Silva de vuelta a la cárcel: "Tendría que haber sido así desde un comienzo" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 7 Nov 2019Jueves, 07/11/19 atrás

 Julieta Silva, condenada por haber matado a su novio, el rugbier sanrafaelino Genaro Fortunato (25) en un accidente de tránsito en 2017, volvió a la cárcel. El tribunal que la encontró culpaba del delito de homicidio culposo, por lo cual recibió 3 años y 9 meses de prisión, decidió ponerle fin a la prisión domiciliaria de la que gozaba Silva luego que el Suprema Corte de Mendoza rechazara el recurso de su abogado defensor, Alejandro Cazaban, para que el caso sea revisado por el máximo tribunal nacional.

Graciela Linares, madre de Genaro aseguró que esta decisión "no nos cambia nada". 

"Esto no nos cambia nada, tendría que haber sido así desde un comienzo, con una condena más severa. No nos modifica absolutamente nada. Vivimos día a día con nuestro dolor y así será hasta el final de nuestros días", contó Linares en diálogo con el programa Te digo lo que pienso que conduce Ricardo Montacuto por Radio Nihuil.

"Hubo muchas cosas que no tenían que ser. No se actuó con imparcialidad. La sentencia fue una burla. Entonces que ahora ella cumpla de forma efectiva, y hay que ver por cuánto tiempo, no nos modifica nada. La realidad es una y es que Genaro no vuelve", dijo la mamá del joven.

"Ya la Corte decidió y ratificó el fallo del Tribunal y nosotros siempre vamos a sostener que no fue un accidente y existieron pruebas que así lo demostraron y no quisieron verlo, porque el dolo existió. Hubo muchas cosas oscuras y no se actuó con imparcialidad. En un momento dije que no hubo justicia, pero no puedo hacerlo abarcativo porque hay magistrados para sacarse el sombrero, en nuestro caso, no", dijo Linares.

Según su parecer, "hubo política en esto y nosotros quedamos en un fuego cruzado ahí, si no, no se entiende. No tengo certezas, pero esto es muy chico y todo se sabe. Si no no se entiende esta condena tan burlesca y cobarde. Lo igualaron con un ladrón que sale a robar y no mata a nadie. No tiene coherencia, entonces es muy triste, da bronca y todo esto te lleva a no confiar".

"Es muy duro vivir sin Genaro, es muy duro ver que esta persona gozó de tantos beneficios, se ha pasado la mayor del tiempo en domiciliaria y no ha sido una domiciliara donde ella haya pasado malestar, como dijo, al contrario", agregó.