Crónicas del Subsuelo: Se extingue - Mendoza Post
Lunes 26 Ago 2019 21 días atrás
porMarcelo Padilla

Segundo semestre del tercer año de gobierno, "todo sube menos la lepra", me dijo un amigo por guasap hace unos días cuando le pregunté cómo veía la situación del país en la coyuntura y, luego de unas volteretas teóricas, de encaje y bien emperifolladas que ni él se entendía, o al menos no podía darse a entender, remató con esa frase, y yo me largué a las carcajadas en medio de la polvareda que dejó el micro cuando frenó en la parada de tierra, donde no cae una gota desde mayo. Incendios sí, penurias, malas noticias, hartazgo social y depre; ellos salen a la calle tomando el piso y marcándonos el territorio, el tipo se da el lujo de aparecer en el balcón, osea.

El mismo amigo de la frase del inicio me mandó la foto, era una selfie de Macri y Awada en el balcón de la rosada con "el pueblo de fondo", tomándose fotos de sí a través de la selfie del presidente. Una mojada de oreja. Ese amigo, el Claudio, me mandó la foto, bah, la mandó al grupo y dijo: "la foto que nunca se sacó perón", y nosotros depre, mirando selfies o sacándolas, para mirarnos. Decí que el malhumor de la plebe se contagió de la clase media que ahora sí chilla y se le anima al voto de rechazo a las políticas que la han empobrecido. Un buen rollo sería que ahora nos las quieran vender por el lado de que salieron a las calles en un operativo clamor popular y eso cale hondo hasta el punto de... etcétera, etcétera. Resulta que nosotros no salimos a las calles, y ellos sí, que ahora las marchas no son un problema porque se hacen un sábado. Marchar un sábado es justamente una traición de clase toda vez que el sábado es una conquista del movimiento obrero, porque antes los trabajadores y trabajadoras laboraban también los sábados, pero eso es historia vieja y también historia nueva, el tema es que ellos marchan los sábados y nosotros marchamos cuando se trabaja, de lunes a viernes. Marchas de clase.

Otra del mismo tono es la de los debates de candidates en la provincia. Ya se han hecho varios, no tanto pero varios y ninguno en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, se supone "la casa de estudios" de esos temas que nos debieran interesar a todos y todas: la democracia, la pobreza, los derechos humanos, el feminismo y la política. En definitiva hay más debates y discusiones de tópicos específicos que ninguno se le anima en esa facultad, se supone, reitero, dedicada al estudio de lo político, en definitiva, maestrías y algo más. Le falta tiempo. A las instituciones les falta tiempo y otra concepción del tiempo, al menos falta poner en discusión eso, la concepción del tiempo. Para no llegar tarde nomás a la calle y toparse con precios esenciales y productos cuidados. Todo sube, hasta la presión. Y las gripes, los hondos malestares, el humo de la selva. Por desposesión o por abandono, casi sinónimos, se extingue.