El Censo 2020 entró en conflicto con identidades disidentes - Mendoza Post
Sábado 17 Ago 2019Sábado, 17/08/19 atrás
porAna Paula Negri
Periodista

El año que viene se realizará en todo el país el Censo Nacional de Población 2020 que tiene como objetivo medir las características demográficas, sociales y económicas de toda la sociedad y se realiza cada diez años pero un detalle no menor generó polémica.

El Censo 2020 tendrá solo dos casilleros para responder en la categoría "sexo": hombre o mujer. El formulario no contempla a las personas que no se sienten identificadas con ninguna de estas categorías y tampoco visibiliza la realidad de las personas transgénero que viven en condiciones específicas por su condición.

El último se hizo en 2010, cuando, vale recordar, en la Argentina no existía la Ley de Identidad de Género ni la de Matrimonio Igualitario. Es por eso que las categorías para responder a las preguntas no tienen en cuenta estas dos nuevas legislaciones relacionadas a los derechos humanos.

Según afirmó Facundo Biffi, titular de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), la encuesta nacional pautada para el año que viene seguirá considerando en el casillero de "sexo" dos posibilidades: hombre o mujer.

El argumento es que los parámetros para estas mediciones son de estándar internacional para poder sistematizarlas y cruzar los datos con resultados en otros países.

Esto entra en conflicto con la Ley de Identidad de Género que permite que las personas coloquen en su DNI su identidad de género autopercibida que es diferente al sexo.

Empecemos desde el principio:

La identidad de género es "la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido. También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales".

En cambio el sexo es biológico según los genitales con los que se nace que puede ser hombre o mujer (salvo el caso hermafrodita cuando decide el médico).

Daniel Di Giuseppe

En este sentido, el referente del INADI en Mendoza, Daniel Di Giuseppe, explicó que hasta el DNI argentino confunde los dos conceptos ya que si bien la categoría es "sexo", se define luego como masculino o femenino, lo que serían opciones más adecuadas para definir el género: "primero considera al género como algo estático y no dinámico y segundo se queda en el marco de lo binario".

Sin embargo, según la ley argentina, por ejemplo una mujer trans puede contestar simplemente "mujer" en el Censo. Aunque esto puede significar invisibilizar la realidad que viven las personas trans en nuestro país.

En Argentina se estima que las personas trans son de 7 a 10 mil. Más del 90% se encuentra por fuera del mercado laboral formal y vive en la probreza. La esperanza de vida para una persona trans es de 35 años promedio en la Argentina. El 95% ejerce la prostitución en situaciones de extrema marginación. Pero estos no son datos oficiales estatales, sino que surgen de diferentes ONG.

El DNI confunde sexo con género

En este sentido, Di Giuseppe consideró que "sería bueno contar con un dato exacto de cuántos ciudadanes trans viven en el país y en qué condiciones lo hacen pero si una persona trans quiere visibilizar su sexualidad depende de cada personas, no podemos obligar a hacerlo desde el Estado".

Luego explicó que agregar categorías como hombre trans o mujer trans sería un acto de discriminación porque no cumple con la ley de Identidad de Género, ya que "el Estado argentino no reconoce 'cis'* y 'trans' porque sería como decir 'mujer de primera' y 'mujer de segunda'".

Finalmente, opinó que lo óptimo sería reevaluar las encuestas e incluso el censo con perspectiva de género y diversidad así como de Derechos Humanos para relevar los datos. Para esto sería interesante convocar a una mesa de discusión con referentes de diferentes colectivos de la comunidad LGBT para definir las categorías.

(*) El prefijo "cis" significa "de este lado" mientras que "trans", "del otro lado". De modo que cisgénero hace referencia a quien se asume dentro del género que le fue asignado al nacer.