Canibalismo, niños enjaulados e incesto: la historia real de "La Huérfana" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 26 Sep 2019

La historia de Kristine y Michael Barnett y la adopción de Natalia Grace es tan parecido a la obra maestra del terror "La huérfana" que se hizo viral.

Lo cierto es que el caso de La Huérfana fue real a principios de los 2 mil: Barbora Skrlová, la mujer que inspiró la película  producida por Leonardo Di Caprio y de quien ahora no se conoce su paradero, fue adoptada como si fuera una nena y acabó en un psiquiátrico por su perversidad.

Ahora, los Barnett fueron juzgados por dejar abandonada a una niña ucrania que habían adoptado, y en su defensa dijeron que le chiquita de seis años era en realidad una psicópata de 22 que quería matarlos y enterrarlos en el jardín.

¿Se repitió la historia o se la inventaron por la película? Al parecer todo es real, porque la pareja fue apresada y luego liberada. Al abandonar a la nena que era adulta, la pareja y sus otros hijos escaparon de EEUU a Canadá del pánico que tenían.

Barbora Skrlová son su primera familia adoptiva

La macabra historia de La Huérfana: canibalismo, tortura y sectas

Protagonizada por Vera Farmiga (la misma actriz de El conjuro), La Huérfana contaba la historia de un matrimonio que adoptaba a una nena de 8 años llamada Esther.

Tras varios macabros episodios, se descubre que Esther no era una menor de edad sino que una mujer de 33 años con trastornos mentales y una enfermedad llamada hipopituitarismo que la hacía ver como niña pequeña.

Skrlová nació en República Checa y como muchos psicópatas, la mujer era brillante y sabía cómo obligar a la gente para que hicieran lo que ella quería y la protegieran. Acabó en un psiquiátrico.

Años después logró que le dieron el alta y conoció a las hermanas Klara y Katherina Mauerová, que también padecían problemas mentales y que vivían junto a sus hijos.

Barbora convenció a las mujeres de que, en realidad, era una nena de 13 años y consiguió que la adoptaran para formar parte de su familia. Así fue que introdujo a las hermanas Maurenová a una secta religiosa, "El movimiento Grial".

Su líder les recomendaba que practicaran el canibalismo, la promiscuidad sexual y el incesto. 

Diseñaron unas jaulas en las que introdujeron a los menores desnudos y, cuando estaban a punto de morir de hambre, Barbora convenció a las hermanas que mejor era engordarlos para después practicar el canibalismo.

En el caso de Natalia, Kristine Barnett sostiene que las verdaderas víctimas son ella y su familia, ya que fueron amenazados durante años por la misteriosa joven que hasta amenazó con apuñalarlos mientras dormían, la empujó a ella hacia un alambrado eléctrico y le tiró café hirviendo.

La justicia de EEUU sigue en el dilema de qué hacer. Por lo pronto liberó a los padres, pero no encuentra a Natalia para analizarla y saber si en realidad es ya casi una treintañera.

Esta nota habla de: