Industriales aseguran que trabajan a la mitad de su capacidad - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 6 Sep 2019Viernes, 06/09/19 atrás

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza  (Asinmet) impulsó junto a la UNCuyo un estudio para determinar cómo se encuentra la situación industrial y los datos son desalentadores. Según el informe, han perdido obras, se produjeron despidos y las empresas trabajan a la mitad de su capacidad productiva. 

Los datos fueron aportados por el presidente de la entidad Pedro Bizzotto quien señaló que la mayoría de las empresas toman créditos para pagar sueldos e impuestos y no como una forma de inversión. Al mismo tiempo, sostuvo que para la mayoría de las empresas industriales es muy difícil acceder a créditos por las altas tasas que tiene el mercado financiero y, sumado a las pocas posibilidades de venta, la industria "pasa por su peor momento".

En declaraciones al programa Te digo lo que pienso, que conduce Ricardo Montacuto por radio Nihuil, Bizzotto explicó que sólo los que tienen posibilidades de exportar o proyectos petroleros como Vaca Muerta se vieron beneficiados por la devaluación.

Bizzotto dijo que la industria está mal desde el año 2010. 

Bizzotto dijo que no estuvieron mejor durante el gobierno de Cristina Fernández que con el gobierno de Mauricio Macri. "Teníamos una economía recesiva desde el 2010 y si se hace un seguimiento histórico desde esa época tenemos un 50% de capacidad ociosa. Indudablemente los grandes cambios son necesarios, pero faltan de políticas de estado que allanen el camino para los empresarios", sostuvo.

El empresario comentó que durante el gobierno el Alfredo Cornejo crecieron algunas empresas gracias a la implementación de Bonos Fiscales. Sin embargo, esas medidas, según Bizzoto no alcanzaron. "Hubo una baja del impuesto de Ingresos Brutos, pero el aumento de los sellos hizo que no fuera tan grande la diferencia", agregó el titular de Asinmet .

Bizzoto aseguró que trabajan a la mitad de su capacidad. 

Para mantenerse, Bizzotto admitió que hubo despidos y conservaron la mínima cantidad de empleados. "El objetivo es mantener la planta de personal idónea, porque cuando aparecen obras nuevas se hace imposible capacitar desde cero. Si tuviéramos más trabajo, tendríamos más personal", sentenció.