"Cortando papelitos", el emocionante mensaje para los hinchas del Tomba - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 9 Oct 2019 12 días atrás

La revista institucional de Godoy Cruz presentó en la edición de octubre un editorial imperdible y muy emocionante respecto al mal momento que atraviesa el equipo.

La misma se titula "Cortando papelitos". La revista es de distribución gratuita entre los socios e hinchas del Tomba pero también se puede leer en su edición online.

Cortando papelitos

Mi hija me llama con los ojos llenos de lágrimas: "Volvimos a perder papá". Me quedo mirando, la abrazo. Trato de hacerme el fuerte. A mí también me duelen estas derrotas. "En la tele dicen que nos vamos a la B", lanza municiones que yo ya escuché, pero igual lastiman. "El señor de traje dice que estamos en las malas y no podemos salir", la sigo escuchando, apago la caja boba y quedo en silencio.

Mi cabeza hace miles de conjeturas en menos de un minuto, mi hija de 10 años espera una respuesta y no puedo mezclar factores que ni yo comprendo. Trato de hablarle del amor, de lo que no se toca y de repente sólo empiezo a hablar, como si desde el cielo, todos mis ángeles tombinos me tiraran una soga: "Cuando yo tenía tu edad, estábamos en las malas de verdad, fui con tu abuelo a Lavalle un día de mucho frío, necesitábamos ganar para no descender. Me interrumpe incrédula: "¿Lavalle jugaba en Primera?". Su naturalidad me sacó una sonrisa: "No hija, nos estábamos por ir a la B de la Liga, esas eran malas".

Después llegaron los años flacos del Nacional B y de nuevo al borde del precipicio. Un club sin agua, sin gas, con miles de acreedores y los jugadores pidiendo carne en los negocios del barrio para hacer un asado. "No me da vergüenza", le remarco, "pero necesito que entiendas de dónde venimos". Intento que sepa que nunca fuimos la gallina de los huevos de oro y que tampoco pretendemos serlo.

No es momento de señalar culpables, agredir, ni amedrentar, no es nuestro estilo, no forma parte de nuestro ADN. Nos caracteriza otra cosa: juntarnos, intentar ayudar y salir entre todos de este momento feo que nos duele por igual a chicos y grandes, porque a pesar de haber vivido otros momentos más angustiantes, deportivos y económicos, esta racha jode al alma. Molesta, hace sufrir.

El Tomba, más que nunca, necesita unión.

No podemos olvidarnos de tantas cosas inolvidables que vivimos en el último tiempo, no podemos ser tan ingratos con los colores y el escudo. Los años peleando torneos, el equipo de Asad, Almirón, Méndez y Dabove, las Copas Sudamericanas, las cuatro Libertadores, las dos clasificaciones a octavos de final de la mano de Bernardi. Muchos de los que acusamos hoy, fueron responsables de esos buenos momentos. No sirve de nada destruir todo, sólo aprendamos de los errores, porque sin dudas equivocarse es la mejor manera de progresar, de seguir creciendo, aunque a veces duela y lastime el pecho.

A esta altura mi hija ya no me escucha, casi me da la espalda en un rincón de la habitación. Un poco desilusionado, le pregunto: "¿Qué hacés?", se da vuelta y me vuelve el alma al cuerpo, sonrío de alegría: "Corto papelitos papá, en siete días jugamos de nuevo y tenemos que apoyar todos, porque a Godoy Cruz lo hace grande su gente".