Así viven las personas en los basurales que el GIRSU busca erradicar - Mendoza Post
Jueves 7 Nov 2019Jueves, 07/11/19 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Los basurales o "vertederos" de basura son uno de los problemas más graves y más urgentes de solucionar. No sólo porque la basura al aire libre fomenta la propagación de plagas y enfermedades infecciosas sino porque también contamina la tierra y las aguas subterráneas. Pero también porque alrededor de la basura se crean asentamientos. 

Por eso, las grandes ciudades tienen plantas para tratar los residuos sólidos y que la basura no quede tirada "así nomás".

El GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) es uno de los proyectos para los cuales el gobernador Alfredo Cornejo pidió endeudarse y el peronismo decidió no aprobar por no considerar que sea momento de endeudar a la provincia.

Una imagen vale más que mil palabras

Pero para saber cuándo un problema es una urgencia, es necesario conocerlo de cerca.

Por eso, el Post recorrió dos de los basurales más grandes que tiene la provincia: el de El Borbollón en Las Heras y el de Campo Cacheuta, cerca del penal federal.

Uno sabe que está llegando porque comienza a verse la basura al menos a dos kilómetros. A medida que se acerca el olor se va haciendo cada vez más pesado y en cierto punto ya es insoportable.

Huele a muerto.

No hay otra forma de describir tal olor. Al principio es más parecido al tacho de basura de la casa, después es parecido al del cementerio y finalmente huele a lo que cualquiera describe como algo vivo pudriéndose.

A metros (ni siquiera kilómetros) de las montañas de basura, hay viviendas. 

Viven allí los pobres más pobres de Mendoza. Los que viven "de" la basura viven "en" la basura. Como cucarachas.

Vivir de la basura... y en la basura

Hacen con la basura sus precarias viviendas y salen a buscar en la basura la comida y todo lo que puedan juntar y vender por algunos pesos: metales, vidrios, cartones, latas, papel, plásticos. En realidad, ellos van haciendo el basural entre las "casas" del asentamiento conocido como El Fachinal.

Es que el lugar adonde los camiones van a tirar la basura está abierto en horarios reducidos pero, como son muchos los vecinos, se llevan la basura a sus casas y ahí hacen el cirujeo.

"El proyecto Girsu metropolitana contempla la construcción de un relleno sanitario y planta en una ubicación 3 kilómetros al norte de donde actualmente opera el vertedero actual", explicó Marcela Dávila, Jefa del Área de Residuos Urbanos de la Dirección de Protección Ambiental.

"Toda esa gente va a ser incluida. Algunos en la planta del Borbollón y otros en centros verdes que se van a construir", agregó. Incluirlos significa que los van a tomar como trabajadores de la planta, con las medidas de higiene y seguridad que merece cualquier ser humano.

Son cerca de mil personas las que viven de la basura, cirujeando en los vertederos de Las Heras y Puente de Hierro en Guaymallén. En Campo Cacheuta no se ven muchos porque está en una zona alejada.

Pero se ven un par de casillas. En una de ellas vive un hombre, que no quiere decir cómo se llama. Mientras se agarra el pantalón que se le cae, cuenta que vive ahí porque "de acá nadie me va a venir a sacar".

Así viven

Dice que el olor no es un problema, ni estar lejos de todo, ni los animales o los bichos. "El problema es cuando llueve", dice mientras levanta la vista. Sus ojos son más azules que el cielo, su mirada cambia, aterrada, cuando ve el drone. Y sale corriendo.

Desde el drone del Post

(Acá te dejamos un video que hicimos con un drone en Cacheuta, que tiene una extensión de 40 hectáreas y adonde se vierte gran parte de las 1.850 toneladas de basura que generan los mendocinos por día)