La UNCuyo igualitaria - La Trenza - Mendoza Post
Domingo 25 Ago 2019 27 días atrás
porConstanza Terranova
Periodista

 La paridad no es un concepto nuevo, pero sí rehuido, pues aspira a que varones, mujeres y disidencias tengan igualdad de oportunidades, representación y poder. Los pasos para lograr subir un escalón en la interminable escalera de la igualdad, son muchos y las universidades parecen ser uno de los lugares más estratégicos para comenzar.

Por eso la UNCuyo, se reunió en Asamblea y votó a favor de la paridad. A partir de ahora las mujeres representarán el 50% (o más) de las listas para cargos electivos colegiados (Consejos) y ejecutivos (Rectorado y Decanatos). 

Esto significa un cambio cultural y simbólico dentro de la institución que forma a la mayoría de los profesionales de Mendoza. Al respecto, Jennifer Gil, encargada del proyecto de paridad comentó que:

"La paridad tendrá un impacto cultural y político en las dinámicas de poder en las relaciones en la Universidad. Este proyecto promueve los derechos de las mujeres".

Paridad, inclusión y perspectiva de género:

Para entender claramente porqué una universidad debería incorporar la paridad, Inés Tula, especialista en paridad, integrante del espacio Ojo Paritario y asesora de la Ley Nacional Nº 27. 412 de Paridad de Género, explicó que no se puede esperar que la paridad se de forma orgánica. "Después de 25 años con leyes de cuotas para los partidos políticos, siempre se respeto el piso del 30% y nunca se incorporaron más mujeres de lo que la ley les exigía".

Con esto en mente, Gil comenta que el proyecto, que ganó por un 88,40% de los votos de los y las asambleístas, "tiene en cuenta que el 60% de la matrícula estudiantil y el 54% del personal docente, son mujeres. Queríamos que ese porcentaje esté representado. También está contemplado que se puedan presentar personas trans y con diferentes identidades en las listas".

¿En contra o a favor de la igualdad?

A pesar de que la paridad en cargos colegiados electivos fue aprobada por una mayoría de 88, 40%, hubo un 21, 60% de votos negativos. Quienes opusieron resistencia, fueron mayormente integrantes de las Facultades de Ingeniería, Filosofía y Letras y Ciencias Agrarias. Los argumentos, ya débiles y refutados, que se escucharon tocaban tópicos como la "capacidad" como garantía para quien deseará presentarse y que no había limites legales al respecto de las candidaturas de mujeres.

Sin embargo, la coherencia prevaleció y algunas intervenciones dejaron claras las razones obvias por lo cual la paridad debería ser aprobada.  Claudia García, Decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, mientras apuntaba a una mesa académica compuesta por cuatro varones dejó en claro que la paridad no se ha dado, ni se dará orgánicamente. 

De izquierda a derecha: el Vicerrector Jorge Barón, el Rector, Daniel Pizzi y el Secretario de Asuntos Legales, Victor Ibañez. Integrantes de la mesa académica. 

En tanto que con el 78,03% de los votos quedó aprobada la paridad en los binomios de gobiernos, que permitirá que las fórmulas que se postulen a ocupar los cargos de rectorado y decanatos respeten el principio de paridad de género y estén integradas al menos por una mujer.