Buscan detener la salida del Reino Unido de la Unión Europea - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 3 Sep 2019 12 días atrás

Legisladores opositores británicos, en alianza con conservadores rebeldes, buscarán hoy presentar un proyecto de ley para detener la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin acuerdo, el llamado "Brexit duro", en medio de un tenso clima político y pese a las advertencias del premier, Boris Johnson, de convocar elecciones anticipadas si la Cámara de los Comunes avanza en la iniciativa.

La oposición regresa hoy al Parlamento -que suspenderá sus sesiones desde la próxima semana y hasta el 14 de octubre- para buscar impulsar con urgencia una resolución que obligue al primer ministro a solicitar a la UE otro plazo de dos meses.

Johnson, que asumió el cargo hace menos de seis semanas, dijo que quiere que Reino Unido abandone el bloque el 31 de octubre "con o sin un acuerdo". Su decisión de suspender el Parlamento durante más de un mes a partir de la próxima semana, que busca restarle tiempo a los parlamentarios que pretenden obstaculizar su plan de salida del bloque, desató indignación y una batalla jurídica en el país.

Boris Johnson intentará detener la movida

El ex canciller Philip Hammond, uno de los conservadores rebeldes, confirmó hoy que votará a favor de una legislación diseñada para bloquear un "Brexit duro" (sin acuerdo) y afirmó que "habrá suficientes votos para que el proyecto de ley se apruebe", mientras fuentes de Downing Street advirtieron que Johnson presionaría para una elección el 14 de octubre si el gobierno pierde.

Dominic Grieve, otro conservador rebelde en Westminster, explicó que si finalmente el primer ministro y líder del partido "está haciendo algo que es fundamentalmente incorrecto, entonces no puedo seguir apoyándolo", en declaraciones al sistema público de radiodifusión británico BBC.

"Simplemente no veo que el partido conservador sobreviva en su forma actual si continuamos comportándonos así el uno con el otro", dijo. Johnson los acusa de atarlo de manos en la negociación con Bruselas. "No quiero unas nuevas elecciones -desafió- pero bajo ninguna circunstancia retrasaré la fecha del Brexit".

No será fácil. La maraña de tecnicismos alrededor de cómo el Parlamento pretende detener la maniobra de Johnson, y cómo el primer ministro puede desencadenar una elección general anticipada si lo hace, son tan complejos como toda la saga Brexit.

La estrategia opositora intenta obligar a Johsnon a enviar al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, una carta para solicitar una nueva prórroga de tres meses en la fecha de salida, el 31 de enero.

La iniciativa ha sido liderada por el líder laborista Jeremy Corbyn y la primera firma es la del diputado de su dirección, Hillary Benn, pero en la lista también figuran pesos pesados del Partido Conservador como Hammond, Grieve y el ex ministro de Justicia David Gauke, además de al menos otros 15 tories dispuestos a votar contra Johnson, quien apenas retiene una mayoría parlamentaria por una diferencia de apenas un diputado.

Corbyn lleva meses reclamando nuevas elecciones, pero ayer dos ex primer ministros -Gordon Brown o Tony Blair- le advirtieron que no cayera en la "trampa para elefantes" tendida por su rival y se centrara en apoyar las iniciativas desplegadas en el Parlamento para frenar a Johnson.

El laborista respondió que las elecciones "son la respuesta más democrática para salir de esta situación, y darían a la ciudadanía la posibilidad de escoger entre dos rutas muy diferentes".