Google censuró una app de gestión menstrual por "contenido sexual" - La Trenza - Mendoza Post
Martes 1 Oct 2019 18 días atrás
porConstanza Terranova
Periodista

La censura ha sido uno de los instrumentos más utilizados por el patriarcado para mantener su dominación sobre las mujeres y las disidencias a lo largo de los siglos. De la mano con este sistema de opresión, el capitalismo actúa de manera similar sobre el proletariado.

Históricamente las mujeres hemos sido doblemente oprimidas y aún en el siglo XXI se pueden ver claros los mecanismos que intentan privarnos de la independencia a la que tenemos derecho.

LunarApp

La comunicadora Analia Fukelman y la psicóloga Irina Corsunsky crearon "Lunar App" a finales del 2016. Lunar es la primera aplicación móvil desarrollada en Argentina que se ocupa de registrar la actividad del ciclo mensual de mujeres y cuerpos que menstrúan. Hace poco fue censurada y dada de baja en PlayStore. La razón que recibieron las desarrolladoras fue: "por uso de contenido sexual".

Escrito de forma escueta, poco precisa y enviado por un bot automatizado. Así fue el mail que recibieron Fukelman y Corsunsky con la explicación de la baja de la aplicación. Es que la política de Google -que no es muy clara para los y las desarrolladores de apps- consiste en "strikes" más leves o graves, que determinan las penalidades que pueden sufrir las aplicaciones de no comportarse de acuerdo a la política de la compañía.

Esta penalización implicó serias perdidas para las creadoras de la aplicación: no sólo se le dio de baja del PlaySotre, sino que también se removieron las reseñas, calificaciones y las estadísticas de 3 años de trabajo y más de 70 mil usuarias.  

LunarApp se encontró con la primera penalización hace unos meses. Fukelman relata que le resultó extraña la llamada de atención, ya que la aplicación venía funcionando bien hasta que apareció una notificación. En ella, Google sostenía que "la app incumplía la política de edad y debía ser sometida a una revisión".

"Lo único que habíamos agregado el día anterior era un texto que hablaba sobre conectar con la historia corporal e incluía preguntas sobre la historia de la usuaria: si había transitado embarazos, partos, abortos o situaciones de abuso. En ese caso, la palabra clave diferencial era aborto. Era la primera vez que la habíamos incluido en la app".

La primera vez, se fueron con la advertencia. Además PlayStore decidió que la app sólo era apta para mayores de 17 años. Por muy increíble que parezca, Google no se contentó con negar un servicio a mujeres y personas menstruantes menores de 17 años, sino que siguió poniendo obstáculos en el camino de LunarApp.

Una de las imágenes denunciadas por su contenido "sexual". 

Autoras: @judithilen y @floraburaschi

La segunda penalización que sufrió Lunar coincidió con la incorporación de una tienda en la app. Las creadoras de la aplicación sospechan que las barreras para incorporarla fueron puestas para que el dinero siempre circule por la herramienta propia de la Play Store. Más allá que la política de términos y condiciones no lo menciona específicamente, ellas accedieron pero sostienen que: "Fue un ida y vuelta donde se siente mucho la asimetría de poder porque no son claros en relación a las razones del rechazo, los mensajes son bastante crípticos".

"Se siente mucho la asimetría de poder"

A su vez, también recibieron otra notificación, esta era más directa y grave: las acusaban de infringir la política de contenido sexual, que sostiene que no se toleran apps que fomenten la pornografía y estén destinadas a generar placer sexual. Las desarrolladoras de Lunar no demoraron en preguntar de qué se trataba:

"Ahí es donde todo se pone muy ambiguo: no sabemos si las ilustraciones o los contenidos son el problema porque nuestra aplicación habla sobre salud sexual, ciclo menstrual y tiene imágenes artísticas en las que se pueden ver algún pezón con fines educativos. A las imágenes hay que leerlas en contexto".

"Venimos trabajando con más de 70 mil descargas que fueron borradas de un plumazo".

Imagen considerada como contenido "sexual" por la Play Store. 

Autoras: @judithilen y @floraburaschi

Las más de 16 mil usuarias activas al momento de la baja de la app en la PlayStore pueden seguir usando la aplicación, pero las interesadas en acceder de forma gratuita a ella sólo pueden hacerlo por medio de la página web de Lunar App o por la App Store de Apple. Ana Fukelman comentó que la app no genera rédito para las creadoras, sólo lo consiguen a través de las donaciones que las usuarias hacen de forma voluntaria:

"El año pasado entramos en una iniciativa suiza que nos financió una pequeña mejora, salió con la Universidad de Ginebra, así de a poquito y con fondos propios se hizo el proyecto".

Además, Fukelman comentó que la política de datos de LunarApp, a diferencia de otras aplicaciones de gestión menstrual, es la de no vender ningún dato o información de las usuarias. Es más, los datos anónimos relevados por medio de la aplicación, son utilizados por las desarrolladoras para generar todo tipo estudios cualitativos sobre el ciclo de las mujeres y personas que menstrúan.

Durante una entrevista en vivo con Fukelman, la comunicadora reflexionó  que este es un ejemplo más de  como los proyectos autogestivos que no son parte de los grandes monopolios como Google o Facebook, quedan vulnerables ante los feroces términos de la competencia. 

La creadora concluyó que esto es aún más grave si se tiene en cuenta las medidas aleccionadoras y adoctrinantes que toman empresas como Google. Privar a las mujeres y cuerpos menstruantes de información, control y recursos para la anticoncepción, prevención enfermedades y autoconocimiento, no es más que un guiño al sistema patriarcal sobre el que se sostienen.