Abusos en la UNCUYO: pedirán que Aguirre vuelva a prisión - La Trenza - Mendoza Post
Jueves 10 Oct 2019 9 días atrás
porConstanza Terranova
Periodista

En mayo de este año se dieron a conocer las denuncias contra el profesor Mauro Aguirre. Las mismas fueron caratuladas como abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal, ambas agravadas por la condición de Aguirre como educador y cabeza de la agrupación política donde se desarrollaron lo abusos, por lo cual ejercía una relación de poder con la víctimas.

Además del profesor, fueron acusados también tres miembros de la Agrupación Universitaria Nacional (AUN): Mario Codoni, Leandro Fontán y Lucia Fernández. Los testimonios de las denunciantes y las testigos los apuntan como "entregadores" y en la causa son considerados participes primarios. De ser encontrados culpables, tanto Aguirre como Fontán, Codoni y Fernández podrían ser condenados a cumplir hasta 20 años de prisión, ya que los delitos de los que se los acusan son considerados "gravísimos".

Los acusados, Fotán, Aguirre, Codoni y Fernández.

A pesar de la gravedad de los crímenes denunciados, todos los acusados están gozando del beneficio de la libertad condicional. Los tres cómplices la lograron inmediatamente después de ingresar en prisión preventiva por no ser los ejecutores directos del delito.

"Esta decisión carece de perspectiva de género"

Por su parte, Aguirre solicitó salir bajo fianza de la prisión preventiva. En una primera instancia el beneficio le fue denegado por la jueza Nancy Lecek, pero poco después el Tribunal Penal Colegiado Nº1 presidido por el magistrado Víctor Comeglio dio lugar a una apelación presentada por Enoc Ortiz, el abogado de Aguirre, con una fianza de $500.000.

La abogada de las víctimas en una asamblea donde se dieron a conocer detalles de la causa en la Universidad Nacional de Cuyo.

"Entendemos que esta decisión carece de perspectiva de género, que no ha tomado en cuenta las Convenciones internacionales, ni las desigualdades históricas que han sufridos las mujeres y que requieren una mirada de la justicia especial", declaró Viviana Beigel, abogada de las siete denunciantes.

Durante el Festival por una Universidad Feminista y Disidente, la abogada de las victimas comentó que: "No puede tratarse de la misma forma que cualquier caso. Esto lo planteamos en la Corte Provincial a fin de que revise la decisión del Tribunal Penal Colegiado y podamos tener un fallo en donde si se analice con perspectiva de género la situación de detención del profesor Mauro Aguirre. Aguirre debe estar detenido mientras transcurre el proceso porque siempre existió riesgo procesal, sobre todo teniendo en cuenta el contexto en el que se produjeron estos hechos".

Mauro Aguirre actualmente está gozando del beneficio de la libertad condicional tras abonar $500.000 de fianza.

Ante la libertad bajo fianza de Aguirre, la querella decidió que solicitará que la Corte revea el fallo del Tribunal Penal Colegiado Nº1, dentro del marco de la normativa que, según establece la ley 26.485, debe aplicarse para la protección de mujeres que han sido víctimas de violencia de género. Beigel afirmó que temen que esta libertad bajo fianza sea un riesgo para las victimas, las testigos y la investigación que lleva adelante el fiscal Nora.

"La Corte tiene que dar un fallo ejemplificador en la provincia que diga que los fallos relacionados con violencia hacia las mujeres, tienen que tener perspectiva de género".

Perspectivas de la causa:

La abogada de las denunciantes explicó que las investigaciones duraran entre 3 y 4 meses más, dependiendo de los planteos de la defensa y se estima que a principios de 2020 comience el juicio oral. Sobre las posibilidades de ganarlo, Beigel se muestra muy segura y afirma que "Consideramos que en esta causa tenemos suficientes elementos para la condena, hay muchísima prueba, hay testigos presenciales de los hechos de abuso y realmente creemos que está fortalecida la prueba para el juicio".

Beigel recalcó lo fundamental de un Tribunal que juzgue con perspectiva de género para lograr una condena justa y señaló que las denunciantes necesitan acompañamiento y apoyo de la sociedad, la universidad y la juventud. "Necesitan que la sociedad esté presente en esta lucha y en esta posibilidad de hablar que tuvieron. Porque en soledad estos hechos no se pueden denunciar".

Si bien las denunciantes no han pedido ninguna compensación económica, Beigel afirmó que "hay una reparación moral, que la justicia otorga una vez que existe una condena y eso si es necesario". 

"Es necesario reparar moralmente lo que sucedió".

De la causa original, de siete abusos sexuales, se han derivado denuncias de diversa índole que tienen que ver con otras situaciones de violencia de género como sometimiento, maltrato, violencia, acoso, etc. Beigel declaró que es probable que cuando se desarrolle el juicio, se desprendan otras investigaciones de las declaraciones. 

Las asambleas universitarias organizadas para tratar el tema han sido multitudinarias. 

Machistas en puestos de poder:

Desde la organización del Festival por una Universidad Feminista y Disidente -que se realizó el viernes- afirmaron que desde la universidad se han iniciado conversaciones para prevenir y sancionar este tipo de casos de abuso de poder.

"Creemos que la Universidad tiene que dictar medidas de protección"

Aguirre, que aún es afiliado del Partido Justicialista, fue profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y actualmente está en un proceso de jubilación. Si bien no es más profesor en la Universidad Nacional de Cuyo, hay un proceso de sumario de investigación respecto a su caso y el del resto de los imputados. A pesar de la jubilación del acusado, el proceso sumarial se puede continuar, se puede llegar a una decisión.

"Lo importante es que la Universidad se involucre en la investigación de estos hechos y tome alguna decisión en relación a estos docentes, personal de la universidad y personas que son parte de la universidad, que han tenido cargos", declararon desde la organización del Festival.

Y concluyeron:"Creemos que la Universidad tiene que tomar cartas en el asunto y dictar medidas de protección para las estudiantes y futuras estudiantes. Se propuso que cada vez que la universidad vaya a tomar a una persona por concurso o no, revise los antecedentes de violencia de género para evitar situaciones como esta".