Mon Laferte se desnudó en los Grammy contra la violencia en Chile - La Trenza - Mendoza Post
Viernes 15 Nov 2019 29 días atrás

Mon Laferte sorprendió a todos con su aparición en los Latin Grammy cuando llegó sin un hermoso vestido sino un sobretodo negro que abrió en la alfombra roja para mostrar un fuerte mensaje de protesta contra los abusos que se viven en las protestas en Chile.

La chilena mostró un contundente mensaje escrito en su pecho: "En Chile torturan, violan y matan". Vestía tan solo un gran abrigo negro y un pañuelo verde en el cuello en señal de su postura a favor de la legalización del aborto.

"Mi cuerpo libre para una patria libre" escribió en sus redes sociales.

Durante la ceremonia, Laferte recibió el Grammy en la categoría Mejor álbum de música alternativa por sus disco Norma. Después de agradecer el galardón a su equipo de trabajo, Laferte recitó un poema que La Chinganera, una cantante andina, le pidió que leyera.

"Chile me dueles por dentro. Me sangras por cada vena. Me pesa cada cadena. Que te aprisiona hasta el centro. Chile afuera, Chile adentro. Chile al son de la injusticia. La bota de la milicia. La bala del que no escucha. No detendrá nuestra lucha. Hasta que se haga justicia", leyó Mon desde su celular.

La violencia que han ejercido las fuerzas armadas sobre los protestantes en Chile tiene solo precedentes comparables con la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

La información oficial reconoce que ya son 22 los muertos, entre ellos seis extranjeros. Según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), cinco de las muertes ocurrieron a manos de agentes del Estado mientras que entre los fallecidos extranjeros hay tres peruanos, dos colombianos y un ecuatoriano.

Además de las víctimas fatales, según las cifras del ente de derechos humanos, que monitorea las protestas en la calle, hospitales y comisarías, los heridos ya suman 2.209, informó la agencia de noticias EFE.

El INDH precisó que más de la mitad de las lesiones son por disparos de agentes del Estado y que los casos más graves son los de traumas oculares por los impactos de balas de goma, perdigones y bombas lacrimógenas, que ascienden a 209.

En tanto, los detenidos son 6.046, agregó el INDH, que recogió testimonios de detenciones ilegales, palizas, torturas y violaciones a los derechos humanos de los retenidos durante las protestas.