"El bono no está cerrado", reconoció el Gobierno ante críticas de empresarios - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 15 Sep 2019Domingo, 15/09/19 atrás

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó este domingo que "no está cerrado el bono" para los trabajadores privados, pero "está sí la voluntad política del Gobierno" de llegar a un acuerdo con empresarios y dirigentes sindicales para que se entregue.

"A partir del lunes empezaremos a llamar a la UIA, a las distintas cámaras, a la CGT y la idea es que lo más rápido posible (se otorgue el bono), para que en octubre los trabajadores puedan tener una compensación", adelantó Sica en declaraciones al programa "Es Por Acá", en Radio Milenium.

El funcionario explicó que junto a los empresarios y los sindicalistas "la idea es diagramar cuál es el mejor mecanismo", para compensar la pérdida de poder adquisitivo generada luego de la devaluación del 30% del peso, tras las PASO.Advierten que el 25% de las Pymes no podrá pagar el bono de $5.000.

Daniel Funes de Rioja sostuvo que a las Pymes se les haría imposible pagar el bono.

La Confederación General del Trabajo (CGT) "obviamente pidió un bono similar a lo que hicimos en el sector público" de $ 5.000, pero "después empezamos a discutir y charlar con las cámaras empresarias y ver la situación de las pymes".

Sica consideró, en tono irónico, que resultará más fácil llegar a un acuerdo, luego de que representantes de la Unión Industrial Argentina y la CGT se mostraran juntos la semana pasada en Tucumán en un acto del candidato Alberto Fernández.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, junto a Dante Sica.

"Si la UIA y ahora la CGT dicen que están dispuestas a firmar o están proclives a un diálogo de un pacto social, entonces creo que va a ser mucho más fácil esta semana para ponernos de acuerdo, para poder tener una mejora desde el punto de vista del salario real", dijo.

Luego de las elecciones primarias del 11 de agosto "cambiaron las condiciones económicas. Tenemos ahora que empezar a diseñar medidas que tiendan a una mejora sobre aquellos sectores afectados", explicó Sica.

Líderes de la CGT.

Una de esas medidas "tenía que ver con los ingresos de salarios fijos, los asalariados formales. Nos juntamos con la CGT y a partir de ahí empezamos a trabajar" en lugar una compensación de los salarios.

Sica, consultado por la prensa por la negativa de los empresarios a otorgar un bono de $ 5.000, aseguró: "Te diría que no está cerrado el tema del bono. Lo que está sí es la voluntad política del Gobierno", de otorgarlo.

"Lo que empezamos a charlar con las distintas cámaras, era la necesidad de tener alguna compensación sobre el salario real por este salto de inflación no esperada, en agosto y septiembre, y quizás un poco de octubre", explicó el ministro.

Recordó que la mayoría de las paritarias habían cerrado casi a finales de julio, todas tenían cláusulas de revisión, y con la decisión de otorgar un bono "la idea era adelantarnos también a esa discusión de quizás no abrir las paritarias de nuevo y poder buscar algún mecanismo para compensar la caída del salario real, pero sin ahogar a las empresas, que no solo están sufriendo una caída a nivel de actividad sino sufriendo una astringencia en el mercado financiero".