Debate 19: Primer tiempo, ahora a "reperfilar" el discurso - Mendoza Post
Lunes 14 Oct 2019
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Lo importante. Por primera vez en este país se concreta institucionalmente una exposición conjunta de los planes y el pensamiento de quienes quieren presidir Argentina.

Fue en el principal recinto de la Universidad del Litoral en la ciudad de Santa Fe, el mismo espacio donde en 1994 se reformó la Constitución Nacional.

El primer debate se diseñó para que haya confrontación de las propuestas ya que difícilmente los electores hayan accedido a las plataformas de gobierno de los candidatos.

La mirada presidencial en el debate que lo puso a Mauricio Macri en el centro de la escena pública 

Estrategia 

Se notó la intención de Alberto Fernández de atacar la posición de Mauricio Macri desde el primer minuto. En uno de los pasajes el candidato retador hizo evidente a quién dedicaba su actuación. El candidato del Frente Todos mencionó a los 5 millones de nuevos pobres caídos desde la clase media producto la crisis económica.

Alberto Fernández pronunció 2190 palabras de  las cuales 14 fueron "presidente" y 27 "Macri" (dato de Chequeado.com).

Macri se impuso una abstracción para repeler cualquier ataque de Fernández y de cualquiera de los otros cuatro candidatos. Se lo vio concentrado en su argumento basado en que "casi cuatro años gestión no alcanzan" para terminar la transformación propuesta. Además de la mención de los 70 u 80 años de crisis según sea el cálculo que hace el presidente. Sólo apuntó al principal candidato opositor al final intentando poner en evidencia que la actitud de Fernández daba cuenta que el kirchnerismo volvería con lo peor de sus características.

Mauricio Macri emitió 2.197 palabras y mencionó solo una vez a Fernández y 13 veces el término "todos"

Fuera de juego 

Roberto Lavagna estuvo distante de cualquier discusión. Una impresión compartida con muchos observadores mendocinos. El economista se mostró pausado y una frase pintó su estado interno político. Lavagna dijo que el Frente Consenso Federal está a disposición de lo que decida la ciudadanía. Algo de esa situación interna dejó cuando vino la semana pasada a Mendoza y les dijo a sus seguidores de Protectora y del gremio de los gastronómicos que detrás de él viene gente joven para continuar esta historia de intentar de sostener una postura política de "centro". Lavagna está en retirada aunque desde el kirchnerismo lo ven como un "ministeriable" de Fernández.

Roberto Lavagna estuvo en Mendoza antes del debate. Anoche fue el más escueto, ocupó 1599 palabras para "debatir", según Chequeado.com.

Mediático 

José Luis Espert hizo gala de su manejo de la plataforma audiovisual. Fue el que sorprendió a la audiencia con su lenguaje llano y callejero para fijar postura. Se notó su tono fue de superioridad en ciertos pasajes pero dejó afirmaciones que no dejan dudas sobre sus ideas. Por ejemplo: arancelamiento de estudios universitarios y su crítica al negocio que representan las obras sociales en manos de los sindicatos. Se presentó como un hombre común "como vos" entre todos profesionales de la política. Defendió su "voto útil" para hacer una oposición eficiente frente al kirchnerismo que para Espert sin decirlo, es casi el virtual ganador de esta competencia electoral.

José Luis Espert el más aplomado ante las cámaras. Discurso medido al milímetro. El "hombre común" dijo 1976 palabras según Chequeado.com.

Antípodas y "cero" incidencia 

Juan Gómez Centurión se mostró errático en el manejo de los tiempos asignados y su mensaje quedó diluido. Pudo sí, repiquetear en su argumento principal que es su oposición a la legalización del aborto. 

Gómez Centurión, el candidato "provida" y el más "perdido" de los debatientes. Ocupó 1882 términos, según Chequeado.com. 

Mientras que Nicolás del Caño estuvo denunciante y coyuntural con la crisis política de Ecuador pero sin consistencia de propuestas tratando de interpelar a Macri y Fernández. No pudo instalar el verdadero propósito de la izquierda que sostenerse dentro del Congreso de la Nación.

Del Caño estuvo locuaz con 2.165 palabras según Chequeado.com. Pero su discurso no pareció eficaz en busca de votos para el Congreso.

En Mendoza 

Desde el círculo cercano al gobernador electo Rodolfo Suarez apuntaron no bien terminó este primer debate. 

"Muy agresivo Alberto Fernández el que gana no agrede, una estrategia rara. Le dio lugar a Macri a decir que no cambiaron. Es de manual que para estas ocasiones no se debe usar el dedo acusador. Peor gestualidad que la de Cristina", resumió un analista oficialista mendocino. 

En cambio desde el peronismo registraron otra cosa. "Cada uno cumplió su rol. Macri perdió votos quizá favor de Espert y Gómez Centurión. Y Alberto dedicado a juntar todos los enojados con Macri".

La consultora Martha Reale advirtió que seguramente habrá cambios en la actitud de los candidatos para la próxima semana. 

La encuestadora Martha Reale no duda en que los competidores deberán revisar y mejorar los argumentos. La especialista no cree que se modifiquen las preferencias de los electores pero sí consolidar lo ya logrado. Observa Reale que para quienes intentan incidir entre los votantes deberían focalizar en el candidato que tiene mayor intención de voto (Fernández) y no en el aspirante oficialista (Macri).

Conclusión 

Está claro que desde lo estratégico pasó un primer tiempo en un juego de dos. Y antes de llegar a la segunda etapa que se concretará el domingo 20, estos días serán importantes para saber si el primer debate tuvo consecuencias en el electorado. A partir de algunas mediciones se "reperfilarán" o no las perfomances de los dos candidatos con más chance de ganar las elecciones del domingo 27.

El dedo acusador de Fernández y recriminando al presidente; y la mirada fría de ojos abiertos como congelados de Macri mirando las cámaras fueron los gestos que quedaron suspendidos en el aire después de este primer tiempo de debate.

Esta nota habla de: