En secreto, Macri le pide a Alberto que arregle sus cuestiones judiciales - Mendoza Post
Viernes 15 Nov 2019 29 días atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

El 28 de octubre, un día después de las elecciones generales que lo llevaron a la presidencia de la Nación, Alberto Fernández se reunió con Mauricio Macri a efectos de acordar la transición entre ambos.

A partir de ese momento, se abrió un canal de comunicación que nunca dejó de funcionar, siquiera hasta el día de hoy. Eso sí, la mayoría de las comunicaciones han sido a través del teléfono celular.

En una de ellas, Mauricio y Alberto intentaron acordar una suerte de tregua que busque aliviar los problemas judiciales que aquejan al mandatario saliente. Se desconoce qué pidió el jefe de Estado electo a cambio.

Macri, Alberto y una reunión secreta

Como sea, aunque Macri ostenta más de 100 presentaciones en su contra, hay cuatro que lo aquejan puntualmente, dos de las cuales han empezado a recobrar inusitado impulso: la causa del Correo Argentino y el expediente de los parque eólicos.

Las otras dos denuncias que lo preocupan, aunque mucho menos, son: el soterramiento del tren Sarmiento y los peajes de las autopistas.

En ese contexto, se dio la charla entre Fernández y Macri, respecto de la cual Horacio Verbitsky reprodujo el siguiente extracto en su blog "El cohete a la Luna":

AF: Los mismos jueces que usaste para perseguir a la oposición se van a encarnizar con vos cuando dejes el gobierno.

MM: Yo nunca hablé con un juez para pedirle que persiga a nadie.

AF: Lo hicieron otros en tu nombre: Garavano, Pepín, De Andreis, Torello. ¿Vos nunca te enteraste de nada?

Según Verbitsky, Macri habría minimizado la mayoría de las causas y habría negado seriedad a uno de los denunciantes, el diputado Rodolfo Tailhade.

"¿Vos me querés decir que las denuncias de Elisa Carrió son más serias?", le habría respondido Fernández.

Una de las causas que más preocupa a Macri

La causa Correo Argentino explotó el 14 de febrero de 2017, cuando el fiscal Juan Pedro Zoni imputó al presidente saliente y a Oscar Aguad, -ministro de Telecomunicaciones-, por el acuerdo entre el Estado y el Grupo Macri en relación a la deuda del Correo Argentino.

En ese acuerdo el Estado aceptó una quita del 98,82 % de la deuda, en beneficio de Correo Argentino S.A., propiedad de la familia presidencial. Según calculó la fiscal Gabriela Boquín la deuda implicaría un perjuicio de más de 70 mil millones de pesos para el Estado.

Asimismo se conoció que la Enacom, desistió de cobrarle ese mismo mes una multa por casi 300 mil pesos a la empresa propiedad del grupo Macri que ya tenía sentencia de segunda instancia en favor del Estado.

Uno de los elementos de mayor gravedad es que, a pesar de que el Estado le había ganado el juicio a la empresa, la Enacom decidió no cobrarle la deuda.? Ello derivó en una causa penal investigada por el Juzgado Federal N° 4 a cargo de Ariel Lijo.

Macri fue imputado por los delitos de administración fraudulenta, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública.

Parques eólicos

Como se dijo, la otra causa que aqueja al presidente es la de parques eólicos, denuncia que tomó impulso en enero de 2018.

La trama involucra a la empresa española Isolux Corsan, socia de los Macri en puntuales negocios, y que ya había ganado licitaciones por seis parques eólicos en Chubut durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Parques eólicos bajo sospecha

Quien llevó adelante el paso más importante de la maniobra fue el histórico contador de los Macri, Mariano Payaslían, quien armó una serie de sociedades, tal como reveló en su momento la periodista Emilia Delfino, de Perfil. Esas sociedades compraron los parques eólicos en 25 millones de dólares.

Allí aparecen sospechosas sociedades que compraron y vendieron y que ostentan accionistas escondidos en Luxemburgo y actúan bajo el nombre de la sociedad Rainbow Finances. Por si fuera poco, aparecen dos cuentas del Grupo Macri en Estados Unidos. De hecho, en el pase de manos, el "holding presidencial" se quedó con 48 millones de dólares.