Alberto Fernández le envió un mensaje a Macri por la situación en Bolivia - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 10 Nov 2019Domingo, 10/11/19 atrás

 Luego de la intempestiva renuncia de Evo Morales a su cargo de presidente de Bolivia, junto a su vice, García Linera, Alberto Fernández le envió un mensaje a Mauricio Macri a efectos de hablar sobre la situación de marras.

Por ahora, se desconocen los detalles de la comunicación, aunque se sabe que la preocupación de uno y otro transcurren por diferentes andariveles. 

El presidente electo se muestra preocupado por lo que ha catalogado como un "golpe de Estado". Por su parte, el mandatario actual, se niega a adoptar el mismo término. De hecho, el canciller Jorge Faurie dijo no considerar que se haya tratado de un hecho de ese tenor. Es uno de los pocos funcionarios del oficialismo que salió a hablar sobre la cuestión. 

Entretanto, Macri debió negar la versión que había trascendido de que le daría asilo político a Morales y sus funcionarios. 

Las protestas forzaron la renuncia de Morales

En otro orden de cosas, Julio Cobos sostuvo en su cuenta de Twitter: "Veo con preocupación y lamento mucho lo que está sucediendo en Bolivia. Era necesario un proceso electoral absolutamente transparente, el cual tuvo episodios fuera de lo normal y fue puesto en duda por los veedores internacionales y generó reclamos legítimos de la oposición".

Como publicó el Post, Morales confirmó hoy que presentó la renuncia a su cargo tras casi 14 años de gobierno para evitar enfrentamientos entre ciudadanos, en el marco de la crisis que se originó por las protestas de opositores por las elecciones generales del 20 de octubre último.

Morales apareció en una transmisión de televisión junto con su vicepresidente para anunciar su dimisión, tras lamentar un "golpe cívico" y que la Policía se hubiera replegado a sus cuarteles en los últimos días.

Ver además: Kirchneristas solidarizados con Evo Morales denuncian golpe de Estado

El mandatario saliente pidió a los líderes opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a los que acusa de instar un golpe de Estado para echarlo del poder, que "no maltraten" a los bolivianos y los "dejen de patear".