Quincho: La cumbre secreta de Suarez y el PJ, y un escándalo en Tunuyán - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 24 Nov 2019Domingo, 24/11/19 atrás

La repentina lluvia de noviembre había hecho de musa para la mente creativa del gordo a la hora de cocinar. De sus apuntes de años había rescatado, aprovechando "la fresca", una antigua cazuela bretona que había aprendido a cocinar en un verano de parranda en París. El plato era fuerte, pero se "bancaba" a la perfección. Había conseguido unos cortes de cerdo y de pata de cordero, y unas salchichas "polacas", de esas enormes que se venden en el Mercado Central.

Julián tenía la cabeza repleta de preocupaciones. Como todos los argentinos, cargaba con la mochila extra large de la economía y de la incertidumbre sobre el futuro. Casi nada tenía precio real por estos días. El Ruso se había llevado una carpeta de cosas de su trabajo, para resolver mientras su amigo cocinaba.

- ¿Qué hacés? ¿Estás loco? ¿Cómo traés laburo acá?

- No me jodas. ¡Tengo derechos! "Régimen Roby". ¡Puedo laburar cuándo y desde donde se me cante...! - exclamó el hombre de los negocios del grupete, y ambos estallaron en carcajadas.

Julián le puso proa a su cazuela bretona. Agarro una de sus ollas enlozadas más grandes, salteó en oliva y manteca un par de cebollas cortadas en aros, y cuatro dientes de ajo, apenas aplastados en el mortero. Una vez que estuvieron transparentes los separó, y tiró al fondo de cocción las porciones de cerdo y de cordero desgrasadas y cortadas en tacos, hasta dorarlas y sellarlas bien. Agregó las salchichas polacas cortadas, media botella de tomates triturados caseros, medio litro de vino blanco, sal gruesa, pimienta negra molida, y dejó cocinar un largo rato. Hasta reducir la mitad. Luego, la colocaría en el horno de leña del quincho casi una hora más. Para terminar, retiraría la cazuela, agregaría porotos del tipo alubia previamente hervidos, y "sellaría" la cazuela con abundante miga y corteza de pan francés, antes de enviarla al horno de nuevo por otros 20 minutos a fuego fuerte, hasta dorar la costra. Una bomba. En Andorra le habían enseñado a acompañar la cazuela con ensalada verde. Pero a Julián le pareció mejor un buen puré de papas, y abundante cantidad de pan francés para mojar en el jugo. Había decidido acompañar con un Q de Pepe Zuccardi, un tempranillo, variedad que iba muy bien con guisos, estofados, goulash, y carnes varias a la olla.

El aroma intenso de la cazuela de cerdo, cordero, tomates, alubias y salchichas habría despertado al mismísimo ejército de Napoleón, dormido para siempre en Waterloo, y tal vez otra habría sido la historia del mundo. - Pensar que perdieron de frío, lluvia, y faltos de olla - reflexionó el gordo en voz alta.

- Y porque Napoleón dividió su ejército dos días antes, y ganó batallas en las que no aniquiló a su enemigo...- murmuró el Ruso, un estudioso de las guerras napoleónicas del Siglo XIX.

Entre los dos llevaron la cazuela enorme a la mesa, utilizando unas pinzas para fuentes de horno. La logística era importante, y fueron recibidos con un aplauso cerrado.

Todo estaba listo para la cena.

...

La transición, el "qué va a pasar", se instaló como tema, a poco más de dos semanas de las llegadas de Alberto Fernández a la Casa Rosada, y de Rodolfo Suarez a la casona de la calle Peltier, la tensión política iba en aumento.

Vallas y policía cuando "casi" se trata la ley.

- Acá hay que ponerse a hablar de aquí a fin de año, de la 7722, del presupuesto, de las obras, de cómo va a ser la relación entre la presidencia de Alberto, el gobierno de Suarez, y los intendentes peronistas... porque todo va encadenado...- dijo Ludovico, el más PRO del grupete, mientras Julián servía generosos cucharones de cazuela bretona en unos platos hondos gigantes, única chance de presentar semejante cena. El dueño de casa y el Omar, el radical-radical-radical que habla con todos; cruzaron miradas rápidas, y sonrieron.

- Ya estuvo...- dijo el Omar.

- No tanto...- replicó Julián, mientras servía el Q de Zuccardi en cada una de las copas.

- ¿¿...??

Los amigos intercambiaron sonrisas, y el gordo contó lo que sabía.

- Hubo un desayuno secreto en la residencia del gobernador en La Puntilla. La que era de Pescarmona. Allí estuvieron Rodolfo Suarez, Anabel Fernández Sagasti y Omar Félix. Obvio, estos últimos en representación del peronismo. Y en esa reunión se acordaron varios asuntos.

