Guillermo Emi, otro gran amigo... Ricardo Ratzinger. Tuvimos una de esas desgracias enormes... Mi compañero de cuarto, que era Alejandro, uno de los mellizos, tuvo un accidente de tránsito y falleció. A esa edad, en esa época, fue la primera piña dura que nos dio la vida. Eso nos unió mucho... hasta el día de hoy... Ese departamento se desarmó...".

El momento del traspaso

Luego dio detalles de lo ocurrido: "Alejandro era el único que tenía auto. Y siempre ayudaba los sábados a la mañana en la mudanza de algún compañero de estudios, de algún amigo... y así fue que un sábado se accidentó en el barrio Cano, en la bajada que viene del Barrio San Martín. Mi hijo mayor se llama Alejandro, en honor a él... Gastón Alejandro. Con su mellizo somos casi hermanos".

Acá puede leerse la entrevista completa