Los gitanos de Guaymallén admitieron sus delitos pero siguen estafando - Mendoza Post
Sábado 7 Sep 2019Sábado, 07/09/19 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

En octubre de 2016, una familia de gitanos fue parte de un juicio abreviado en Mendoza que se sustanció por considerar que formaban parte de una asociación ilícita. En ese contexto, luego de que el clan reconociera sus trapisondas, fiscales y defensores acordaron una pena de 3 años de prisión en suspenso.

Entonces, resultaron beneficiados Nicolás Esteban Milanovich, Diego Armando Esteban, Milan Esteban Juan, Espiro Esteban, María de los Ángeles Costich, Julio Esteban y Darío Esteban. Fue después de que reconocieron cómo estafaban a incautos a través de la publicación de avisos en la web en los cuales ofrecían vehículos a precios mucho más económicos que los de mercado que jamás entregaban posteriormente. El Post se cansó de publicar casos de personas que cayeron bajo esta modalidad, siempre calcada.

Y cuando parecía que todo había concluido, porque la confesión y posterior condena a los gitanos así lo hacía suponer, el clan ha vuelto a las andadas, esta vez desde Maipú.

Diego Armando Esteban

La prueba de ello aparece en un expediente que se sustanció a fines del año 20118, pero cuya trama arranca en agosto del mismo año. Fue después de que un hombre llamado Matías Maldonado viajara de Buenos Aires a Mendoza interesado en una camioneta Toyota Hilux que vio publicada en el portal OLX.

El vehículo había sido publicado por Armando Esteban Juan, el mismo que había reconocido sus trapisondas antes los fiscales Tomás Guevara y Gonzalo Marzal.

Ver además: Estos son los gitanos estafadores de Mendoza

A raíz de ello, sucedió lo que suele suceder en este tipo de cuestiones: el hombre entregó el dinero y, a la hora de los papeles, empezaron las excusas. Finalmente, la camioneta nunca apareció y Maldonado perdió el dinero que había llevado consigo, unos 310 mil pesos.

"Yo me acerco, me mandan por Whatsapp fotos del informe de dominio, cuando firmamos el boleto de compraventa aparece la titular, que es una de las gitanas, Romina Juan y firma el boleto. Firma uno solo y yo no me di cuenta de que había firmado uno solo, y cuando necesitan hacer el formulario CETA, una vez que yo pagué, me dicen que se tienen que llevar todos los papeles para entregarlos a su contador, y de ahí no vuelven los papeles, no los vuelven a presentar, y ahí empiezan con las excusas", contó el damnificado al Post.

Una de las publicaciones web de los gitanos mendocinos

-¿Qué le decían?

-Que hubo un problema... a todos les hacen así. Yo logré después de una fuerte discusión con ellos que me firmara el cuñado de Romina Juan, Esteban Diego, un pagaré certificado por escribano.

-No obstante, usted hace la pertinente denuncia judicial...

-Sí, yo hice la denuncia, me tomaron todas las declaraciones, me acerqué para ver si había un posible arreglo y ahí me dicen que este gitano posiblemente falleció y ahora sigo con la causa respecto a Romina Juan.

Ver además: Están acorralados, pero los gitanos mendocinos siguen estafando 

-¿Quién falleció?

- Diego Armando Esteban... me lo dijo la fiscalía, pero es insólito porque también me dicen que no están seguros, que me lo iban a confirmar, cosa que todavía no ha sucedido, la que me dice eso es la secretaria del fiscal.

Walter Esteban, aunque dice llamarse Samuel 

-¿Creé que podrá recuperar su dinero?

-No sé, ellos tienen muchas denuncias en su contra, muchísimas. Tienen condena de 3 años en suspenso e igual siguen haciendo estafas, no sé qué pasa, no les sacan ni siquiera los vehículos para que no sigan haciendo lo mismo. Me han informado de que varios damnificados van a un arreglo, no recuperan el dinero.

-Por lo pronto, los vehículos ya no están donde solían estar...

-Lo sé, he pasado por esa especie de concesionaria que queda sobre la colectora de la autopista y vi que habían sacado todos los autos, habían vaciado todo, se habían ido. En su momento, ellos hablaban enfrente mío y decían que tenían familiares en Tucumán, en Resistencia... yo supongo que deben ser del circuito de ellos, que mandan los vehículos a otra provincia y hacen el mismo modus operandi Por ahí dicen que Esteban Diego se murió y en realidad se fue a otra provincia a seguir haciendo lo mismo.

Este dice llamarse Damián

Concluyendo

El caso de Maldonado no es el único que probaría el regreso de los engaños de los gitanos, aunque sí es el único que se encuentra judicializado en estas horas (hay otro damnificado en Venado Tuerto que está por hacer una presentación, pero aún no ha ocurrido).

El expediente reposa en la Fiscalía número 15 de Delitos Económicos de Mendoza, a cargo de Hernán Ríos, cuya secretaría está comandada por Fernanda Orozco. Esta última es la que le habría dicho al nuevo incauto que Diego Armando Esteban había fallecido.

Es probable que haya ocurrido, como no. Lo que falta en el expediente es un dato fundamental: el certificado de defunción.

Entretanto, la causa avanza contra otra de las integrantes del clan, Romina Juan. De hecho, desde la fiscalía de marras han asegurado a este diario que habrá novedades en el corto plazo. Habrá que estar atentos.

Así exhiben sus vehículos