- ¿No era en secreto? - interrumpió el Ruso. Acostumbrado a la reserva que siempre hay sobre las finanzas, no entendía las filtraciones del mundo político.

- Bueno... alguien siempre habla. La verdad es que hay varias versiones sobre ese encuentro. Y hay "capítulos" para tener en cuenta. El primero, es el de relaciones. Rody ya les había prometido a los intendentes del peronismo, aquella vez que se reunió con Emir Félix ni bien fue electo, que habría trato amable y que se abriría otro capítulo de relaciones, diferente a las tensiones que el peronismo tuvo con el Alfredo en estos cuatro años. Y luego sí, pasadas las formalidades, fueron a los temas centrales. Rodolfo no les dio muchas precisiones del presupuesto, ya que está esperando que haya al menos alguna definición de Alberto Fernández. Hay variables que impactan de lleno en la recaudación de las provincias, y hasta que no hay algo de eso, no hará proyecto de presupuesto provincial.

Anabel, con Alberto Fernández.

- ¿Y entonces? - quiso saber el Ruso.

- Bueno... en la semana, Lisandro Nieri que va a ser el ministro de Hacienda, les va a arrimar algunos números a los intendentes y a Anabel, como para ir arrimando....-

- ¿De qué más hablaron?

- De las obras que no le quisieron aprobar al Alfredo, de hacerle cambios al proyecto del GIRSU porque así como está no les gusta, y -por supuesto- de la 7722. Lo que pidió Anabel es que sean los radicales los que "suban" un proyecto a la Legislatura, que incluso podría ser acordado aunque algunos en Cambia Mendoza o en el PJ no lo voten, pero que tenga un fuerte apoyo bien mayoritario, en ambas fuerzas políticas. Que los intendentes tengan opinión, y que se apunte primero a zonas donde haya licencia social como Malargüe. Los radicales no quieren, buscan que el proyecto sea "generoso", "amplio" y que la minería quede habilitada en toda la provincia. Y tienen razón. Suarez dijo durante toda la campaña que empujaría la minería y ganó con el 50 %. Tiene la "licencia social" para promover fuerte la actividad. Además, si no lo hace ahora... Vieron cómo es esto. Todo gobernador electo tiene unos meses para hacer todo. Después, es más difícil. Sobre todo cuando hay una presidencia de distinto color político... ¿no? - terció el Omar, mientras ensopaba una buena pieza de pan francés en el jugo aromático de la cazuela.

- Es verdad... ¿Y cómo van a hacer? - quiso saber el Ruso.

- En principio, el pedido del peronismo fue que Rodolfo mande a la Legislatura todo lo que necesite antes de fin de año. Presupuesto, con las obras del BID y el endeudamiento que se necesite, obras para los departamentos, y las modificaciones a la 7722. Los compañeros y compañeras del PJ no quieren gastar capital político ni pagar costos. Además, el debate por la minería tendrá tensión en la calle.

- Si salen las reformas a la ley antiminera, al precio de venta del proyecto San Jorge, que los rusos tratan de colocar, le agregamos tranquilamente cinco ceros a la derecha...- especuló el Ruso.

- Si sale la 7722 nueva, yo que los rusos no vendo nada... si hay tanto cobre como en "El Teniente", del lado chileno...- dijo el Omar, y los amigos brindaron por las oportunidades perdidas...

- ¿Hablaron de la reforma de la Constitución? - preguntó Ludovico.

- Sí, pero sólo de la idea de "unicameralidad" que tiene el gober electo, que quiere bajar una cámara y reducir el gasto político...- respondió el gordo, sirviendo una generosa cucharada de puré en su plato, para acompañar lo que quedaba de la cazuela.

- ¿Pero la Legislatura de Mendoza no es de las más baratas del país? Leí eso...- interrumpió el Ruso.

- ¿Y qué? Hay que hacer una reforma integral de la Constitución, sumar derechos de los consumidores, fijar que haya una sola reelección para todo el mundo... algunas herramientas de democracia directa... derechos de cuarta generación que son los relacionados a la tecnología... Creo que hay mucho por hacer...

- Claro, con reelección de Suarez... ¿no? - preguntó el gordo, con ánimo de polemizar.

- ¿Y por qué se va a excluir hoy? De esto no se habla por ahora, pero cuando aparezca el proyecto, va a ser sin exclusiones.

- ¿Y los cornejistas van a votar eso? ¿Y si Alfredo quiere volver en 2023? - insistió Julián, montando un trozo de cordero en el puré, con salsa y todo.

