Una mujer manejaba por San Martín Sur con 2,32 gramos del alcohol - Mendoza Post
Sábado 7 Sep 2019Sábado, 07/09/19 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Los controles de alcoholemia van dando resultados. Anoche, a las dos de la madrugada de hoy, una mujer de unos 40 años fue detectada conduciendo su automóvil con 2,32 gramos de alcohol. "No podía ni hablar" dijeron testigos. El auto le fue secuestrado y se lo llevó una grúa, y un familiar debió buscar a la señora para llevarla a su domicilio.

El "hallazgo", ocurrió en la madrugada en uno de los tantos controles de alcoholemia que se hacen en el Gran Mendoza, particularmente a raíz de las numerosas muertes que hubo este año y en 2018, en los que hubo involucrados conductores al volante. De hecho, en el control de anoche había familiares y amigos de víctimas, pocos días después que las modificaciones a la Ley de Tránsito endureciendo penas y multas fuesen aprobadas por la Legislatura.

Las personas que participaron del control anoche no podían creer el estado en que iba la mujer que fue detectada con 2,32 gramos de alcohol en sangre. Casi cinco veces más de lo permitido. Manejaba a las dos de la madrugada por la Avenida San Martín Sur, en un Gol Trend color verde. "Decía que estábamos equivocados... que había gente peor que ella..." La mujer fue rescatada por su ex esposo. Tienen un hijo de cuatro años, según relataron en el lugar.

El test de alcoholemia clavado en 2,32. Ocurrió anoche.

En el mismo control, otra persona fue detectada manejando con 0,8 gramos de alcohol. Un joven que discutió fuerte con la policía, porque decía que podía manejar. También le retiraron el vehículo, y un familiar lo fue a buscar.

"La cuestión no es no tomar... si toman no pueden manejar... que agradezcan que los estamos salvando..." dijo una de las personas, amigos de víctimas de accidentes que participaron anoche de este control.

Este año hubo una racha espantosa de 11 fallecidos en tragedias con personas alcoholizadas. Algunos casos fueron de mucha repercusión mediática, como las muertes de Luciana Montaruli (27) y Julieta Testa (24). Luego, hubo más accidentes con personas ebrias, pero sin muertes. Dos días atrás, un conductor que conducía ebrio terminó adentro de un canal, en Maipú, con su camioneta. Lo encontraron durmiendo adentro después del accidente.