¡Cuidado! Estos son los 5 "cuentos del tío" más comunes a jubilados - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 1 Ago 2019Jueves, 01/08/19 atrás

"El cuento del tío" es el nombre que se le da a un tipo de estafa en la que se aprovecha de la confianza de las personas gracias a la gran capacidad del estafador de actuar y contar una historia creíble. Generalmente, las víctimas más comunes son jubilados.

El nombre viene de la historia que cuenta el estafador de que ha recibido una abundante herencia de un tío lejano. El estafador pide dinero a su víctima para poder hacer un viaje, con la promesa de que se lo devolverá en una cantidad varias veces superior al monto prestado. El estafador se va y nunca más aparece. 

Esta modalidad de engaño va "mutando" año tras año con nuevos relatos por parte de los estafadores, para hacer su historia cada vez más creíble.

Estos son los cinco "cuento del tío" más comunes:

El falso empleado

Es la más común porque toma desprevenidas a sus víctimas, que confían en la palabra del malviviente.

Consiste en un hombre que se hace pasar por un empleado de algún servicio público (agua, gas o electricidad) y suele acudir a la casa de su víctima pretendiendo cobrar facturas del servicio.

Una variación es cuando estas personas ven una pérdida de agua en la vereda y se presentan como empleados de la firma, anunciando que van a reparar la falla, pero le piden al vecino que pague el costo de los materiales. Una vez que el vecino paga, desaparecen.

El enviado por un familiar

Las víctimas principales de esta modalidad son ancianos que tienen ahorrados una gran cantidad de dinero en su domicilio.

El estafador llega la casa de la víctima y le dice que un familiar lo envía a buscar sus ahorros, porque el dinero iba a salir de circulación y debía cambiarlo. 

Sin dudarlo, la confiada persona entrega el dinero.

El llamado telefónico "del banco"

Esta estafa empieza cuando la víctima recibe un llamado telefónico de un supuesto representante del banco donde la persona tiene una cuenta.

Con datos recabados previamente, el estafador hace creer a su víctima que el dinero que tiene ahorrado previamente en su casa está por salir de circulación y le ofrece como solución enviar "un representante de la entidad" a su domicilio.

Luego, la persona ve llegar a su casa una persona bien vestida que se presenta como agente del banco. Le entrega el dinero con la esperanza de ver regresar una nueva partida "ya cambiado", pero esto no ocurre nunca.

El abogado trucho

Un supuesto abogado contacta con la víctima para informarle que heredó una sustanciosa fortuna de un pariente muy lejano que ha muerto fuera de su país de origen en un aparatoso accidente. 

Además, le indica que, como heredero, tiene que pagar una cierta cantidad para que el dinero le sea transferido, y otro monto para los gastos de este supuesto letrado.

Si la víctima sospecha algo, el jurista asegura que no le importa si el fallecido es su pariente o no, ya que él sólo quiere entregar el dinero y cobrar por sus servicios, haciendo que la víctima termine cediendo. 

El falso secuestro/detenido

El estafador llama a su potencial víctima y se hace pasar por un familiar que está secuestrado, o bien, por un miembro de la fuerza pública que tiene un familiar retenido.

El estafador busca convencer a la víctima para que le de dinero bien sea por recargas de celular o por medio de un giro en una agencia de giros, con el fin de solucionar el problema. Después de lograr el objetivo, el estafador desaparece y el celular del que llamó generalmente lo deshabilitan.