Nannis: "Caniggia me hizo perder un embarazo por un paquete de cocaína" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 26 Ago 2019 25 días atrás

Entrevistada por Susana Giménez, Mariana Nannis realizó fuertes declaraciones sobre su relación con Claudio Paul Caniggia, quien, según su testimonio, es violento y adicto a la cocaína.

El momento más dramático de la charla tuvo lugar cuando la mediática se refirió al embarazo que perdió por haber sufrido una de sus agresiones.

A ese respecto, Nannis dijo que estaba embarazada de dos meses y medio cuando, una noche en Marbella, Caniggia quiso volver a su casa. "Le pregunté si tenía algo y le dije que me mostrara los bolsillos. Que esa casa debía respetarla y que si estaba drogado que se fuera porque tenía tres hijos menores y dos señoras trabajando en mi casa. Él se enojó y me empujó contra un auto. Estaba muy nervioso. Le dije: 'Si te querés drogar, te vas a un puticlub'. Y entonces se fue, esa noche no durmió en mi casa", comenzó con su relato.

Nannis estuvo con Susana

"Ese día se fue y yo me quedé en mi casa con mis hijos. Al día siguiente vino mi masajista y de repente, mientras me hacía el masaje, empecé a sentir las piernas calientes. Cuando me miro estaba llena de sangre y agarré papel higiénico porque tenía una hemorragia. Agarré a Charlotte y nos fuimos a la clínica USP, porque era sábado y mi ginecólogo no atendía. Cuando llegué a la clínica me hicieron esperar, tuve que ir al cuarto piso, me hicieron una ecografía y cuando el médico me vio me dijo que me fuera a mi casa a hacer reposo y volviera el lunes porque me tenía que hacer un legrado (raspaje)", recordó.

Y dijo: "Tenía un marido tirado en un puticlub, drogado, yo no podía irme a tirar a una cama y que me pase algo y que mis hijos se queden solos. Lo llamaba por teléfono y no me contestaba. Yo no entendía nada. Me fui a un bar, me pedí una gaseosa y me comí medio sándwich. Yo tenía que resolver eso".

"Llamé a mi ginecólogo, que me mandó a una clínica de Málaga. Fui con Mauricio (un amigo suyo) y Charlotte. Ahí firmé todos los papeles, le pedí a mi abuelo que me proteja... Como había comido, me hicieron un aspirado sin anestesia, que no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Estuve 40 días tirada en una cama, y en 40 días no vino a verme. Después de aguantar tantas cosas, me parece que estoy muy mal parada, y él está haciendo cosas que no las tendría que hacer un marido", aseguró.

"Hoy tendría un hijo de 12 años. Él mató a mi hijo por un paquete de cocaína. Le importó nada que esté embarazada de dos meses y medio. Él mató a mi bebé, porque si no hoy tendría un hijo. Y para mí un hijo es un tesoro", concluyó.