Por qué es tan acertada la decisión de Gimnasia de no moverse de su cancha - Mendoza Post
Martes 27 Ago 2019Martes, 27/08/19 atrás
porEmanuel Tristán
Editor de Deportes

 Gimnasia y Esgrima mudó la localía al estadio Malvinas Argentinas durante algunas horas. Luego, desde el Lobo recapacitaron y finalmente confirmaron que el duelo ante Quilmes se disputará en el estadio Víctor Antonio Legrotaglie.

La decisión, celebrada en las redes sociales por los hinchas, terminó siendo extremadamente acertada. A contrapartida, mudarse al Mundialista hubiese sido lo contrario. Pero vamos por parte.

¿Por qué se contempló la mudanza?

Hace un mes, el fuerte viento Zonda que azotó a la provincia de Mendoza arrancó y derribó por completo las cabinas de transmisión de la cancha del Blanquinegro. Las pérdidas en la zona de prensa fueron totales.

El Zonda hizo estragos en la zona de prensa.

A partir de ahí, el club comenzó la reconstrucción del sector destinado a los periodistas, aunque los cortos tiempos no ayudaron. Para el debut en la Primera Nacional no se terminaron las obras y algún sector de la prensa cuestionó duramente las condiciones en las que trabajaron, sobre todo porque justo ese domingo hizo mucho frío en Parque General San Martín.

El Lobo recibe a Quilmes el próximo lunes a las 21.05. El partido será televisado por TyC Sports.

Ahora contra el Cervecero (el próximo lunes a las 21.05) las cabinas no estarán terminadas y para brindar las comodidades necesarias a los comunicadores, desde el Mensana dispusieron cambiar la localía al Malvinas Argentinas. En tal decisión influyó que el encuentro será televisado por TyC Sports y esos equipos de transmisión requieren un mayor resguardo ante cualquier contingencia climática.

Ningún hincha de Mendoza quiere jugar en el Malvinas Argentinas. Los del Lobo no son la excepción.

¿Por qué es acertado quedarse en casa?

Primero, porque la mudanza había caído muy mal en los hinchas de Gimnasia. Además, de local el Lobo no está logrando convocatorias importantes y eso trasladado al Malvinas Argentinas hubiera dado una imagen lejos de lo ideal, sin dejar de mencionar que muchos simpatizantes hubieran optado por no ir a la cancha por dicha causa.

Segundo, porque deportivamente hablando el equipo de Diego Pozo pierde competitividad y sentido de pertenencia jugando en un estadio grande, frío y sin ese calor popular que tiene el Víctor Antonio Legrotaglie.

Gimnasia al final no se muda y el partido se jugará en el Teatro de los Sueños.

Tercero, porque los periodistas que usan las cabinas son un porcentaje mínimo de los que habitualmente van a cubrir al Lobo. En ese sentido, la mayoría de los comunicadores observa los partidos en los pupitres, sin ningún tipo de protección.

Cuarto, porque la ausencia de cabinas no fue una disposición del club, sino que fue un accidente climático, una eventualidad no deseada por lo cual la institución de calle Lencinas viene trabajando a fin de solucionar el inconveniente.

Si bien la prensa difunde las actividades del Blanquinegro, el club es de los socios, y a primera vista no era justo que ellos y los hinchas en general pagaran tan caro el precio por ocho o diez periodistas que por una vez (o dos veces) no iban a tener cabinas de transmisión.

Conclusión

La localía no se negocia y Gimnasia, tras pensarlo dos veces, lo entendió. Por eso, felicitaciones Lobo.

Gimnasia viene de un notable triunfo ante Almagro en Buenos Aires.