- Qué ganas de joder que tenés... ¡Esperá que miro la bola de cristal! - dijo el Omar, y los amigos estallaron en carcajadas. Rapidito, la mesa cambió de tema.

- ¿Se enteraron del despelote en Tunuyán? - preguntó Julián.

- Algo leí en las redes sociales...- dijo el Omar, con prudencia. Por las dudas.

Aveiro, con problemas de entrecasa.

- Bueno... hay un barullo de proporciones entre los funcionarios de la Municipalidad, empezando por el intendente Martín Aveiro y su jefe de gabinete Julio Villafañe, y el Movimiento Evita. Parece que la pelea fue muy fuerte, por el manejo de recursos nacionales que le llegan a los del Evita, y que la Municipalidad quiere manejar. La tensión fue muy fuerte, y saltó de los grupos de WhatsApp a las redes sociales, y de allí a las radios locales. Es más, lo rajaron, no le renovaron el contrato municipal que tenía... a Cristian Marini, un referente del Movimiento Evita, el principal; y estalló la guerra con abogados y todo. Le hicieron un sumario. Villafañe anduvo diciendo por radios de Tunuyán que el problema con los del Movimiento Evita era que no iban a trabajar. Por supuesto, los tipos lo desmienten y amenazan con hacer crecer el escándalo, contando "cifras" del municipio...

- ¿Y Aveiro? - preguntó el Omar, que atisbaba el fondo de la cazuela.

- No sé... entiendo que estuvo afuera del país desde hace varios días, en Europa, con una actividad de algo... Debe haber llegado porque Tunuyán cumple 139 años... Pero bueno, la tensión es grande, y lo que hay es una agrupación peronista importante denunciando "persecución" de un gobierno peronista...- dijo el gordo, con cierta preocupación.

- ¿No era que para un peronista no había nada mejor que otro peronista? - dijo el Omar, con picardía, recordando una de las "20 verdades" históricas de Perón.

- Eso pasó de moda...- dijo Julián.

- ¿Cuándo?

- ¿Cómo? ¡Cuando el general los rajó a los Montos de la plaza, el 1 de mayo de 1974! - gritó, revoleando una bandera de la UOM que tenía colgada de recuerdo en una de las paredes del quincho. Los amigos estallaron en carcajadas, y brindaron por la democracia.

Acorde al Día Nacional del Panqueque, Julián armó rapidito unos con dulce de leche a modo de postre, y un buen Ünderberg como bajativo. Después, y cuando hubo aflojado la lluvia, los amigos partieron rumbo a los autos.

Los verdaderos panqueques del quincho.

...

- Julián... El Guillermo Pereyra metió dos goles a los "Gabigol", terminando el año.

- Sí, la media sanción de la ley de propinas para que nadie se ponga amarrete, y deje el 10 % en la mesa. Va a venir en la cuenta una leyenda sugiriendo dejar la moneda. Y además está lo del beneficio a los empleados de comercio por la tarjeta SUBE, que fue y lo habilitó Cornejo en la misma sede de Osecac. Imaginate que un empleado de comercio que viaja cuatro veces por día para llegar a su trabajo, va a tener un descuento importante. Eso es plata en el bolsillo.

Cornejo con la SUBE y el CEC.

- No viene nada mal... ¿Qué sabés del embajador en Chile, y del INV? ¿A quiénes va a poner Alberto?

- Hay negociaciones. Hay varios que van a opinar. Pero entiendo que habría una gestión de Anabel para que en todo caso el embajador en Chile se lo lleve San Juan, si el titular del INV termina siendo un peronista mendocino. Va a ser difícil que podamos mantener ambos sillones. El peronismo de San Juan es ganador, y el mendocino no le ha ganado a Cornejo y Suarez.

- ¿Anabel puede ser todavía Presidenta Provisional del Senado?

- Sí, puede, pero es un camino intrincado. Históricamente, ese lugar termina quedando para los gobernadores... que podrían sugerir a Maurice Closs, o algún otro... Pero Anabel puede ser... incluso Oscar Parrilli...

- ¿El del audio de Cristina?

- Si, ese... hay que ver. En estas horas se define... ¿Por qué te importa tanto?

- Y... sería importante para Mendoza... ¿no?

- Sí, y para Cristina... Igual, sea o no, va a ser una senadora importante. Más allá de esto, el problema del peronismo mendocino es otro.

- ¿Cuál?

- Mantener la unidad, y no llevarle "internas" a Alberto...

- ¿Estás loco? ¿Y cómo nos vamos a entretener?

- ¡Jajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

...

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

...