Nai Awada llora: la agreden por macrista y el hijo de Alberto la defiende - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 30 Oct 2019Miércoles, 30/10/19 atrás

"¡No puedo más, fue un fin de semana horrible!", dijo Nai Awada y se puso a llorar en la tele, porque dice que la agreden desde que apoya públicamente a su tío, Mauricio Macri.

"Más que macrista, soy una persona. La verdad es que siento mucha presión, no pensé que iba a generar tanto quilombo que de una opinión, más que nada de colegas o gente que quiero no tengo ganas de vivir tantas agresiones".

"Yo soy Awada, es un quilombo lo que vivo", aseguró la joven que es sobrina directa de Juliana Awada.

"No aguanté mas. Ayer puse la mejor cara para ir al estreno de la película de Fede Bal, pero no aguanto tanta presión, soy una piba súper sensible. Tengo 25 años y es mucha la agresividad que recibo, quiero de dedicarme a actuar, no soy candidata a diputada".

"El domingo fui a votar contenta, el sábado estuve con mi familia y después vino una catarata de agresiones de gente que quiero", se quejó.

Estanislao Fernández, que en las redes escribe bajo el seudónimo Dyhzy, salió a defender a Awada en Twitter: "Banco mil a Nai porque estamos en la misma -afirmó-. Banco cero que digan 'son familia, no militantes' porque conmigo no es así, yo no milito, soy familia y se dedicaron a hacerme mierda desde abril".

La ex participante del Bailando fue durante años una defensora rabiosa del kirchnerismo, y criticaba públicamente a Macri. Es más: medios extranjeros aseguraban hasta hace meses que era "el dolor de cabeza de su tía".

Llegó a tuitear que el de Macri era "un gobierno de mierda lleno de incompetentes". De repente, en agosto, cambió y se enfervorizó con el macrismo.

El domingo a la noche, cuando se supo que había ganado la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, lanzó un tuit para declarar que estaba triste.

"Estoy demasiado triste, con mensajes que no pararon de mandarme agresivos colegas del espectáculo por pensar distinto. Ese no es el país democrático que tanto hablan. Me avergüenza que me discriminen así y me quieran dejar de llamar para laburar. Es muy triste. Pero así son".