"Mil veces me he enojado con Macri, pero nunca pensé en romper" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 5 Dic 2019Jueves, 05/12/19 atrás

Este jueves, el gobernador saliente Alfredo Cornejo estuvo en los estudios de radio Nihuil y allí habló con Ricardo Montacuto, en el programa "Te digo lo que pienso".

A poco de entregar el mando a su sucesor Rodolfo Suarez, el mandatario habló de todo: Mendoza, Cambiemos, la nostalgia de dejar el gobierno, qué dejó por la política, qué sintió en la jura como diputado nacional y mucho más.

-¿Va a extrañar el cargo?

-Estoy bastante aliviado, mucha gente me pregunta si voy a extrañar, nadie puede decir que no da cierta nostalgia, pero estoy aliviado de terminar el mandato, en el marco de una crisis económica y social, con buenos números y buen clima para conmigo en particular y mi equipo en general. No digo soñado, pero está bastante bien irse así. Los cambios generan incertidumbre, para todos, también para mí.

Cornejo reconoció que le da nostalgia dejar la gobernación.

-¿Lo más difícil?

-Hay muchas cosas que se lograron y otras que no se consiguieron porque era absurdo pedírselo al Estado provincial y al gobierno. Por ejemplo reducir la pobreza, que estadístcamente es alta es un conjunto de instrumentos que la mayoría son nacionales, el empleo, la economía en su conjunto. La pobreza no la resuelve el Estado provincial, es un proceso largo, continuo, de muchos gobiernos y un macro adecuada, que no la tuve. 

Sería injusto evaluar al gobierno por eso, pero sí se puede evaluar con respecto a los servicios de salud, educación. No es lo mismo ser pobre con un sistema deteriorado de salud, que con uno que no lo está. Uno de cada dos mendocinos no tiene obra social, entonces eso es mucho, sobre todo niños que tienen que ir al hospital público. No es lo mismo ser pobre en otra provincia con otros indicadores, en el norte o en el sur, que ser pobre en Mendoza donde hay acceso a la salud efectivamente. Hace cuatro años no funcionaban los servicios básicos del Central, hoy se atienden hasta los usuarios de obras sociales en ese lugar. Hoy en día en Mendoza, los hospitales públicos están mejor que los privados. Hoy todos, ricos y pobres, llevan a sus hijos al Notti si tienen un problema complejo.

  "Creo en los liderazgos fuertes", dijo el mandatario.  

La política y los "costos"

-¿Las decisiones políticas que generaron mayor costo?

-Creo en los liderazgos fuertes, son imprescindibles para una etapa de cambios. Empoderar al Gobernador es una medida positiva para el común de la gente, si no hay un Gobernador poderoso, difícilmente se pueden hacer cambios. Para mí eso es imprescindible, pero ese poder tiene que ser democrático, constitucional y legal. Gané en la Corte aquellas que decían que era inconstitucionalidades. Nadie puede decir que se presionó al árbitro, comparando con el fútbol.

-¿Los costos personales?

-Sí me generó costos, mis hijos y mi esposa sufren la exposición. Muchísimo. Está lleno de sociópatas en la redes. En general, no dan la cara, porque si no funcionaría el Estado derecho si es una calumnia, para accionar judicialmente, pero lo hacen desde el anonimato. En mi familia son muy sensibles, y ellos no buscaron esto, si no se hubieran metido en política, y no pasó, entonces no tienen por qué sufrir. Ese es costo que si se pudiese evitar y pudiese sacar un secreto para volver al Estado de derecho..., pero no puedo. Ha sido sistemáticamente, no solo en las campañas. Son sociópatas que no ganan nada pero lo disfrutan.

La función pública y la familia

-¿Hubo discusiones por temas políticos en la familia? ¿Lucía (esposa) es antiminera?

-Lucía no es antiminera, es muy coherente entre lo que dice y lo que hace. Ella cree que debemos ir a un ambiente sustentable y que el hombre contamina y hay que evitar ese proceso. Pensamos así, pero de decirlo a hacerlo hay un proceso. Ahí creo que la dirigencia política mundial falló, nadie está hablando de esos temas con profundidad, están chamuyando. La Argentina está muy atrasada en eso y Mendoza también. 

