Voto 19: Por qué hay que reformar la Legislatura - Mendoza Post
Martes 27 Ago 2019Martes, 27/08/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

El candidato a gobernador por Cambia Mendoza, Rodolfo Suarez ha dicho que dos cámaras legislativas no son necesarias, porque no se cumple con el principio de representatividad territorial y eso hace que se dupliquen funciones y el gasto público.

"No funcionan como cámaras revisoras una de otra (Diputados y Senado) porque responden a una lógica partidaria, no es como el Senado Nacional que representan a las provincias", remarcó el actual intendente de Capital al Post.

La expresión del postulante oficialista para tomar la posta de Alfredo Cornejo generó un revulsivo, que ya ha sido planteado en otras oportunidades con otros intentos reformadores de la Constitución Provincial (CP).

Suarez logró instalar la discusión pública sobre la función de los legisladores en Mendoza.

Vamos a los archivos

Pasando en limpio, nuestra centenaria Carta Magna contempla la bicameralidad, integrando a ambos cuerpos legislativos  por representantes según los segmentos etarios. Veamos:

Para ser senador de la Provincia hace falta tener 30 años de edad cómo mínimo. En cambio para ser diputado sólo basta haber llegado a la mayoría de edad legal, es decir 18 años de edad. Es decir se prioriza el criterio griego de la representatividad del pueblo que señala que la sabiduría está en los mayores.

Una de las sesiones del Senado de Mendoza.

A partir de ese concepto las leyes sancionadas por los "jóvenes" diputados serán revisadas por los "sabios" senadores.

El "hallazgo legal"

Nuestra Legislatura está compuesta por dos cámaras con representantes elegidos de acuerdo a las secciones electorales.

Y aquí "encontramos" una clave. Estos territorios fueron definidos por el gobernador de facto Eliseo Vidart Villanueva, quien firmó un decreto el 27 de julio de 1983 donde fijó esta división electoral de acuerdo a un criterio arbitrario en la apariencia.

Es el decreto dictatorial, con vigor de ley (y aún vigente), que le concedía la Junta Militar al mandatario provincial designado de prepo. Así se gobernó el país y la provincia entre 1976 y 1983.

Votamos legisladores según un decreto de la dictadura

Dice la denominada "ley" 4840 provincial que reformó la actual ley provincial 2551 sancionada el 30 de marzo de 1959.

"Artículo 15 - Modifícase el artículo 95 de la Ley Nº 2551 (Régimen Electoral de la Provincia), el que quedará redactado como sigue:

"Art.95 - Divídese la Provincia en cuatro secciones electorales distribuidas en la siguiente forma:

"Primera Sección: Capital, Guaymallen, Las Heras y Lavalle que elegirán dieciséis (16) diputados y doce (12) Senadores.

"Segunda Sección: San Martín, Maipú, Rivadavia, Junín, Santa Rosa y La Paz que elegirán doce (12) Diputados y Diez (10) Senadores.

"Tercera Sección: Godoy Cruz, Luján, Tunuyán, San Carlos y Tupungato que elegirán Diez (10) Diputados y Ocho (8) Senadores.

"Cuarta Sección: San Rafael, General Alvear y Malargüe que elegirán Diez (10) Diputados y Ocho (8) Senadores".

Análisis

Tiene razón Suarez al definir que ambas cámaras tienen el mismo criterio de representación, y en distintas oportunidades a lo largo de estos 36 años de ejercicio democrático se han presentado por lo menos dos proyectos para reformular lo que el intendente de Capital critica.

La verdad es que no ha habido voluntad política para modificar esto y ha terminado perjudicando los reclamos de los municipios.

Leé además: Suarez y la unicameralidad

Los constituyentes que reformaron la Constitución Nacional en 1994 tuvieron en cuenta la representación de las provincias en el Senado de la Nación asignando por cada estado provincial tres bancas en representación de los gobiernos provinciales. 

