Qué significa la calificación de "default selectivo" que tiene la Argentina - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 30 Ago 2019 16 días atrás

Como publicó el Post, después de cinco años, la deuda argentina volvió a ser calificada como "default selectivo", calificación que fue otorgada por la agencia de riesgo crediticio Standard & Poor's.

Esto se debe a que rebajó las perspectivas de pago de los títulos emitidos por el país, aunque esa nota podría ser revisada en las próximas horas. Ahora bien, ¿qué significa que la deuda argentina sea calificada como "default selectivo" (SD por sus siglas en inglés, selective default), y que otras obligaciones hayan sido enviadas a "default"?

Según un informe publicado ayer por S&P, "una entidad calificada con SD (Incumplimiento Selectivo) o D (incumplimiento) ha incurrido en incumplimiento de una o más de sus obligaciones financieras incluyendo las calificadas y no calificadas, pero excluyendo los instrumentos híbridos clasificados como capital regulatorio o en impago de acuerdo con los términos".

La calificación podría cambiar en las próximas horas

El mismo documento añade: "La calificación de D o de SD se asigna cuando Standard & Poors considera que el incumplimiento será generalizado y que la entidad incumplirá en el pago de todas o una parte sustancial de todas sus obligaciones a medida que vayan venciendo".

Ver además: El Financial Times advierte sobre la posibilidad de otro "default soberano"

Este tipo de calificaciones se otorgan cuando el emisor ha incumplido selectivamente en una emisión o clase de obligaciones. Y desde la agencia destacaron: "Cuando los nuevos términos (la reperfilación de la que habla el Gobierno) se conozcan, el ?default' podría ser subsanado".

Ya en 2014 Argentina tuvo parte de su deuda pública en "default selectivo", porque no le pagaba a tenedores de la deuda pública que le ganaron un litigio al país en los tribunales de Estados Unidos. Por su parte, el Gobierno argentino anunció que mandará una ley al Congreso para "reperfilar" la deuda argentina.

El reperfilamiento de Lacunza obró el milagro