Evo Morales: "México me salvó la vida" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 12 Nov 2019Martes, 12/11/19 atrás

El ex presidente de Bolivia Evo Morales llegó este martes a México en condición de asilado político, dos días después de su forzada renuncia tras casi 14 años en el gobierno.

"Es para nosotros un día de alegría porque el asilo que se le ha ofrecido a Evo Morales ha sido efectivo", expresó el canciller mexicano al recibir al ex mandatario.  

Por su parte, Morales al tomar la palabra enfatizó: "Por el nuevo triunfo en la primera vuelta de las elecciones de 20 de octubre de este año empezó el golpe de Estado".

"Pasaron tres semanas y en la última etapa lamentablemente al golpe político y cívico se sumó la Policia nacional", agregó.

Luego, continuó: "Para que no haya más hechos de sangre, más enfrentamientos, hemos decidido renunciar. El presidente de México me salvó la vida. Estamos muy agradecidos, hermano canciller, muchas gracias por salvarnos la vida". 

El subsecretario de Relaciones con América Latina del Gobierno de México, Maximiliano Reyes Zúñiga, explicó que el traslado del ex presidente boliviano a ese país fue "coordinado" desde Buenos Aires junto con el presidente electo argentino, Alberto Fernández.

"Es la primera que nos toca juntos y creo que la hemos hecho bárbara, como dicen ustedes", afirmó Reyes Zúñiga esta mañana en declaraciones a El Destape radio. 

Apenas bajó del avión, Morales se acercó hasta un micrófono y dio una declaración ante una nube de periodistas que esperaban en el lugar. Ratificó allí que fue víctima de un "golpe de estado político-cívico al que luego se sumó la policía nacional". 

Incluso, aseguró que uno de los encargados de su seguridad le mostró mensajes y le comentó llamadas, según las cuales recibió una oferta de 50 mil dólares para entregarlo, en un suceso que situó en el día anterior al de su forzada renuncia.

"Digo a mis hermanos y hermanas que mientras tenga la vida, seguiremos en la política; mientras tenga la vida, sigue la lucha y estamos seguros de que los pueblos del mundo tienen todo el derecho de liberarse", señaló.

"Pensé que habíamos terminado con la opresión y la humillación, pero surgen otros grupos que no respetan la viuda y menos a la patria", se lamentó. "Si algo de delito tengo, es el de ser líder indígena", afirmó.