Los actuales senadores nacionales por Mendoza son los radicales Julio Cobos y Pamela Versay y la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (también candidata a gobernadora del peronismo) 

Fernández Sagasti junto a Suarez. La candidata a gobernadora y senadora nacional también contempla la reforma de la Legislatura.

Desde 1983 hubo distintos planteos territoriales de los municipios, sobre todo los menos poblados, que no logran hacerse escuchar en el parlamento mendocino.

Por eso el candidato a vicegobernador peronista Jorge Tanús rechaza parcialmente la propuesta de Suarez, porque defiende la bicameralidad que asegura la revisión de las normas para ser sancionadas. Pero el mismo justicialista que ha sido 8 años presidente de la Cámara de Diputados admite que la forma de elegir y las mismas secciones electorales deben ser reformadas.

Tanús fue 8 años presidente de la Cámara de Diputados de Mendoza.

"Debe haber una real representación de los departamentos en el Senado. Los mendocinos deberían poder elegir esos representantes que defiendan los intereses de cada municipio", remarcó Tanús.

La conformación de las secciones electorales es también totalmente observable ya que no hay razón evidente que la justifique desde el punto de vista territorial y poblacional. Por ejemplo: ¿qué tienen que ver entre sí departamentos tan disímiles como Godoy Cruz con Tupungato, San Carlos o Tunuyán que junto a Luján conforman la Tercera Sección electoral?

Alfredo Puebla el secretario de la Junta Electoral provincial.

Alfredo Puebla, secretario de la Junta Electoral de Mendoza analiza que, en verdad, Godoy Cruz, Maipú y Luján deberían ser anexadas a la Primera Sección coincidente con el Gran Mendoza y Lavalle debería ser sumado a la Segunda Sección con los departamentos con características similares como lo son La Paz, Santa Rosa, Rivadavia, Junín y San Martín.

Protectora y el FIT

Por otro lado las demás fuerzas políticas tienen posiciones disímiles en cuanto al desafío de Suarez de analizar la eliminación de una cámara legislativa, dentro de una posible reforma integral del Constitución de Mendoza.

El diputado provincial Mario Vadillo quien es candidato a vicegobernador por Protectora secundando a José Luis Ramón nos mandó a consultar la propuesta de reforma íntegra de la CP presentada hace un año. Allí se prevé también la unicameralidad que impulsa el radical Suarez.

El diputado Mario Vadillo de Protectora.

Aunque a los "protectores" no los impulsa el ahorro presupuestario, los motiva "la necesidad de sancionar leyes con más agilidad para que las normas sean útiles en los tiempos requeridos para que los proyectos no duerman entre las cámaras legislativas".

Para el FIT es más conceptual y lo expresó la candidata a gobernadora Noelia Barbeito hace una semana en el debate concretado en la Universidad Maza.

Barbeito reclama una asamblea "constituyente y soberana".

"Nosotros queremos una constituyente que discuta los problema profundos que padece el pueblo trabajador, no una reforma cosmética para repartir nuevos privilegios para la casta política y la administración capitalista como ocurrió en el '94. Desde el FIT estamos por la disolución del senado y la elección de diputados en forma directa por parte de los ciudadanos, en una Constituyente realmente soberana", ratificó la candidata izquierdista.

Qué queda en la zaranda

Agitando el cedazo en este repaso podemos concluir que los mendocinos no sabemos a quién votamos y por qué votamos a nuestros representantes en la Legislatura. Será por eso que el poder del Estado más vapuleado por la opinión pública es el legislativo.

También queda claro que votamos de acuerdo a un decreto de la última dictadura y que no ha habido voluntad política de modificarlo.

La clásica fachada de la Casona legislativa.

Quizá por eso tenga resonancia la propuesta de Suarez de eliminar una cámara para dar un gesto de austeridad, y que su compañero de fórmula, el actual intendente de Junín, Mario Abed intuya con olfato de experimentado gestor que "tiene que haber voluntad y acuerdo político para cambiar esta situación".

La verdad que es una anomalía del sistema republicano aplicado en Mendoza, producto de admitir decreto dictatorial como si fuera una norma democrática.