Para la justicia, Roby no robó y no fue flojo como empleado público - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 21 Nov 2019 17 días atrás

Matias Roby fue absuelto en el juicio por defraudación a la administración pública.

Fue una causa que se le inició por estar sospechado de faltar a su trabajo en el Estado entre 2008 y 2010. O sea, fue antes de asumir como ministro de Salud de Paco Pérez. Según el tribunal compuesto por los jueces Gonzalo Guiñazú, Rafael Escot y Diego Luverti consideró que el ex funcionario es inocente de culpa y cargo.

La denuncia fue impulsada por la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros). Roby estaba acusado por el delito de "autor prima facie penalmente responsable del delito de fraude a la administración pública" previsto y sancionado por el artículo 174 inciso 5 del Código Penal. El caso fue elevado a juicio por la jueza de Garantías Patricia Alonso, luego de considerar válidas las pruebas presentadas por el gremio de profesionales sanitarios al servicio del Estado.

Roby despotricó contra Ampros y en especial contra Isabel Del Pópolo.

Sin embargo, luego de varios días de juicio, la defensa Roby logró demostrar que no hubo fraude dentro de lo estricto de la legalidad y que fue confirmado por el fiscal de la causa  Sebastián Capizzi.

También leé:  Los amigos del ministro

Capizzi había dicho que no había pruebas consistentes para condenar al médico traumatólogo porque tenía "un régimen especialísimo de trabajo". O sea, por ejemplo, Roby atendía en su consultorio privado a pacientes que llegaban enviados por el mismo gobierno. 

El médico absuelto y Carlos de Casas su abogado defensor.

El tribunal consideró en su sentencia que la querella tenía motivos para entablar la demanda y pedir la investigación por lo que no hizo caso al pedido de la defensa que se hiciera cargo de las costas en la producción de pruebas.