Comienza el segundo juicio el crimen de Luciana Rodríguez - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 5 Dic 2019Jueves, 05/12/19 atrás

Este jueves arranca el segundo juicio por la muerte de Luciana Rodríguez, la niña de tres años asesinada a golpes en enero de 2014 en su casa de la Cuarta Sección. Ya en septiembre de 2015 sus padres -Rita Rodríguez (25) y Jorge Orellano (36)- fueron condenados a perpetua y ahora se inicia un nuevo "trámite" que pondrá en el banquillo a media docena de funcionarios y operadores de la ex Dirección de Niñez Adolescencia y Familia (Dinaf) acusados de incumplimiento y abandono de persona, seguido de muerte.

Todos ellos quedaron imputados por la fiscal Claudia Ríos luego de ser indagados y sólo uno será juzgado por incumplimiento. El resto tendrá que responder por el presunto delito de abandono de persona seguido de muerte.

Quienes enfrentarán al tribunal mendocino serán la psicóloga Fabiana Lucentini y los funcionarios del ex Órgano Administrativo Local (OAL), Felipe Vizcarra y Gianina Consina. También la licenciada en Minoridad y Familia, Mónica Castro. Fernando Herrera, director de Protección de Derechos de la Dinaf, también aparece complicado. Lo mismo que Mauricio Flores, operador telefónico.

El juicio está a punto de arrancar, presidido por la jueza Laura Guajardo y con el acompañamiento del fiscal Sebastián Capizzi.

El padrastro al momento de ser detenido

Cómo fue el caso

El hecho se conoció el 7 de enero de 2014 cuando minutos antes de las 22, el padrastro de la nena, Jorge Orellano, llevó envuelta en una sábana a la pequeña a la clínica Santa María, para luego abandonarla.

Allí, aunque los médicos intentaron reanimarla, Luciana perdió la vida 40 minutos después.

Cuando la médica salió al pasillo de la clínica para informarle al hombre que la niña había muerto, éste ya se había ido.

La pequeña de tres años llevaba muerta al menos cuatro horas, según la autopsia realizada por el equipo del Cuerpo Médico Forense.

Claudia Ríos fue la primera fiscal del caso

 El informe entregado por los profesionales indicó, además, que el cuerpo de la niña presentaba dos fuertes golpes en la cabeza, uno en la frente y otro en la nuca, que le causaron la muerte, y que tenía múltiples golpes en el pecho y en la espalda, posiblemente compatible con patadas y golpes de puño.

La autopsia reveló que la pequeña había sufrido traumatismos físicos durante toda su vida

Acto seguido, llegó un aviso al 911 y la Policía detuvo a los padres de Luciana. Fueron los familiares los que, junto con un cuidacoches de la zona, revelaron que el hombre había golpeado a la pequeña en varias ocasiones.

Existían 16 denuncias previas y el testimonio de dos cuidacoches que advertían que la niña era maltratada por su padrastro. Desde el momento en que nació, en 2011, Luciana tuvo varios ingresos al hospital Notti.

El fiscal Capizzi, a cargo de la acusación