El "día después" de la Argentina subsidiada - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 20 Ago 2019Martes, 20/08/19 atrás

Luego de la derrota de Mauricio Macri en las primarias ante Alberto Fernández, el gobierno decidió lanzar un plan de medidas económicas tendientes a impulsar el consumo poniendo plata en el bolsillo de la gente y a buscar amortiguar los efectos de la devaluación de cerca de 20% del peso, que inevitablemente se trasladó a los precios.

Hasta ahí, todo bien, la cuestión es que las medidas no son permanentes, sino que tienen vencimiento en los meses en que el presidente concluiría su mandato.

Cuando llegue ese momento, en el "día después" de la Argentina subsidiada, todo volverá a la misma situación que antes del anuncio de las medidas. En ese contexto, diario Ámbito Financiero hizo un "punteo" de cuáles serán los tópicos que tienen fecha de vencimiento.

La quita del IVA a los alimentos es una de las medidas

Alimentos sin IVA

Uno de los puntos más sensibles es el de los alimentos. El Gobierno eliminó hasta fin de año el IVA a varios productos de la canasta básica. Estos son: aceite mezcla, girasol y maíz; arroz; azucar; huevos; harina de maíz y trigo; conservas de frutas, hortalizas y legumbres; pan; leche fluida entera y descremada; pan rallado y rebozador; pastas secas; yerba mate, té y mate cocido; y yogur entero y descremado.

En algunos casos tributan 21% y en otro 10,5%. Pero bajar el IVA a esos productos no implica linealmente que bajarán en igual porcentaje los precios. Y, de hecho, con el traslado de la devaluación algunos no tendrán cambios en lo que pagan los consumidores.

Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) establece que al comprar un alimento gravado con 10,5% de IVA (pan, harina de trigo, hortalizas y legumbres) el tributo representa un 9,5% del precio final del producto. Y en el caso de los artículos que tributan 21% de IVA el traslado al costo final de góndola representa un 17,4%. Esto quiere decir que apenas si alcanzaría a darle efecto neutro a la suba del dólar. Y de no haber otro cambio los precios, irremediablemente, seguirán el camino inflacionario incluso antes de que venza el plan.

Ahora 12, también en el foco de la cuestión

Precios esenciales y Ahora 12

Aunque no son parte del reciente paquete de medidas, hasta octubre rige el programa Precios Esenciales, por el cual hay -o mejor dicho debería haber- 64 productos de necesidad básica con costos menores a otros similares. Sin embargo, esos alimentos escasean en las góndolas.

En tanto, hasta el 31 de diciembre continúa el plan Ahora 12 que rige todos los días de la semana para realizar compras en 3, 6, 12 y 18 cuotas en comercios adheridos. El programa ampliado incluye indumentaria, electro, muebles, motos, y materiales de construcción, entre otros rubros.

Créditos hipotecarios UVA

Otras de las medidas tomadas por el Gobierno fue el congelamiento de las cuotas de créditos hipotecarios que indexan por UVA hasta diciembre. Pero tiene varios matices preocupantes para los deudores. En primer lugar, porque solo alcanza a los pagos de los próximos 4 meses y no el capital, por lo que con el impacto de la inflación en el cálculo desde enero tendrán un salto fuerte en la cuota.

Además, es para quienes hayan adquirido su vivienda través del ProCreAr y para aquellos que compraron sus viviendas únicas por menos de 140.000 UVA. Los tomadores de crédito advierten que con esos requisitos quedan miles de familias excluidas.

Los créditos UVA preocupan a sus tomadores

Tarifas y combustibles

También fuera del reciente plan está el freno a los incrementos de tarifas de los servicios públicos, pero solo por este año. La decisión fue tomada en abril, luego de que el INDEC informó que el mes anterior la inflación había tenido un pico de 4,7%.

Ese congelamiento de tarifas incluyó desactivar el aumento de la energía eléctrica, postergar el del gas, no volver a incrementar los precios del transporte público en lo que restaba del año, ni de los peajes de jurisdicción nacional.

Vinculado al rubro tarifas, pero transversal a todos los demás, el Gobierno decidió vía DNU congelar el precio de las naftas por 90 días, que se cumplirán a mediados de noviembre. La decisión se tomó pese al rechazo de las empresas petroleras.

Ganancias, bonos y aportes personales

En el mensaje que Macri grabó y difundió tres días después de la derrota electoral, informó un aumento del 20% del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias. Esa medida sí es permanente e implica una mejora en lo que perciben los trabajadores registrados de unos $2.000 por mes. Además, recibirán devoluciones por lo pagado en el año.

También notificó que los empleados en blanco tendrán la devolución de lo que se les descuenta por aportes personales durante los próximos dos meses, con un tope de $2.000. Los autónomos recibirán una reducción del 50% en los anticipos que deben pagar el resto del año. En tanto que, para trabajadores informales y desempleados, habrá dos pagos extras de la Asignación Universal por Hijo (AUH) de $1.000 mensuales en septiembre y en octubre.

En esta misma línea, el Gobierno dispuso que los empleados de la administración pública, las fuerzas armadas y las de seguridad reciban a fin de este mes un bono por única vez de $5.000.

Asimismo, los monotributistas no pagarán el componente impositivo de su cuota en el mes de septiembre. Según el Ejecutivo esto implica en promedio unos $1.000 por persona o unos $4.000 para las categorías más altas.

Plan de ahorro para autos

Por último, el Gobierno dispuso que las entidades administradoras de planes de ahorro para autos podrán ofrecer hasta fin de año un diferimiento no menor al 20% de las cuotas. La medida alcanzará a aquellos suscriptores que vieron afectada su capacidad de pago y que no deban más de tres cuotas.

El recupero de este diferimiento se realizará en las cuotas del año próximo y en un plazo no inferior a doce meses. También se suspenderá el cobro de los intereses punitorios de los pagos fuera de término hasta el 30 de junio de 2020.