Faltan lugares para amamantar en Mendoza - La Trenza - Mendoza Post
Viernes 9 Ago 2019Viernes, 09/08/19 atrás
porRomina Quiroga
Periodista

Desde 2015, gracias a la Ley 26.873 de Promoción y Concientización Pública sobre la Lactancia Materna, la lactancia es una cuestión de salud pública y cada año, en la primera semana de agosto se celebra la semana de la lactancia materna.

El propósito principal de la norma es generar conciencia sobre la importancia de amamantar y de las prácticas óptimas de nutrición segura para bebés y niños hasta los dos años. Para ello, promueve y apoya la creación de centros de lactancia y bancos de leche materna.

En diálogo con La Trenza, Oscar Sagaz, Subsecretario de Salud, recalcó el rol de la lactancia materna y de los centros de lactancia: "son importantes para las mujeres que tienen que volver al trabajo, y se ven obligadas a acortar 0 terminar el periodo de lactancia".

Espacios amigos de la lactancia

Esta ley apoya en todo momento a la madre trabajadora en período de lactancia, especialmente al establecimiento de "Espacios Amigos de la Lactancia" en los lugares de trabajo como un área con privacidad. Este espacio debe estar dotado de las comodidades necesarias para que las mamás puedan extraerse leche y conservarla a la temperatura adecuada hasta su horario de salida.

" Para implementar un espacio amigo en lugares de trabajo, sólo hace falta voluntad"

En Mendoza funcionan 12 espacios amigos, seis privados y seis estatales.  Los espacios estatales funcionan en la Legislatura, Casa de Gobierno, Centro de Salud Nro 31 de Luján, Centro de Salud 199, municipalidad de Las Heras y el  hospital Raffo en Santa Rosa.     

Los lactarios privados corresponden a Osde, Ospecom, YPF ( uno en Luján y uno en Maipú), la Universidad Maza y la Facultad de Ciencias Médicas en la UNCUYO.

Pese a los esfuerzos por hacer cumplir la ley tanto en ámbitos privados como estatales, los espacios amigables aún son escasos. Son las empresas privadas las más reacias a crear ámbitos donde las empleadas puedan amamantar cómodamente y todavía enfrentan el problema de que la mayoría termina haciéndolo en el baño.

Ver también: En clave científica, la copa menstrual: ¿Sí o no?

Una encuesta nacional del año pasado realizada por la ONG Liga de la Leche Argentina, tuvo como eje la lactancia en el trabajo. La investigación determinó que el 80% de las mujeres que trabaja y amamanta lo tiene que hacer en el baño del lugar, sin las condiciones higiénicas necesarias para la práctica y la mayoría de las veces de pie. 

Un lactario en la UNCuyo

En el marco de las actividades por la semana mundial de la lactancia materna, en la Universidad Nacional de Cuyo, se presentó un proyecto que promueve la creación de nuevos lactarios.  

La Federación Universitaria de Cuyo, fue quien encabezó la propuesta, Camila Pessino -su vicepresidenta- resaltó la importancia y el avance en materia de género que significa. 

"El hecho de que haya lactarios, con todos los requisitos de moviliario y bomatológicos que significa poder conservar la leche, resuelve la situación de las mujeres que tienen que optar entre su tiempo como madres y su tiempo como trabajadoras o estudiantes", explicó.

Respaldado por Relaciones Institucionales y Bienestar Universitario, el proyecto plantea la existencia de lactarios en dependencias de la universidad, fundamentalmente el comedor universitario y el rectorado: "En el comedor podemos comenzar mucho más rápido porque cuenta con  ciertos requisitos edilicios que nos permiten instalar los lactarios".

Ver también: Episiotomía: Mutilaciones genitales silenciosas a embarazadas

"No solamente estamos teniendo en cuenta el derecho de las personas  a dar de lactar, sino fundamentalmente  el de la niñez al alimento y nutrición, porque la leche de fórmula es cara y no aporta la misma nutrición que la leche materna", concluye Pessino. 

El banco de leche

La ley también promueve la creación de bancos de leche humana y centros de recolección para donar a bebés prematuros. 

Mendoza cuenta con un único banco de leche humana y funciona en el hospital Lagomaggiore. Diariamente entre 22 y 23 mujeres, acuden al nosocomio para donar, ya sea porque su propio bebé internado necesita o para alimentar a otros en la misma situación. 

 "Los bancos de leche para los prematuros, gracias a las mamás donantes, salvan vidas y evitan patologías a futuro como la obesidad, diabetes, HTA y otras patologías crónicas no transmisibles", destaca al respecto Oscar Sagaz

Acudir al hospital no es la única alternativa para poder donar. Mendoza cuenta con un servicio especializado que recoge la leche en los domicilios de mujeres registradas para donar por mes, además de los centros recolectores con diferentes sedes.

Actualmente son once los centros de lactancia materna estatales que además funcionan como centros de recolección de leche humana a lo largo de toda la provincia. 

Poder donar es de lo más sencillo, basta con llamar al 5204611, para obtener asesoramiento y colaborar con los 35 litros semanales que se necesitan para alimentar a los recién nacidos prematuros.

En cuanto a los beneficios de amamantar para las mujeres, el subsecretario de salud, rescata que "también para las mamás es importante amamantar, porque evita el cáncer de mama y ovario y muchas infecciones relacionadas".