Cornejo en un mano a mano con Montacuto.

Los científicos tienen soluciones y están dando una guía de acción directa y concreta y recomendaciones que nadie se atreve a poner en práctica. Pero la mayoría de los dirigentes políticos ni siquiera están leyendo sobre eso. En 100 años se revierte el cambio climático si cambiamos el esquema energético, no lo vamos a ver nosotros, pero sí nuestros nietos, hay fórmulas para hacerlo. Hay mucha gente que habla de temas ambientales pero no hace tal cual, igual que en la igualdad de género. No es lo mismo decir que hacer. En los temas ambientales, Lucía vive así, recicla la basura, nos la hace separar y tiene un restaurante donde no vende gaseosas. Mi hijo, que sí vende en su negocio, le dijo que se iba a fundir porque la gaseosa es lo que da mayor rentabilidad.

-¿El gobernador se retira? ¿Como ve el futuro político?

-No me he guardado en estos años las opiniones, pero sí debo decir que todos esos que proyectan cosas en un país que tiene picos inflacionarios inéditos que solo tienen 5 países en el mundo, con una moneda tan deteriorada, proyectar las carreras políticas de un político es como mínimo ciencia ficción. No me gustaría retirarme de la carrera, me gusta y lo disfruto. Estoy a gusto haciendo esto, he sido muy feliz siendo intendente, no tan feliz siendo gobernador, pero tampoco la he pasado mal, me he sentido útil y reconocido. En mi fuero íntimo no me gustaría volver a ser gobernador, pero la política todos la ven como si fuera uno jugador de fútbol, pero esto tiene otros bemoles. Esto es una actividad colectiva, si uno no trabaja en equipo, es complicado. Yo no hago nada que no sea en el marco de un equipo. Yo no tenía ningún interés en ser diputado nacional, incluso me sentía incómodo ayer, los discursos largos y de lugares comunes, de pour la galerie,  me ponen ansioso.

La relación con Rodolfo Suarez

-¿Algún pronóstico de tu relación con Rodolfo Suarez?

-Está mal formulada esa pregunta. No hay por qué romper, ofrecimos una continuidad de gestión, no de lealtades personales, sino de equipo. Creo que van a estar buscándole la diferencia entre uno y otro, y las va ha haber, notorias, incluso en él en algunas cosas mucho mejor que yo. La lealtad al proyecto es administrar el Estado, con un mirada en justicia, educación, salud y seguridad, con disrupciones, el nuevo equipo que se está formando, que es en gran parte el equipo que yo formé. Tiene todo el derecho a equivocarse, pero no creo que afecte ese proyecto. Por eso creo que es necesario empoderar al nuevo gobernador, y voy a luchar para eso. Entonces se necesita un poder con el gobernador que diga vamos para allá, y tiene que saber también cuando hay que revertir un proceso que no está saliendo bien. Hay que saber hacerlo, no es tarea fácil. Hay que estar bien psicológicamente para no comerse el personaje.

Acá había un plan que arrancó mucho antes de 2015. Yo llegué con un plan, no al dedillo, pero los temas como el ítem aula y las modificaciones a la Ley de Justicia, las trabajé en el 2012. Las ofrecimos en un nivel de detalle prudencial, pero que venía estudiado. El tema de empoderar al gobernador es clave, porque el deterioro de la figura de Paco Pérez fue muy grande. Cuando el gobernador de Mendoza fue siempre una figura muy respetada, lo trataba como su alteza real, pero eso, que tampoco es bueno, se fue deteriorando con el tiempo.

El orden se lo asocia al orden conservador, entonces es políticamente incorrecto, pero la gente quiere vivir en orden,incluso el de pensamiento progresista, porque necesita tener orden dentro de su desorden. Por eso esta profesión es distinta a otra, administra la vida en comunidad no es lo mismo que ser médico o periodista. El orden es algo que Mendoza lo tiene bastante asimilado, porque es condición sine quanón en un lugar muy agreste que no terminamos de asimilar, que requiere orden para poder ampliarse.

-¿Qué es lo último que va a hacer como Gobernador?

