El paraíso perdido: Miami y el Caribe tienen arena marrón y agua podrida - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 5 Ago 2019Lunes, 05/08/19 atrás

El sargazo que enturbia el agua cristalina del Caribe, Miami y el Golfo de México será "la nueva norma", aseguran expertos, quienes dicen que habrá que acostumbrase a ese olor a podrido que viene de la tala de árboles del Amazonas.

El color turquesa ahora es marrón, acompañado por un olor a podrido que hace insoportable tener las ventanas abiertas en los hoteles con vista a las playas.

"El principal problema es el río Amazonas. El segundo, el calentamiento global. Mientras más caliente esté el agua, más se reproduce", dice Steve Leatherman, experto en medio ambiente de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Según los científicos, hacia 2011 aumentó la agricultura en la región brasileña del río Amazonas. Esto derivó en un mayor uso de fertilizantes, porque, para sembrar más, los cultivadores que deforestan la selva obtienen a cambio un suelo muy pobre de barro rojo.

Estos fertilizantes son arrastrados por las lluvias al río Amazonas y terminan vertiéndose en el océano Atlántico, donde fertilizan exageradamente a las algas. El resultado es que "hay 20, 30, 50 veces más, 100 veces más sargazo del que hubo nunca antes", dice Leatherman.

"Creemos que esto será la nueva norma y habrá que buscar soluciones", advierte el experto, también conocido como "Dr. Beach" (doctor Playa), mientras camina tristemente entre las algas que invaden Miami Beach.

La playa es desagradable para sentarse o bañarse. Los peces fallecen porque las algas absorben el oxígeno. Las tortugas no pueden anidar. Si lo logran, sus crías no alcanzan el mar. Y, cuando muere y cae al fondo del mar, el sargazo asfixia los corales.

Esto sin contar los daños económicos que produce a la pesca y el turismo, que aún no han sido cuantificados.

Punta Cana

En las Islas Vírgenes británicas el sargazo tiene dos metros de espesor. 

Punta Cana, una playa  turquesa en República Dominicana, está marrón. 

Barbados declaró emergencia nacional. México recurrió a su Marina Armada para remover el alga e intentar recuperar la belleza de Cancún.