Lucrecia Martel plantará a Polanski en Venecia por violador - La Trenza - Mendoza Post
Miércoles 28 Ago 2019 24 días atrás

La presidenta del jurado de la sección oficial de La Mostra, del Festival de cine de Venecia, la directora y guionista argentina Lucrecia Martel, anunció en la rueda de prensa inaugural del festival esta mañana que no asistirá a la gala de presentación de la película de Roman Polanski, J'accuse (El oficial y el espía) , en solidaridad con la víctima de su violación.

En plena conferencia de prensa sorprendió con la respuesta a una pregunta que podría incomodar a cualquiera: "¿Va a poder juzgar el filme de Roman Polanski en el concurso sin que sus comportamientos afecten a su valoración?".

Lucrecia Martel, Festival de Venecia.

"Yo no separo al hombre de la obra", contestó rotunda y siguió: "La presencia de Polanski [en el programa del festival] me resultó muy incómoda. Hice una pequeña investigación, con Internet, y consultando a escritoras que han tratado estos temas. Y vi que la víctima dio este caso por cerrado, no negando los hechos sino considerando que el señor Polanski había cumplido con lo que la familia y ella habían pedido".

"No puedo ponerme por encima de las cuestiones judiciales. Pero sí puedo solidarizarme con la víctima", afirmó.

"No voy a asistir a la proyección de gala del señor Polanski porque yo represento a muchas mujeres que en Argentina luchan por cuestiones como esta, y no querría levantarme para aplaudirle. Pero me parece acertado que su película esté en el festival, que haya diálogo y se debatan estos asuntos", reconoció.

La directora fue consultada sobre otros tres casos en los que Polanski ha sido denunciado por violación, a lo que ella respondió: "Acepté esta presidencia del jurado no por estar en Venecia con ustedes, ya que estaría mejor en mi casa, sino porque es un lugar político y este debate es muy importante en este festival. También por la obra de Polanski, que creo que merece una oportunidad, por las reflexiones sobre la humanidad que incluyen sus películas".

Y resaltó: "Es muy difícil para mí interiorizar cuán lejos han ido los otros casos, vivo a diario en Argentina situaciones donde es muy complicado discernir hasta dónde ir contra gente que cometió algo así y fue juzgada, o cuya víctima se siente resarcida. ¿Qué vamos a hacer nosotros?".

Roman Polanski y su propia esposa, Emmanuelle Seigner.

Es difícil que Polanski asista en vivo a la presentación de su película en Venecia, dado el riesgo de su captura y entrega a Estados Unidos al estar vigente la orden de búsqueda de las autoridades de aquel país y en vista de los acuerdos de extradición entre Washington y Roma. Más probable es su participación por videoconferencia en la rueda de prensa que protagonizarán los actores de su largometraje, Jean Dujardin, Louis Garrell y su propia esposa, Emmanuelle Seigner.

El caso de violación

Polanski fue acusado en 1977 de violar a una adolescente de 13 años, Samantha Geimer. Admitió haber mantenido una relación ilícita pero alegó que fue consentida. Fue arrestado en marzo pero salió en prisión condicional tras pagar una fianza de 2.500 dólares. Al filtrarse que la condena llegaría a 50 años de cárcel, y antes de que saliera la sentencia, el 1 de febrero de 1978 Polanski huyó del país. La justicia dictó orden de búsqueda y captura contra él, por lo que es prófugo desde entonces y no puede pisar suelo estadounidense.