Esta noche estaremos mostrando in situ una de las cosas que más me enorgullecen que es la Salud. Vamos a poner en funcionamiento las nuevas instalaciones del Hospital Central. El Lagomaggioere me quedará como algo pendiente, pero estoy seguro que le tocará inaugurarlo a Rodolfo Suarez.

El gobernador en el estudio de Nihuil.

Su vínculo con Macri

-¿Pensó en romper con Macri en serio?

-Mil veces me he enojado con Macri, pero nunca pensé en romper. Porque vi falta de estrategia política, porque se querían hacer cosas sensatas, pero eso requiere política, es una actividad colectiva. El propio gobierno liberó el dólar y no se fue a las nubes, porque había expectativa, luego cuando no hubo control y se perdió la expectativa, le empezó a caer la ficha a la gente y sufrimos dos mega devaluaciones. Siempre he tenido bronca por errores no forzados, y por la incomprensión de la importancia de la acción colectiva de la política. El trajo a gente muy inteligente, pero esto es una cosa política, esa mirada, más la estrategia política, sacan un país adelante. Hay una idea de que yo impongo las cosas pero más de una vez me han hecho cambiar de idea. Esa deliberación es interna, porque por fuera se debe mantener la autoridad.

-¿Cuál va a ser el rol de Juntos por el Cambio como oposición?

La máxima responsabilidad es de ellos, las blancas juegan primero, entonces habría que ver, porque no se tiene muy claro lo que quiere hacer Alberto Fernández. Hay quienes dicen que es porque no tiene idea, otros que pensamos que es porque no lo ha desarrollado aún. Si el quiere contribuir al equilibrio fiscal y no a una cesación de pagos, que 9 de cada 10 van a estar a favor en coro, y sin embargo eso sería la peor salida para la Argentina. El mundo es un pañuelo, que nadie piense que se pueden hacer barbaridades como ya ha pasado 9 veces en la Argentina, si se va a eso, eso no es sensato. Pero si se aplican herramientas ortodoxas y heterodoxas, sin casarse con ideologías ridículas, si se logra, hay que apoyar y buscar un acuerdo para estar en un proceso de colaboración. El nivel de rechazo es que hayan restricciones a la libertad de prensa, a la independencia en el Poder Judicial, que hagan inteligencia contra jueces o periodistas. Entonces como oposición no vamos a permitir la restricción de la libertad. Pero las cuestiones sensatas, sí las vamos a apoyar.

Cornejo y el periodismo

-¿Le gustaría hacerle una pregunta al periodismo?

Sí. ¿Cómo identifican las fuentes en la crónica periodística? Porque a veces veo que toman como fuentes gente que no aporta un pito. Por ejemplo, una propuesta del gobierno y toman como fuente alguien de la oposición que no leyó el proyecto.

"Jamás sería dirigente de fútbol en esta Argentina mafiosa", dijo Cornejo.

Por ejemplo: hay dos tipos de abandono, el de los viejos y el de los niños. Es un proceso de muchos años. Aparecen los abusos de manos de sus propios padres o padrastros, o de personas de la tercera edad abandonados por sus hijos. En el caso de los niños hay herramientas que estaban vigentes pero preparadas para otra sociedad o la información no estaba disponible. Modificamos luego de consultar a los principales protagonistas, jueces, fiscales, profesionales. Hicimos una ley que encorseta a los defensores de menores y las mandamos. Tenía 200 artículos, era excelente. Una legisladora que dijo que es un desastre y que tenía millones de errores, la publicaron todos. Eso no es periodismo, pero no es su culpa, sino del que dice barbaridades. Le hicimos 67 modificaciones, pedí las modificaciones que le habían hecho, las 67 era que decía niños y adolescentes y le pusieron niños, niñas y adolescentes. Ese fue el aporte. ¿Entonces por qué es fuente?

-¿Le gustaría ser técnico del Tomba?

-Jamás sería dirigente del fútbol en esta Argentina mafiosa del fútbol. No me metería, pero sí me gustaría ser técnico.

¡El Gobernador escucha "Te digo lo que pienso"!

Al final de la entrevista, el gobernador reconoció que escucha el programa: "Los escucho aunque estoy gran parte del tiempo en la oficina... pero los escucho", dijo.

A continuación, se puede escuchar la entrevista completa:

(*) Fotos crédito Martín Tejerina