Con los anuncios de Piñera, Santiago recupera su normalidad - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 26 Oct 2019Sábado, 26/10/19 atrás

 Santiago y las principales ciudades chilenas recobraban esta noche una calma que no exhibían desde el viernes 18, cuando comenzó el estallido social que el presidente Sebastián Piñera intentó reducir hoy con algunos anuncios y un pedido de renuncia a todo su gabinete.

En la capital chilena, Télam pudo comprobar menor presencia de carabineros y militares, dado que el toque de queda ya no será implementado a partir de hoy en todo el país, aunque sí el estado de excepción (una especie de estado de alerta de las fuerzas de seguridad ante una grave amenaza a la estabilidad institucional o a los bienes del Estado), que según el mandatario cesará a las 0 del lunes "si las circunstancias lo permiten".

Aunque la tranquilidad era esta noche el clima generalizado, pequeñas manifestaciones mostraron incidentes menores, tanto en Santiago como en algunas ciudades del país.

Luego de 9 días de protesta, la calma llegó.

La histórica y pacífica manifestación de ayer, cuando más de un millón de personas se reunieron en la emblemática Plaza Italia y alrededores, además de otro cientos de miles en diferentes ciudades del país, llevaron al presidente a tomar varias medidas que esta mañana sacudieron la escena política y social, aunque esta tarde nadie se animaba a decir si logró aplacar las protestas, ya que el movimiento no tiene voceros y mucho líderes.

Una multitudinaria marcha se manifestó ayer viernes por las calles de Santiago.

En Santiago, los locales comerciales comenzaron a atender con cierta normalidad, e inclusive restaurantes a escasos 300 metros de Plaza Italia comenzaron a abrir sus puertas, aunque aún la afluencia de público es menor.

Lo mismo sucedía con supermercados, farmacias, estaciones de servicios y centros comerciales, donde las largas filas de los últimos días comenzaban a disminuir.

Esta mañana cientos de jóvenes y voluntarios limpiaron calles y plazas de escombros y restos de las manifestaciones, lo que permitió bajar el nivel de destrucción que se veía en los días anteriores.