Por qué Rubinstein sí puede actualizar el protocolo de aborto no punible - La Trenza - Mendoza Post
Viernes 22 Nov 2019Viernes, 22/11/19 atrás
porAna Paula Negri
Periodista

El secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, publicó este martes en el boletín oficial una actualización del "Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo" que fue derogada por decreto por el presidente de la Nación Mauricio Macri esta mañana.

El secretario de Salud fue señalado ayer en una reunión de gabinete por no haber consultado a la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, o al propio presidente de la Nación sobre la divulgación de este protocolo.

Ayer, en la conferencia de prensa habitual al fin de las reuniones de Gabinete, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, añadió: "La resolución se va a derogar y tiene que ver con una cuestión de formas; no se está haciendo un juicio de valor sobre la norma ni sobre el secretario de salud, por eso no se le pidió la renuncia".

La ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Al respecto, el abogado constitucionalista, Carlos Lombardi, afirmó en diálogo con La Trenza que la actualización del protocolo para abortos contemplados en el artículo 86 del Código Penal perfectamente podía publicarse en una resolución sin necesidad de pasar por el Congreso ni que sea un decreto presidencial.

"Que la ministra Stanley no haya estado al tanto de la publicación tiene más que ver con una falta de comunicación dentro del ministerio pero pasó por organismos dentro del mismo", destacó y resaltó que derogar este protocolo es obviar que en la Argentina el aborto no punible existe desde 1921.

Lombardi explicó que los pasos administrativos para tomar una determinación en el ámbito del Poder Ejecutivo pueden tener diferentes caminos. Si se hubiera querido mayor legitimidad para que se aplique este protocolo, Rubinstein podría haberlo puesto en consideración del Congreso o pedirle a Macri que firme el decreto pero esto no significa que la actualización nacional de un procedimiento médico no sea una competencia de la Secretaría de Salud.

Los documentos

En concreto, la resolución de Rubinstein, sostiene que "la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva, la Subsecretaría de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad y la Secretaría de Promoción de Salud, Prevención y Control de Riesgos han tomado la intervención de su competencia".

Así como también tomó intervención "la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social". E incluso el último considerando afirma: "corresponde el dictado de la presente medida al Secretario de Gobierno de Salud".

Esta mañana, Macri firmó el decreto que deroga la resolución argumentando que la secretaria de Salud no consultó a "la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, de la Agencia Nacional de Discapacidad, del Instituto Nacional de las Mujeres y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos".

La jura de Rubinstein como ministro en 2017

También reafirmó que "el Presidente de la Nación es el jefe supremo de la Nación, jefe del gobierno y responsable político de la administración general del país", entre otros argumentos.

La interna

Detrás de la discusión de forma sobre cómo debería haberse tomado esta medida, si era más correcto publicar un decreto o una resolución, está la interna política de un frente como Cambiemos integrado por dirigentes de diferentes partidos políticos.

Rubinstein ha sido uno de los funcionarios que propuso la UCR como parte del acuerdo en el frente electoral: "Rubinstein es radical, miembro de la fundación Alem, el think tank de la UCR, y la postura verde es mayoría en el partido", resaltaron fuentes partidarias en diálogo con Infobae.

Vale recordar que el médico de 61 años tenía bajo su mando el Ministerio de Salud que luego fue absorbido por Stanley junto con Desarrollo Social, lo que le quitó independencia.

Así fue que a través de redes sociales sus "correligionarios" y otros dirigentes apoyaron la decisión de actualizar el protocolo:

El secretario de Salud -en ese momento ministro-, además, se pronunció a favor de la legalización del aborto legal, seguro y gratuito durante el debate en el Congreso el año pasado: "La salud pública tiene un rol fundamental en el debate, la despenalización es un tema prioritario en la agenda pública porque la sociedad lo reconoció como un problema que debe ser abordado", afirmó.

Esta postura lo ubica frente al propio presidente quien ha dejado clara su postura a favor "de las dos vidas" durante la campaña presidencial que se desarrolló este año.