Bolsonaro anuncia cumbre amazónica en Colombia - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 28 Ago 2019 23 días atrás

 El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, minimizó hoy las ofertas de ayuda internacional contra los incendios en la Amazonia al afirmar que "Brasil no tiene precio" y anunció una reunión para el 6 de setiembre en Leticia, Colombia, de todos los países amazónicos, menos Venezuela.

Tras recibir al presidente chileno, Sebastián Piñera, Bolsonaro fue el encargado de anunciar la cumbre presidencial de los países de los países de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OCTA) en Leticia, ciudad colombiana de la Triple Frontera con Perú y Brasil.

"Nos reuniremos con esos presidentes, excepto el de Venezuela, para discutir una política única nuestra de preservación del medio ambiente así como la exploración de (una) forma sustentable de nuestra región", dijo Bolsonaro, que defiende el cese de las reservas indígenas para permitir la actividad económica como la minería.

Por esta política, unas 700 comunidades indígenas del estado de Amazonas, el más grande del país, repudiaron al presidente y su política hacia la región.

La reunión en Colombia debe buscar respuestas regionales en opinión de Bolsonaro sobre "defensa de la soberanía de cada país que tiene una parte de la selva amazónica".

Brasil posee el 60% y forman parte de la OTCA Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, aunque esta última no fue invitada.

Francia tiene una porción de la selva amazónica con su territorio de ultramar Guyana Francesa, pero tampoco fue invitado.

Con Piñera, Bolsonaro firmó un entendimiento de defensa del medio ambiente y defensa de los pueblos indígenas, sobre todo porque Santiago será la sede de la reunión del comité de cambio climático de la ONU en noviembre (COP-25).

El ministro del área, Ricardo Salles, no participó porque anoche fue internado en el hospital militar de Brasilia por un "malestar", según la escueta información oficial.

El aumento de las quemas en los pastizales para la actividad agropecuaria y los incendios intencionales en reservas indígenas y áreas protegidas en Brasil provocaron un inédito enfrentamiento entre Brasil y Francia, con el presidente Bolsonaro y Emmanuel Macron como protagonistas.

Piñera explicó que el ofreció 4 aviones para combatir los incendios forestales pero que cada país es soberano de aceptar o no la ayuda, en alusión a la negativa de Bolsonaro a recibir 20 millones de dólares ofrecido por Macron por parte del G-7, grupo de los siete país más ricos del mundo.

Tras aceptar 10 millones de libras de ayuda de Gran Bretaña, Bolsonaro volvió a hablar sobre la oferta del G-7 liderada por Macron: "Parece que nuestro precio son 20 millones de dólares, (pero) Brasil no tiene precio, 20 millones o 20 trillones es lo mismo. Podemos aceptar ayuda en forma bilateral hasta porque en el futuro podremos ayudar a otros".

Macron reaccionó cuando Bolsonaro acusó a las ONG de haber incendiado la selva brasileña y lo llamó "mentiroso", tras las amenazar con que podría salir del acuerdo UE-Mercosur.

"Macron ofendió al presidente electo democráticamente y después relativizó la soberanía amazónica. Esto despertó el sentimiento patriótico del brasileño y de otros países amazónicos", dijo Bolsonaro, que calificó a al presidente francés de "izquierda" y a el de "centroderecha".

"Es de izquierda por cuestión de comportamiento", subrayó el ex capitán procesado por apología de la violación ante las preguntas acaloradas de los periodistas, con Piñera, de la derecha chilena, a su lado.

Hoy Bolsonaro retiró de su Facebook un comentario que tensó las relaciones al reírse supuestamente de la apariencia de la primera dama francesa, Brigitte Macron.

Por su parte, la escasa información oficial sobre el combate a los incendios hoy tuvo una relevante ya que agentes de la policía federal detectaron que delincuentes incendiaron la reserva indígena de 219.000 hectáreas Areoes, donde vive la etnia Xavante en el norte del estado de Mato Grosso, centro-oeste de Brasil.