Las pequeñas gran activistas de Mendoza - La Trenza - Mendoza Post
Viernes 11 Oct 2019
porMicaela Iannizzotto
Periodista

El 11 de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña. Inspiradas en Greta Thunberg, Angelina Echevarrieta, Pía Lorenzi y Sofía Ivars, tres jóvenes de Mendoza contaron a La Trenza sobre su activismo y la importancia de intervenir inmediatamente para generar cambios.

La activista sueca Greta Thunberg es conocida por su intervención en la cumbre del clima de la ONU que se realizó el mes pasado, en la que acusó a los líderes mundiales de haberles fallado a las nuevas generaciones y los instó a que hagan algo por el cambio climático. "Nos están fallando. Pero los jóvenes están empezando a entender su traición", sostuvo sin rodeos.

Como Greta, miles de niñas y jóvenes en el mundo se están organizando y empezaron a ponerle el cuerpo a la lucha contra el cambio climático. Se identifican como la generación con posibilidades reales de hacer algo y se enfrentan a los adultos y, principalmente a los dueños de las  multinacionales, por ser quienes generaron este problema y hasta el momento no están haciendo nada para revertirlo.

Bajo la consigna #NoHayPlanetaB las y los pequeños activistas se imponen ante el mundo de los adultos e instan a generar cambios en los modos de producción  y consumo de manera inminente. Pues aseguran que después de diez años, el desastre ambiental será irreparable.

Las nuevas generaciones al frente

Todos los viernes alrededor del mundo se hace una huelga general, convocada por Greta, contra el cambio climático.

Angelina, todavía va al colegio, tiene apenas 15 años, pero eso no le impide ponerse al hombro esta lucha y, junto con Sofía  de 23 años, forman parte de la organización #FridayForFuture en Mendoza. Por su parte, Pía de 21 años participa de las ONGs Animal Libre, Anonymous For The Voiceless y Nueva Ética, esta última creada por ella.

"Hay algo que hicieron mal, que tenemos que cambiar"

Angelina, es la más pequeña de las tres y lleva su lucha a todos los ámbitos en los que se desenvuelve. Principalmente en la escuela. "Comencé a movilizar e informar a todos mis amigos. Ahora en mi escuela vamos a hacer una huerta y planteamos la idea de hacer ecoladrillos para el jardincito", relató.

Angelina Echevarrieta

"Las nuevas generaciones somos más conscientes porque nos dimos cuenta de lo que está pasando. Nos insertaron un chip revolucionario. Y ahora nos paramos en el 2019 . Hay algo que hicieron mal, que tenemos que cambiar", opinó Angelina.

En la misma línea, Sofía expresó: "Las nuevas generaciones están mucho más activas, pero es por que una entiende que somos la primera generación en sentir los efectos del cambio climático y el calentamiento global. Y somos la última generación con posibilidades reales de hacer algo. Tenemos diez años para actuar después de esos 10 años todo lo que va a pasar es sin precedentes, se va a salir de nuestro control. Ese llamado que hacen a nuestras generaciones es por nuestro futuro".

Sofía Ivars 

"El problema nos topó de golpe. Un problema que no lo generamos nosotros, es algo que viene desde hace mucho tiempo. Pero si no nos encargamos  los jóvenes o las futuras generaciones, nadie lo va a hacer. No debería ser nuestra preocupación, pero vemos que está todo al revés", planteó Pía.

Pía Lorenzi

El machismo presente

Cuando las mujeres y las niñas se plantan ante el mundo, no están exentas de las críticas y las miradas de los varones. Así, el periodista brasilero, Gustavo Negreiro, en el programa de radio "96 Minutos" se refirió a Greta con comentarios misóginos.

"El machismo es algo con lo que estamos luchando todas y es muy difícil sacárselo de la cabeza a algunos dinosaurios. También noto que hay cierta relación entre las personas que son muy machistas y las que son negacionistas del cambio climático", dijo al respecto Sofía.

"Si habla una mujer, la tratan de loca, de histérica".

"Quizás si fuera un hombre Greta llegaría a más personas, en este contexto en el que vivimos. Dirían 'qué valiente' o 'qué bien parado está'. Pero si habla una mujer la dejan de lado o la tratan de loca, de histérica", agregó Pía.

No hay excusas: 

Si bien este movimiento para salvar el planeta apunta a que se realicen cambios sistémicos, es decir, generar una economía circular y buscarle una alternativa a la industrialización, que es el principal factor que incide en el cambio climático. 

"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo". 

Angelina, Sofía y Pía dan algunas recomendaciones para aportar en la lucha contra el cambio climático y la contaminación ambiental: "Un primer hábito sería migrar hacia una dieta más amigable con el medio ambiente. La mejor dieta que se puede hacer es una dieta vegetariana o vegana. Además Se debe empezar a reciclar y ser conscientes de todos los residuos que generamos y su finalidad", aportó Sofía.

"En el siglo pasado se planteaba que las soluciones eran las tres R: reducir, reciclar y reutilizar. Eso también se puede aplicar ahora. Además se debe cortar el consumo de carne porque su manera de producción  afecta el calentamiento global", agregó Angelina. 

"La producción de carne afecta el calentamiento global"

En la misma línea Pía sumó: "si queremos cuidar el agua deberíamos dejar de consumir productos animales: carne, lácteos, huevos, porque ahí se van todos los recursos que tenemos. Para producir un kilo de carne de vaca se necesitan 15.000 litros de agua".

"Hoy tenemos la posibilidad de elegir pero en un futuro se va imponer, porque van a escasear los recursos naturales, entonces comer carne va a ser algo de ricos. La idea principal es no llegar a ese punto porque no tiene retorno", concluyó Pía. 


Esta nota habla de: