La romántica carta de Daniela Rendón, la esposa de Franco Armani - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 16 Oct 2019 28 días atrás

Franco Armani celebró este miércoles su cumpleaños 33. El arquero de River recibió al aniversario en medio de un notable momento futbolístico, tanto personal como colectivo.

Daniela Rendón, la esposa colombiana del deportista santafesino, lo "sorprendió" publicando una emotiva carta de amor desde su cuenta de Instagram.

Allí, la modelo cafetera no ahorró en romanticismo: "Amor mío, me llenás de orgullo, eres un hombre inigualable. Mi corazón y mi alma se vuelven cómplices para enamorarte cada día. Tu tranquilidad me da paz, quiero estar a tu lado siempre, no te cambiaría por nada ni por nadie", comenzó diciendo el texto.

Ver esta publicación en Instagram

Amor mío%uD83E%uDD34%uD83C%uDFFC Me llenas de orgullo, eres un hombre inigualable. Mi corazón y mi alma se vuelven cómplices para enamorarte cada día. Tu tranquilidad me da paz, quiero estar a tu lado siempre, no te cambiaría por nada ni por nadie. Hoy en tu cumpleaños %uD83C%uDF82 quiero hacerte saber que nuestro amor nos edifica, nos vuelve mejores personas. Mi persona preferida eres tú, quiero que bailemos eternamente juntos la canción más Bonita de amor. Crecer juntos y valorar el proceso es lo que hoy nos tiene para proyectos grandes al lado de papá Dios. Desde que nuestra historia empezó, desde aquel entonces decidí quedarme para ser tu apoyo incondicional y admirarte por tu calidad humana. Te amo%uD83D%uDE0D%u2764%uFE0F Feliz vuelta al sol papacito mío %u2764%uFE0F%uD83D%uDE0D%uD83E%uDD34%uD83C%uDFFC%uD83D%uDE4F%uD83C%uDFFB

Una publicación compartida por Daniela (@dafarendon) el

Y prosiguió: "En tu cumpleaños quiero hacerte saber que nuestro amor nos edifica, nos vuelve mejores personas. (...) Quiero que bailemos eternamente juntos la canción más bonita de amor. (...) Desde que nuestra historia empezó, desde aquel entonces decidí quedarme para ser tu apoyo incondicional y admirarte por tu calidad humano".

Por último, Rendón concluyó con un tierno "Te amo, feliz vuelta al sol papacito mío".